Miércoles, 01 Diciembre 2021 13:46

Sin consenso, Alberto Fernández demora el pliego para la vacante en la Corte Suprema e incumple un decreto de Néstor Kirchner - Por Ignacio Ortelli

Escrito por

En Casa Rosada sostienen que la oposición ya avisó que no va a acompañar ninguna candidata que proponga el Ejecutivo y aseguran que “no hay apuro” para cubrir el lugar que dejó Highton de Nolasco. 

Sin consenso con la oposición, pero tampoco puertas adentro del Frente de Todos, Alberto Fernández demora el envío del pliego para reemplazar a Elena Highton de Nolasco en la Corte Suprema de Justicia. De esta manera, el Presidente incumple con el decreto 222/03 firmado por Néstor Kirchner a pocos días de asumir, que establece los plazos en los que el Poder Ejecutivo debe hacer su propuesta ante el Senado de la Nación. 

"Hay que trabajar mucho para lograr consenso antes de enviar el pliego. Cualquier nombre que se envíe en este contexto es para quemarlo", explican en el entorno presidencial, a sabiendas que el artículo 4 de la norma dictada por Kirchner fija "un plazo máximo de 30 días" para la publicación de los antecedentes del candidato impulsado para cubrir una vacante.

El 5 de octubre, Highton de Nolasco anunció su renuncia al Alto Tribunal a partir del 1 de noviembre, por lo que ese tiempo se cumplió este miércoles. "Es un decreto que fija un procedimiento, pero no se impone ningún castigo", desdramatiza ante Clarín una alta fuente de la secretaría Legal y Técnica, a cargo de Vilma Ibarra.

En cualquier caso, en el Gobierno admiten que se trata de una cuestión simbólica: además de Kirchner, el decreto simple llevó las firmas del propio Alberto F., en su rol de jefe de Gabinete, y de Gustavo Beliz, hoy secretario de Asuntos Estratégicos, quien fue el primer ministro de Justicia del gobierno K.

Cristina Kirchner cumplió a rajatabla con esa norma. En 2015, cuando Eugenio Raúl Zaffaroni dejó su cargo, propuso a Roberto Carlés. Luego, sin consenso en la oposición, que rechazó los antecedentes de un candidato que en el momento de su postulación tenía 33 años, la vicepresidenta decidió retirar ese pliego. Pero ante la renuncia de Carlos Fayt y a sólo 42 días de dejar el poder, propuso a Domingo Sesín y Eugenio Sarrabayrouse, Fue una movida por anticipado para cumplir con el decreto: Fayt permaneció en el cargo hasta el día siguiente a la asunción de Mauricio Macri.

Más allá de la imposición legal, tampoco hay urgencias en el oficialismo en cuanto a lo político. "No hay apuro, hay que analizarlo bien entre nosotros y después sondear a la oposición", aportó otro dirigente cercano al Presidente.

El consenso en la coalición todavía no se alcanzó. Tras la experiencia fallida por el pliego de Daniel Rafecas, impulsado por Alberto Fernández para la Procuración General de la Nación, pero cajoneado por Cristina incluso una vez que desde la oposición salieron a avalar su designación, en el Gobierno saben que no se puede dar pasos en falso. En consecuencia, para mantener cierta armonía interna en el FDT, la candidata no puede ser considerada exclusiva del Presidente, o de la vice ni tampoco del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Asimismo, con los puentes rotos con la oposición, especialmente en el Senado, donde a partir del recambio legislativo el oficialismo perderá la mayoría automática tras más de una década, el escenario luce más complicado. La posibilidad de juntar los dos tercios (48 senadores) requeriría la designación de un nombre que atraviese cualquier fuerza política.

En ese sentido, a la certeza de que el reemplazo de Highton será una mujer, en los últimos tiempos cobró fuerza la idea de que sea "feminista", algo que en el bloque del Frente de Todos en el Senado podría encontrar resistencia, sobre todo en legisladores "celestes". No es un dato menor: la Ley Nº 27.610, de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), generó grietas profundas grietas internas.

Por otro lado, en el Gobierno afirman que la idea es que cumpla con el requisito de que sea una candidata "federal". En la concepción del oficialismo, esto implica que salga de la lógica "porteño-céntrica".

Desde el Norte, propusieron a la vicegobernadora de La Rioja, Florencia López, quien en el marco de la Mesa Ejecutiva del Parlamento del NOA logró el apoyo de sus pares de Catamarca, Salta, Santiago del Estero, y Tucumán. También de Jujuy, lo que le da cierto plus: si bien fue respaldada por el vice Carlos Haquim, de identidad peronista, se trata de una provincia gobernada por el radical Gerardo Morales, de mucha influencia en el Senado.

Otro nombre que sonó en las últimas semanas es el de la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Tucumán, Claudia Sbdar. En especial, por su cercanía con el jefe de Gabinete, Juan Manzur. En la Casa Rosada dejaron correr su nombre, sobre todo cuando, en octubre, el Presidente y Manzur se mostraron en Tucumán con Sbdar y posaron para la foto.

Marisa Herrera, quien integró el consejo de expertos que asesoró al Presidente por la reforma judicial y llegó a mencionarse como posible reemplazante de Marcela Losardo en Justicia antes de la llegada de Martín Soria, es otro de los nombres que algunos impulsan. Pero esta vez parece no estar en carrera.

"Opciones hay varias", concluye una fuente bien informada de los asuntos judiciales del Frente de Todos, que lamenta que se incumpla con el decreto de Kirchner.

Ignacio Ortelli

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…