Viernes, 24 Diciembre 2021 15:59

Juntos por el Cambio no hace "chin-chin" por Navidad: todos sospechan de todos en el PRO y la UCR - Por Mariano Obarrio

Escrito por

Luego del fracaso parlamentario por la ley de Bienes Personales, debaten quién debe conducir el interbloque. Las sospechas de contactos secretos con el Gobierno nacional. 

Mientras el gobierno de Alberto Fernández se resignó a postergar hasta enero de 2022 la negociación por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la alianza Juntos por el Cambio entró en un conflicto permanente de pases de facturas de todos contra todos. Y en un estado de sospecha de algunos por supuestas traiciones de sus adversarios y pactos secretos con el Frente de Todos y con la Casa Rosada.

 

En este contexto, el frente opositor no podrá brindar esta Navidad en una noche de paz y de amor. El único “chin-chin” es el de los cristales rotos de la coalición que ganó las elecciones legislativas del 14 de noviembre y hoy está a la deriva.

Entre las bambalinas afloran las disputas. Según pudo saber A24.com de altas fuentes del radicalismo, el presidente de la UCR, Gerardo Morales, y el jefe del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, sospechan que existe contacto estrecho entre el senador Martín Lousteau, de UCR Evolución, y el presidente Alberto Fernández.

Participaría de ellos el histórico operador radical Enrique “Coti” Nosiglia, sostén político de Lousteau y del diputado Emiliano Yacobitti, del bloque UCR Evolución. Lousteau y Yacobitti niegan cualquier tipo de connivencia. El nexo de esas relaciones sería un diputado del Frente de Todos otrora radical y otro del peronismo porteño, cercano a Fernández.

Macri y Bullrich sospechan de la relación Larreta – Massa y otros conflictos

Desde las filas del ex presidente Mauricio Macri y de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, sospechan de Lousteau y de su alianza con el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con la distribución de cargos y cajas en la Ciudad. También recelan de la vieja amistad de Rodríguez Larreta con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que data de los años 90, y de la relación aceitada de éste con el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

Además, los intendentes bonaerenses de PRO están que trinan con la ex gobernadora y actual diputada María Eugenia Vidal que salió a enfrentarlos a ellos y a sus diputados por buscar la segunda reelección en 2023 contra la ley que ella había impulsado en 2016 junto a Sergio Massa cando era gobernadora.

Vidal comenzó a tomar distancia de Rodríguez Larreta y prepara su lanzamiento como candidata presidencial de 2023, por lo cual competiría con éste. Tras los resultados de estos en Ciudad y provincia, los intendentes toman distancia de éstos y miden a Patricia Bullrich.

Por otra parte, Rodríguez Larreta se negará a firmar el Pacto Fiscal que propondrá el lunes el presidente Alberto Fernández para habilitar el aumento de impuestos a los Ingresos Brutos y sellos y la creación del impuesto a la herencia para todas las provincias. En cambio, los gobernadores radicales, Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suarez (Mendoza), lo firmarán.

Negri evoca una frase de Máximo Kirchner sobre los acuerdos de Yacobitti

El aire se corta con cuchillo en la oposición. Negri se quejó entre diputados de su bloque de que el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, le dijo en una de las reuniones de discusión sobre la ley del Presupuesto, en la madrugada del viernes 17: “Ustedes tienen que hacerse cargo de las negociaciones que hace Yacobitti”.

Según averiguó luego, Yacobitti habría negociado el voto de abstención del bloque entero, que era impulsado por la Coalición Cívica, de Juan Manuel López, a cambio de partidas para la Universidad de Buenos Aires (UBA). Yacobitti es vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y pisa fuerte en esa universidad.

Pero negoció una ayuda económica para la creación de la Universidad de Saladillo. “Juan Manuel López se quería morir, porque encima él es de Saladillo y no estaba enterado”, señalan en el bloque radical.

Finalmente, la abstención quedó sepultada porque se negoció devolver el proyecto de Presupuesto a la Comisión para ser discutida el martes 21. Pero un discurso de Máximo Kirchner dinamitó el acuerdo y Juntos por el Cambio rechazó de plano el Presupuesto 2022.

De Loredo y Álvaro González: peligran sus cargos el bloque opositor

La derrota del Frente de Todos por el Presupuesto luego fue compensada por un triunfo por un voto en la votación de la nueva ley de Bienes Personales. Allí Juntos por el Cambio demostró un serio amateurismo político. Terminó perdiendo 127 a 126 y le dio al oficialismo un triunfo político y generó una suba de impuestos para su electorado.

El frente opositor, ahora dividido en diez bloques diferentes, no cuidó el número del quórum y el del recinto, y hubo tres deserciones que le dieron el triunfo al Frente de Todos. Los faltazos no sorprendieron a los jefes de bloque, que los conocían de antemano, y ahora por ese motivo abundan las peleas, recriminaciones y sospechas por esos tres ausentes:

La diputada Camila Crescimbeni no pudo participar porque se contagió de Covid 19.

Álvaro González, al igual que Crescimbeni, es la mano derecha de Horacio Rodríguez Larreta en Diputados y además es vicejefe del bloque del PRO. Tuvo que viajar a Alemania para el casamiento de su hija. ¿No sabía que en diciembre el Congreso es donde se juega todo?

Gabriela Brouwer De Koning, diputada cordobesa de Evolución Radical, que responde a Lousteau, Yacobitti y al jefe del bloque “renovador”, Rodrigo De Loredo, también cordobés. Se fue a Disney, no pudo regresar y ayer pidió perdón. Pero sabía que el martes debía sesionar, aunque lo niega.

La primera consecuencia es que Rodrigo De Loredo, jefe del bloque UCR Evolución, que responde a Lousteau y a Yacobitti, no podrá ser el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio como pretenden los “renovadores” radicales.

Otro debate interno en el PRO es si Álvaro González puede seguir siendo vicejefe del bloque de PRO. “No puede seguir allí, compromete directo a Horacio", dicen en ese espacio.

Peligra la negociación de Morales con Lousteau

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, había negociado esa posibilidad con Lousteau cuando llegaron a un acuerdo por integración de los dos sectores en la conducción del radicalismo. El acuerdo consistía en que en marzo la UCR Evolución se podría integrarse nuevamente al bloque de la UCR, de Negri, y De Loredo podía ser coordinador del interbloque conformado entre PRO, UCR y CC.

Esto era resistido por el PRO, que tiene mayoría y se arroga esa competencia, y por la Coalición Cívica. Pero igualmente Morales iba a encarar la gestión. “Hoy esa posibilidad está hundida. De Loredo está totalmente golpeado. Se le escapó su propia diputada Gabriela Brouwer De Koning a Disney. Si no puede alinear a 12 diputados suyos, menos podrá con 116 de todos los bloques”, dicen cerca de la conducción radical.

Vidal contra los intendentes y distanciada de Rodríguez Larreta

Por otra parte, Vidal y los diputados que le responden atacaron en estas horas a los intendentes del PRO de la provincia de Buenos Aires, que ahora quieren buscar la reelección al igual que los peronistas en 2023, pese a que la Legislatura provincia sancionó una ley para impedir la segunda reelección.

Los intendentes del PRO adhieren a la interpretación del peronismo: el primer mandato debe ser el de 2019-2023 y por lo tanto todos tienen derecho a postularse en 2023 por cuatro años más. Los intendentes de PRO le respondieron a Vidal con un proyecto de ley de los legisladores Juan Pablo Allan y Joaquín De la Torre.

Plantea que el primer mandato es el actual y que debe removerse el decreto reglamentario de Vidal que permite a los intendentes que piden licencia antes de cumplir los dos años de mandato presentarse a un tercer mandato.

“Nadie debe tener la posibilidad de una segunda reelección si asumiste por segunda vez, aunque sea por un día. Pero el primer mandato es el actual para todos”, dice Allan.

“Hoy la regla es desigual porque 20 de los 41 intendentes que podrían presentarse en el Frente de Todos se licenciaron y podrían ir a la reelección. En cambio, en Juntos por el Cambio hay solo 3 licenciados sobre 51 que podrían presentarse y dos de ellos dijeron que no quieren ir a la reelección”, dijo Allan, que es cercano a Julio Garro, de La Plata, pero milita con Patricia Bullrich y es adversario de Vidal y Rodríguez Larreta.

Desde el campamento de Vidal contrarrestaron. “Claro, y después de que aprueban esta ley, más adelante cuando necesiten un periodo más vuelven a modificarlo”, ironizan.

Mariano Obarrio

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…