Viernes, 01 Abril 2022 12:13

La alianza con los gobernadores, objetivo del PJ albertista en la interna con el kirchnerismo - Por Mariano Spezzapria

Escrito por

Los “embajadores políticos” del Presidente multiplican viajes al interior del país; buscan contrapesar el peso específico kirchnerista en territorio bonaerense; el plan B si Alberto no se postula a la reelección 

La alianza con los gobernadores del PJ es una de las prioridades políticas de Alberto Fernández de cara a 2023. Mientras lidia con los problemas económicos y con la interna del propio oficialismo, el Presidente busca fortalecer su vínculo con los mandatarios peronistas del interior del país, que presume jugarán de su lado en caso de que el Frente de Todos dirima sus candidaturas en las PASO. Enfrente, de acuerdo a fuentes partidarias, quedarán la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus seguidores. 

Para tentar a los gobernadores a que se embarquen en su proyecto, el Presidente y sus emisarios -algunos integrantes del gabinete o figuras del albertismo- los tientan con un ofrecimiento: “Si Alberto no llega a ser candidato, entonces la posta será de uno de ellos”, deslizó a LA NACION un dirigente de confianza de Fernández. En esa lista, según precisó, se podrían anotar el tucumano Juan Manzur -que en rigor es gobernador en uso de licencia-; el sanjuanino Sergio Uñac y el chaqueño Jorge Capitanich.

Algo relegados en el armado original del Frente de Todos, que se gestó en 2019 con “lógica de AMBA” entre Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, los gobernadores del PJ son ahora considerados como piezas fundamentales para el armado del Presidente, que luce debilitado por las críticas constantes del kirchnerismo y el vacío político que le hace la vicepresidenta. Por eso, el albertismo envía emisarios a las provincias y el propio jefe de Estado viaja cada vez que puede para mostrarse junto a ellos.

Aunque se autodefine como “frentetodista” y no reniega del kirchnerismo, una de las enviadas del Presidente al interior del país es la diputada Victoria Tolosa Paz, quien pasó esta semana dos días en San Juan y se mostró junto al gobernador Sergio Uñac, una de las “figuritas difíciles” porque se lo considera reticente a comprometerse a nivel nacional. Sin embargo, en un acto que compartieron en la sede del peronismo provincial, el mandatario exclamó: “¡Hay 2023 para el peronismo en San Juan y en el país!”.

Tolosa Paz, por su parte, trasladó el mensaje albertista que advierte que si el peronismo se divide, entonces tendrá chances de regresar Mauricio Macri al poder. “Hay que militar incansablemente para que nunca más derriben nuestro país ni tengamos que comenzar otra vez a reconstruirnos desde las cenizas”, dijo la consejera nacional del PJ en referencia a la toma de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018 y al que denominó como “plan de fuga y endeudamiento de Juntos por el Cambio”.

Junto a otros referentes como el canciller Santiago Cafiero y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, que sumaron agenda en el interior del país como parte de la estrategia para acercarse a los gobernadores, Tolosa Paz tiene previsto viajar a La Rioja el 22 y 23 de abril y a Chaco el 7 de mayo, mientras prepara un encuentro de la red de concejalas que lidera en Santa Cruz. La diputada aprovecha el nivel de conocimiento que le aporta su presencia seguida en los sets de TV y sus dotes de comunicadora.

En su paso por San Juan, donde estuvo acompañada por la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Marisol Merquel, la diputada cercana a Alberto Fernández también aprovechó la oportunidad para apuntalar el armado local de la red de mujeres concejalas, una iniciativa que nació en el seno de la Federación Argentina de Municipios y que tuvo su capítulo saliente el 8 de marzo pasado, en sendos actos primero en Tecnópolis y luego en el CCK junto al Presidente.

La reforzada presencia albertista en las provincias se debe, en el fondo, a un análisis que se hace en mesas del Frente de Todos y que indica que como el kirchnerismo quedará atrincherado en la provincia de Buenos Aires -con Máximo Kirchner a la cabeza-, entonces al PJ que se referencia en Alberto Fernández se le impone la tarea de proyectarse a nivel nacional, para compensar el peso específico del territorio bonaerense y forjar una alianza con gobernadores que no comulgan con Cristina Kirchner.

Con esa lógica, los “embajadores políticos” de la Casa Rosada también presentarán cartas credenciales en provincias no gobernadas por el PJ, como Mendoza, donde Tolosa Paz tiene previsto desembarcar en Tunuyán. “Somos un movimiento nacional que entiende como fundamental la presencia del Estado junto a la comunidad organizada”, sostuvo en San Juan quien fuera la cabeza de la lista oficialista en la Provincia. Y que ahora traspuso la frontera bonaerense en una apuesta a la reelección presidencial en 2023.

Mariano Spezzapria

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…