Viernes, 17 Junio 2022 08:40

El cuestionado jefe la PSA llegó al cargo de la mano de Cristóbal López - Por Beto Valdez

Escrito por

El desempeño de la PSA durante el escándalo del avión iraní la dejó muy mal parada y especialmente a su jefe, el ultrakirchnerista Juan Glansky, quien siendo un desconocido logró desembarcar en ese cargo gracias a sus vínculos con Cristóbal López. 

En el mundo de las fuerzas de seguridad se suele mirar con cierto prejuicio a la PSA luego de la reestructuración que impulsaron en la década anterior Daniel Sain y German Montenegro. Muchos consideran que se trata de una fuerza cooptada por el kirchnerismo. Y encima la Policía de Seguridad Aeroportuaria quedó muy mal parada este fin de semana por su desidia frente al arribo del misterioso avión iraní. 

Claro que en esta oportunidad la fuerza ni siquiera está conducida por expertos, discutibles o no por su ideología, sino por un funcionario con una trayectoria de cabotaje y que logró llegar a ese cargo por Sain, pero fundamentalmente por el influyente Cristóbal López.

José Glinsky es oriundo de Comodoro, ultrakirchnerista y militante de una agrupación local muy cercana a La Cámpora. Es politólogo de la UBA y su único acercamiento a la seguridad fue cuando el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, lo nombró al frente de esa área en medio de un largo conflicto salarial con las fuerzas policiales.

Cuentan voceros políticos chubutenses que su gestión fue mediocre, terminó peleado con el gobernador y dejó el cargo. Luego Sain lo convocó a la primera etapa de la PSA sin sobresalir, ni adquirir gran experiencia. Luego estuvo varios años en el sector privado donde fue construyendo un vínculo cercano a su comprovinciano Cristóbal, según fuentes de la provincia.

Su padrino político e impulsor en los negocios del dueño de C5N y Radio 10 fue el entonces senador Héctor Luenzo, alineado con el fallecido Mario Das Neves, exgobernador chubutense. Si bien Luenzo es de Azul, realizó en Comodoro una extensa trayectoria periodística donde además trabajó como gerente de Contenidos del canal C5N local de López. Paulatinamente lo fue incorporando a esa profesión al actual jefe de la PSA. Incluso Cristóbal le compro la FM 100,1 que dirigió hasta que se la transfirió a Glonsky, transformándose en director de esa emisora. Algunas versiones indican que la radio terminó siendo propiedad del funcionario. Dato que nunca se pudo comprobar fehacientemente.

Cuando el Frente de Todos llegó al Gobierno a fines de 2019 la conducción de la PSA aparecía vacante y entonces Glinsky recurrió a sus contactos con Cristóbal y Sain. Pero el magnate K tuvo más capacidad dé lobby. En primer lugar, logró colocar a un joven también de Comodoro como vicejefe de asesores del presidente Alberto Fernández. Julián Leunda, quien trabajaba en el Grupo Indalo, ya conocía al jefe de Estado por la relación profesional que mantenía con su jefe. Así que entre Cristóbal y Leuda lograron que el desconocido Glansky fuera nombrado como jefe de la PSA, hoy cuestionada por la falta de controles de la tripulación del avión iraní.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…