Viernes, 24 Junio 2022 13:42

Por qué Cristina Fernández de Kirchner teme perder la provincia de Buenos Aires - Por Beto Valdez

Escrito por

Los datos que le quitan el sueño a Cristina Fernández de Kirchner tienen que ver con la pérdida constante de poder adquisitivo en el conurbano. El mes pasado subió la venta de alimentos en el interior y cayó 4,4% en el conurbano. 

Se sabe que Cristina Fernández de Kirchner tiene un objetivo prioritario para el año próximo: retener el control de la provincia de Buenos Aires y la mayoría de los municipios del conurbano, ya que para ello se habilitó a los intendentes a jugar por un mandato más. El oficialismo necesita en forma indispensable un triunfo importante en el Gran Buenos Aires, cuestión que está por verse teniendo en cuenta los números de pobreza y caída del poder adquisitivo. 

Hace tiempo que la vicepresidenta analiza la situación económica y social, especialmente como estará el clima de la economía real en el GBA. Uno de los datos que le quita el sueño tiene que ver con los números reales de demanda de alimentos en los barrios más populares y los números son alarmantes. En el conurbano sigue cayendo la venta de comida y productos para el hogar.



Según el informe que circula en el universo cristinista, en el interior del país se ha recuperado la demanda, pero en el AMBA sigue a la baja. La investigación realizada por SCENTIA indica que en el mes de mayo las cadenas y los autoservicios del AMBA, si bien hay una pequeña suba en mayo contra el mismo mes del año anterior, aún no se recupera la caída del 2021.

Y la recuperación se da a nivel país, pero solo en el interior que es el que más sufrió el año pasado. La Ciudad de Buenos Aires y el conurbano se cae nuevamente. El mayor peso de estos números por nivel de población proviene del lado bonaerense de la General Paz.

La fotografía de la coyuntura muestra un GBA sin poder adquisitivo y con un creciente malestar contra la política. De acuerdo al informe, el consumo en los comercios grandes y pequeños subió un 0,4% a nivel nacional en relación a mayo de 2021, acumulando una suba anualizada del 5%. Desagregado este mes el 0,4% se compone de una suba en el interior del 4,7% y en el AMBA una caída del 4,4%, una brecha enorme donde lidera alimento con el 8,6%, artículos de ropa y hogar 6,4%, y productos de desayuno y merienda 5,4%.



Lo más impactante se da en el promedio de autoservicios donde a nivel nacional se registró una suba de 0,9%, en el interior el alza fue de 7,8% y en el AMBA una fuerte caída del 9,5%. El temor del oficialismo es que la inflación siga marcando esta brecha entre el interior y el AMBA.

“La gente en los barrios del GBA cada vez se priva más de ciertos alimentos, la bronca es grande contra nosotros, así no se puede ganar una elección, por eso la bronca de la jefa contra Martín Guzmán”, comenta un intendente del segundo cordón del GBA. Un escenario triste y muy adverso para cualquier oficialismo.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…