Miércoles, 29 Junio 2022 12:03

El Gobierno le apuesta a Lionel Messi y al PreViaje para tapar el desmadre económico - Por Beto Valdez

Escrito por

El microclima que reina entre Alberto Fernández y Martín Guzmán es preocupante. Niegan la gravedad del desmadre económico y apuestan a la Scalonetta y a los PreViajes. La dirigencia política tampoco está muy conectada con los problemas fiscales y la falta de dólares.

“El lunes 21 de noviembre se paraliza el país con el inicio del Mundial y luego empieza la venta de Previajes a full para un verano que va a explotar, así podemos llegar competitivos al 23”, dicen a MDZ voceros de la Casa Rosada con un optimismo realmente preocupante. Están subestimando, al igual que el presidente Alberto Fernández, lo complicado que va a ser este segundo semestre en materia de economía real, sin dólares hasta abril y con una recesión en puerta. 

Probablemente, la deliberaba difusión del encuentro entre Cristina Fernández de Kirchner y Carlos Melconian apunte a ponerle más límites a la complicada situación de Martín Guzmán, cuya continuidad está puesta cada vez más en duda. La vicepresidenta se muestra más preocupada por el futuro económico. Lo llamativo es que desde, hace meses, recibe periódicamente a economistas de todos los colores a tomar el té en su despacho en el Senado y los interroga sobre la coyuntura. Pero solo trascendió con lujo de detalles su charla con Melconian.

Mientras tanto, el jefe de Estado sigue en su microclima y hace catarsis con los viajes y en su vida privada. Y Guzmán le asegura que los diagnósticos pesimistas de la vice y la oposición son exagerados. Se aferra a que la economía sigue creciendo y genere mano de obra, por eso muestra contento los números de baja del desempleo del primer trimestre. También subestima el frente fiscal y la disparada de la emisión en forma inquietante. Y el tema reservas te lo debo. Es culpa del Banco Central y del renunciado Matías Kulfas.

“Esto está a la deriva, lo del oficialismo es un desastre por más que ahora Cristina quiera arreglar las cosas y se muestre preocupada, lejos de encontrar soluciones, termina complicando más porque su lógica económica es difícil de comprender y compatibilizar con el actual contexto”, comenta uno de los economistas más consultados por el mundo político y que no acepta cargos.

Fuera de la Casa Rosada sostienen que “es un alto grado de irresponsabilidad pocas veces visto” querer tapar este desmadre económico con el pálpito que a la Selección le vaya bien en el Mundial y vuele la venta de PreViajes para el verano. Las recientes medidas del Central que pronostican recesión por la falta de insumos en la industria y un alarmante nivel de emisión este mes de 282.000 millones de pesos anticipan que los malos pronósticos no los revierte ni un Messi inspirado en la final de Qatar.

De todas formas, conviene tener en cuenta cómo dato preocupante que la mayoría de la dirigencia política, con algunas excepciones, sigue ensimismada en la rosca y en las especulaciones con miras al proceso electoral del año próximo. “No se puede creer que no entiendan la bronca de la gente cuando están todo el día leyendo encuestas, es como si no registraran que el contexto económico puede complicarse mal mucho antes que la gente vaya a votar”, dice con enojo un hombre del círculo rojo de diálogo permanente con los políticos.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…