Miércoles, 20 Julio 2022 08:39

Clan Moyano: sospechas por operaciones entre la familia por más de 200 mil dólares - Por Lucía Salinas

Escrito por

La Justicia le exigió a Karina Moyano que restituyera $600.000 y US$ 434.000, pero la hija del jefe Camionero dijo que lo gastó. 

Tuvo en sus manos 600.000 pesos y 434.000 dólares. Karina Moyano un año después de que la justicia de forma insistente le exigiera que restituya el dinero para mantenerlo cautelado en una casa por presunto lavado, informó que lo gastó. 

Realizó inversiones inmobiliarias, pero además habló de un “emprendimiento logístico” que desarrolló con su familia liderada por Hugo Moyano. Realizaron cinco compra-venta de propiedades por 291.000 dólares, entre integrantes del grupo familiar utilizados en un escrito, para justificar parte de la tenencia de casi medio millón de dólares.

El dinero que la hija de Moyano asegura ya no poseer, fue secuestrado hace un año y medio en el marco de una causa por narcolavado. Sin embargo, ella no es parte del expediente. Las hermanas que hace tres años están bajo investigación en la causa son hijas de una ex pareja de Karina Moyano, un vínculo que concluyó hace siete años.

Pero sucedió que cuando el fiscal Diego Iglesias titular de la PROCUNAR solicitó el allanamiento de catorce domicilios, en la vivienda de Moyano se encontró el dinero que para los investigadores despierta sospechas.

Como hasta el momento, indicaron fuentes judiciales, "no se pudo acreditar que el origen de esos fondos sea lícito” seguirá siendo investigada “hasta tanto eso no ocurra”. Por ese motivo se resolvió que la plata debía permanecer secuestrado.

Después de que, durante la feria judicial, sin revisar el expediente, el juez Federico Villena la sobreseyó y le restituyó el dinero, la Justicia no pudo recuperar nunca más esos fondos cuyo origen continúan bajo investigación. La resolución derivó en una denuncia contra el titular del juzgado de Lomas de Zamora ante el Consejo de la Magistratura por mal desempeño.

El titular del expediente es el juez Luis Armella, quien volvió a intimar a Karina Moyano a reintegrar a su juzgado el dinero. Nunca ocurrió y la explicación derivó en la exposición de operaciones de compra - venta de inmuebles entre integrantes de la familia del líder de Camioneros, que está siendo investigada con pedidos de tasaciones de por medio y la documentación respaldatoria a la AFIP.

A la hora de justificar la tenencia del casi medio millón de dólares en efectivo en su casa, Karina Moyano había dicho que con su familia estaban por “desarrollar un emprendimiento logístico que se frustró por el secuestro erróneo” del dinero.

En esa misma línea, señaló que esas operaciones intrafamiliares eran actividades "que no requieren registración ni individualización de operaciones, ni anotaciones de acreedores y deudores, o la exigencia de contabilidad o de exhibir asientos contables”. La justicia sostiene todo lo contrario; por eso la investigación continúa abierta.

Se trata de cinco operaciones por 291.000 dólares. La primera que consta en la documentación refiere a una compraventa de una propiedad ubicada en el barrio de Boedo. La vendedora, según el escrito al que accedió Clarín, fue Karina Moyano y los compradores “cónyuges Zolezzi- Gamallo de Zolezzi”. La operación se realizó por 85.000 dólares.

Después, se señaló que en avenida San Juan Karina Moyano vendió otro inmueble, que fue “adquirido por José Luis Rodríguez y Gonzalo Javier Rodríguez”, por la suma de 45.000 dólares.

Se declaró una propiedad ubicada en el porteño barrio de Boedo, que vendió Olga Beatriz Mariani (ex esposa del líder de Camioneros) “por sí y como apoderada de Hugo Antonio Moyano y fue comprada por Duro Liliana Gabriela”, indica la documentación. Esa operación se cerró por 96.000 dólares.

Existieron dos compraventas más. Una por una propiedad en la calle Grecia que fue vendida por la ex esposa de Hugo Moyano y que por esa venta “mi madre me entregó 35.000 dólares”, dijo Karina Moyano. En Capital Federal se hizo una operación similar por la que la percibió otros 30.000 dólares.

Lejos de clarificar la situación, estas operaciones generaron más interrogantes en el marco del expediente judicial donde se comenzaron a pedir tasaciones para determinar si los valores de venta fueron reales o si “podrían esconder alguna conducta propia del blanqueo de activos”, explicaron a Clarín.

Por otro lado, la hija de Hugo Moyano dijo sobre los 434.000 dólares que “ya se invirtieron en propiedades”, que parte de la cifra fue donada por el abogado Daniel Llermanos, le atribuyó un total de 80.000 dólares, y otros 63.000 fueron donaciones de amigos y familiares “respecto de quienes no existe autorización expresa para revelar identidades”. A eso deben sumarse los 600.000 pesos.

“Los fondos resultan ser de al menos ocho adultos los cuales todos poseemos medios de vida lícitos y cuya conformación resulta de larga data, en momentos incluso de cuando nuestra moneda nacional se encontraba en la paridad de convertibilidad”, refirió la hija del líder de Camioneros.

Lucía Salinas

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…