Miércoles, 27 Julio 2022 12:28

Pese a las dilaciones de Alberto Fernández, crece la presión para que cambie el Gabinete - Por Beto Valdez

Escrito por

Alberto Fernández no aceptó la última propuesta de Cristina Fernández de Kirchner para que desembarque Sergio Massa como jefe de Gabinete. En el kirchnerismo aseguran que no tiene más margen para la negativa. Una tarea complicada para la vicepresidenta. Aumenta la presión.

“Alberto ya no tiene margen político para seguir negándose a realizar cambios en el Gabinete”, comenta a MDZ una fuente cercana a Cristina Fernández de Kirchner. Luego de una nueva jornada de rumores y trascendidos lo único que queda claro es que el desembarco de Sergio Massa en el Poder Ejecutivo empieza a tener cada vez más adhesiones dentro del arco heterogéneo del Frente de Todos. De todas formas, los tiempos aún los sigue manejando un presidente que se aferra al status quo para conservar su última cuota de poder. 

“Sergio cuenta con el aval de Cristina, los gobernadores del PJ y gran parte del círculo rojo”, admite con contundencia el vocero de la vicepresidenta. Evidentemente en el entorno de CFK perciben un cambio respecto a la apuesta por el presidente de la Cámara de Diputados.

En las últimas semanas trascendió que ella había discrepado con Máximo Kirchner durante el fin de semana de la renuncia de Martín Guzmán. Ese domingo el jefe de La Cámpora jugó fuerte para que su aliado tigrense llegara a la jefatura de Gabinete pero todo se frustró no solo por la negativa de Alberto. “Cristina no estaba 100% convencida de darle tanto poder a Sergio”, sostienen en el Instituto Patria.

Todo parece indicar que las dudas iniciales de la vicepresidenta se diluyeron por la famosa frase que se empezó a escuchar en amplios sectores del oficialismo: “con Batakis no alcanza”. Pero la tarea de intentar reconstruir al Gobierno con un equipo ministerial con más volumen político sigue siendo muy complicada. Por más que se haya recuperado el diálogo entre los socios de la coalición oficialista, las diferencias y los egos persisten, sobre todo en el ánimo tan particular de Fernández.

“Cada vez es más difícil entenderlo, le llevaron una propuesta superadora que incluía a su protegido Santiago y volvió a decir que no”, revela una fuente de la Casa Rosada. Los trascendidos indican que el esquema se lo propuso la propia Cristina. Ahí es donde surgen dos dibujos diferentes. El que más suena es Massa en lugar de Juan Manzur y este a la Cancillería. Santiago Cafiero a la Secretaría General de la Presidencia. Este dato fue comentado por varios interlocutores de Cristina, uno de ellos es el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde.

El ímpetu del cristinismo es tan intenso que anoche hicieron trascender un dato favorable a su postura de la última encuesta de la consultora Zurban Córdoba. El sondeo muestra que el 60% de los consultados dicen que el presidente debe hacer cambios en el Gabinete. Sea como fuera, la movida es tan complicada como desarmar una bomba de tiempo.

Desde el massismo comentan que el presidente de Diputados no aceptaría hacerse cargo de esa responsabilidad con la estructura actual de la jefatura de Gabinete que maneja exclusivamente el área de Medios y la administración pública. “Sergio solo asume si tiene autonomía de decisión y autoridad plena, donde arma su equipo sin condicionantes y donde tiene atribuciones sobre temas estratégicos”, dicen en el Frente Renovador.

Mientras tanto, en el entorno de Manzur aseguran que no aceptará otro cargo. Concretamente, si le ofrecen el Ministerio de Relaciones Exteriores amaga con irse a su casa. Y qué será del rol de Batakis. Todo muy complicado.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…