Miércoles, 21 Septiembre 2022 11:14

El kirchnerismo vuelve a impulsar leyes para avanzar sobre los medios: qué dice el nuevo proyecto - Por Javier Lozano

Escrito por Javier Lozano

Representantes del Frente de Todos analizan medidas que van desde gravar las plataformas digitales hasta crear una “tasa Google”. Dicen que no buscan regular los “discursos de odio”. 

Reflotando lo que fue la tensa y polémica discusión en 2009 de la llamada “Ley de Medios”, ahora el kirchnerismo intenta poner en agenda en el Congreso de la Nación un conjunto de proyectos para impulsar lo que ellos denominan “pluralidad de voces” y fomentar una supuesta “industria audiovisual federal” que garantice una comunicación democrática. 

Este nuevo capítulo del relato K sobre los medios sale a la superficie legislativa a pocos días del atentado frustrado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, donde el oficialismo apuntó fuerte contra los “discursos de odio” que habrían influido en los atacantes, fogoneados, según esta teoría, desde la política, la justicia y el periodismo.

La jornada “Comunicación democrática en la era digital, desafíos y propuestas legislativas” se realizó este martes en la Cámara de Diputados, encabezada por los oficialistas Florencia Lampreabe y Pablo Carro. “Es importante dar este debate para ir hacia un horizonte de democratización de las comunicaciones, debemos garantizar el pluralismo y la diversidad informativa. Si no lo logramos es muy difícil que tengamos una democracia de calidad”, expresó Carro en el inicio de su presentación.

Carro, quien además preside la comisión de Comunicaciones e Informática de la Cámara de Diputados, recordó la vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y que “si se aplicara tal como está hoy, pese a las modificaciones en puntos centrales que impuso por decreto el expresidente Mauricio Macri, tendríamos comunicaciones mucho más democráticas”.

El salón del Anexo C fue el lugar del debate donde se presentaron diez proyectos de ley de comunicación de la era digital. Estuvieron invitados dirigentes de sindicatos y organizaciones vinculadas a la comunicación, referentes de medios de comunicación, pymes, representantes de la producción audiovisual y del sector académico.

Entre otros, la directora del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, Florencia Saintout; la directora de Radio y Televisión Argentina RTA, Cynthia Ottaviano; en representación de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Paolo Petracca; el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano.

En representación de Satsaid estuvo Pablo Storino; el coordinador general de la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional, Guillermo Tello; la directora de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, Larisa Kejval; la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata, Ayelen Sidun, y los periodistas Roberto Caballero, Cynthia García y Nancy Pazos.

Aseguran que no se busca legislar sobre los discursos del odio

Previo al inicio del debate y en diálogo con la prensa, Carro expresó que tras el intento de magnicidio a la vicepresidenta el pasado 1 de septiembre frente a su domicilio en Recoleta “se puso de relieve nuevamente un debate sobre cuál es el rol de los medios o si es necesario legislar sobre discursos del odio o no”.

“No hay ni estamos pensando en avanzar con proyectos contra discursos del odio”, aclaró el diputado y agregó que “no hay que limitar la libertad de expresión en ningún sentido, pero sí es necesario garantizar la pluralidad de voces”.

“Los discursos de odio tendrían menor circulación si hubiera más voces, y si esas voces fueran más plurales y más diversas”, enfatizó.

Durante el debate e intercambio con el auditorio, los diputados informaron sobre varios proyectos presentados en el marco de la “Comunicación democrática en la era digital”. Los puntos más destacados son los siguientes:

  • Gratuidad en el acceso y uso de sitios, plataformas y aplicaciones públicas del Estado: las empresas prestadoras deberán garantizar el acceso y la navegación a todos los dominios de empresas públicas, de manera gratuita, sin necesidad de que rija un estado de emergencia o catástrofe.
  • Actualización del marco regulatorio TIC “Argentina digital”: busca desjudializar el sector de las telecomunicaciones, frenado por las derivaciones de la sanción del DNU 690 en plena pandemia, producto de apelaciones por prestadores TIC avalados por la justicia.
  • Prestación básica digital obligatoria: contempla el derecho humano a la comunicación y el ecosistema info-comunicacional (analógico y digital) como mercado particular. Establece una prestación básica digital obligatoria que será universal y gratuita para los hogares usuarios finales.
  • Comunicación audiovisual en plataformas digitales: fortalecer a las industrias culturales argentinas, disponiendo reglas de juego para los nuevos servicios de comunicación audiovisual como audio y video en streaming o intercambios de video en plataformas digitales de uso masivo. Encuadrarlos con la legislación argentina, con porcentaje de cuota en pantalla en los catálogos OTTs (20%), mínimos de producciones, responsabilidad antidiscriminación y lineamientos ante usuarios niños, niñas y adolescentes.
  • Fomento audiovisual federal: disminuir las desigualdades del mercado infocomunicacional y cultural audiovisual. No se pudo avanzar hacia la desconcentración de los medios nacionales, tal como promovía la LSCA. Se acentuó drásticamente con la irrupción de las plataformas extranjeras de servicios digitales a demanda (Netflix, Spotify, Disney, HBO, etc). Se plantea crear un gravamen para estas empresas que las equilibre en sus cargas laborales con el resto del mercado local y, a la vez, crear un fondo de fomento federal para promover integralmente la actividad audiovisual.
  • Régimen de publicidad oficial: establecer parámetros por ley de publicidad oficial del sector público del Estado Nacional, dispuesta a cualquier medio de comunicación, dispositivo en el espacio público, plataforma de difusión o intercambio de contenidos digitales o servicio tecnológico de información y comunicación.

Los expositores resaltaron la necesidad de establecer con la nueva legislación la justicia tributaria. “El Estado tiene derecho a regular y cobrar los tributos correspondientes a todas las empresas que actúan en el territorio nacional, como recurso legítimo” para su financiación. Pero las nuevas actividades económicas digitales (la publicidad en línea a través de motores de búsqueda y redes sociales, la comercialización de datos de usuarios, son explotadas por grandes grupos económicos con asiento fiscal en países con bajos niveles de tributación, conocidos como guaridas fiscales”, explicaron los diputados oficialistas.

Regular y aplicar la “tasa Google” a los servicios digitales

Agregaron que “este proyecto retoma el desafío global de regular a estas mega empresas de servicios digitales y estipula un gravamen, en sintonía con los antecedentes internacionales, que se conocen como “tasa Google”. Así, se propone crear el impuesto a los servicios digitales extranjeros (Google, Facebook, Amazon, Microsoft, AirB and B, etc) que están legalmente definidos en la ley Argentina Digital y en la reglamentación de la AFIP para el cobro de IVA.

El gravamen equivale al 3% de la facturación bruta de aquellas empresas que lleven a cabo operaciones de publicidad online, intermediación digital y comercialización de datos y que facturen al menos 1000 millones de dólares anuales a nivel global.

Otro de los ejes centrales del debate estuvo puesto en temáticas relacionadas tanto a “la concentración de medios y el lawfare” como a la “discriminación y violencia simbólica en el discurso mediático”. “El incremento de la violencia política en la sociedad está muy vinculada al lawfare donde vemos fiscales hablando a las cámaras y medios de comunicación dictando sentencias como si fueran jueces”, sostuvo al respecto durante su exposición Florencia Lampreabe.

La diputada del FdT celebró la “nutrida convocatoria” y expresó que la misma pone en evidencia la importancia de generar un “ámbito de debate vinculado a la comunicación democrática”, insertándolo en “los desafíos que nos plantea la coyuntura actual”.

“Tenemos el desafío de actualizar la normativa vigente con la explosión de la hegemonía de los entornos y plataformas digitales”, señaló Lampreabe y reafirmó que ello debe hacerse entendiendo “la comunicación como un derecho y no como un negocio”.

En este sentido, uno de los proyectos presentados tiene que ver con la disposición de “reglas de juego” para los nuevos servicios de comunicación audiovisual en streaming o intercambios de video en plataformas digitales de uso masivo que ayuden a fortalecer a las industrias culturales argentinas donde quede garantizada, por ejemplo, un porcentaje de cuota de pantalla en sus catálogos para producciones nacionales.

En tanto, la diputada del FdT y presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad, Mónica Macha, advirtió sobre la necesidad de avanzar en la equidad en medios y señaló que “hay variantes de la violencia social que hoy se da en el entorno digital”.

“Los proyectos ‘Ley Olimpia’ y ‘Ley Belén’ tienen que ver con erradicar la violencia digital e incluirla al código penal”, destacó Macha entre las iniciativas y detalló que las mismas recaen, por ejemplo, sobre “la difusión de imágenes íntimas o de desnudez tomadas con consentimiento, pero difundidas sin consentimiento”.

A su turno, la diputada Gisela Marziotta expresó que la perspectiva de género “aporta equidad a la hora de comunicar” y se manifestó contra la difusión de discursos del odio: “El odio no es solamente la palabra, son los silencios, es la presencia, la ausencia, por eso es importante la existencia de la perspectiva de género en los medios de comunicación”.

Javier Lozano

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…