Viernes, 28 Octubre 2022 07:50

Mauricio Macri espera un gesto de Horacio Rodríguez Larreta para decidir qué hacer - Por Alejandro Cancelare

Escrito por Alejandro Cancelare

La foto de Patricia Bullrich y Jorge Macri fue lo más fuerte de los últimos meses en la siempre tormentosa interna del PRO. Mientras su equipo de campaña le empieza a exigir definiciones y que "ponga todos los melones en el carro" a Rodríguez Larreta, Mauricio Macri le muestra que todos juegan. 

Un vecino y amigo de Mauricio Macri viene relatándole a quienes lo visitan que el expresidente está esperando un "gesto" del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta para dar a conocer su postura definitiva en el marco de la interna del PRO, partido que creó y armó hace casi dos décadas, porque a Patricia Bullrich "no la ve con la altura necesaria para ser presidenta ni tampoco cree en el volumen del equipo que está conformando". 

En eso, Rodríguez Larreta corre con ventaja y sabe que "en dos minutos puede acomodar a todos en el barco. Pero si el tiempo corre, después le será imposible bajarla", revela la misma fuente que también relata con minuciosidad cada factura que Macri le tiene pendiente desde que abandonó la presidencia de la Nación a quien lo sucedió en la Ciudad de Buenos Aires. "Lo quiso reemplazar en todo, pero no pudo hacerlo. Ahora, que se lo banque", afirmó la misma fuente que dialogó con MDZ.

Quizás en este "que se lo banque" esté incorporado su primo Jorge, quien tras años de ostracismo nacional y provincial ahora tiene una reivindicación personal de su familiar directo. Es que a pesar de haber sido el primer intendente que tuvo el PRO en la provincia de Buenos Aires hace once años, jamás fue citado para cumplir funciones ni por Macri presidente y mucho menos por María Eugenia Vidal como gobernadora, a pesar de su demostrada capacidad operativa y experiencia de gestión.

"Hasta Patricia está esperando que el pelado mueva de verdad y diga lo que quiere hacer de manera definitiva", confió hoy un intendente que sabe que la foto entre la presidenta del PRO y Jorge Macri no iba a ser inocua. Tal cual reveló Matías Moreno en La Nación, hubo momentos de tensión que fueron aplacados directamente por el jefe de Gobierno en una reunión de todo el Gabinete porteño. "La foto no gustó, pero creo que no habrá mayores cambios", le dijo a MDZ un importante funcionario histórico del larretismo.

En la intimidad, su ministro de Gobierno sostiene que él no apoyó a Bullrich y que fue ella quien sí dejó en claro que lo tiene a él como único candidato del PRO, al igual que Mauricio Macri. Sin embargo, es el propio alcalde el que un día impulsa a Fernán Quirós, otro día a Soledad Acuña y cuando quiere jugar más fuerte al radical Martín Lousteau.

"Los funcionarios de Horacio se enojan con Jorge, pero no con su jefe que le va a dar la Ciudad a los radicales... Es de locos", confesó otro operador que dialoga diariamente con el expresidente de la Nación. "Horacio tiene todo para ganar, puede ya distribuir el juego y el trabajo de cada uno de nosotros... Hasta convencer a María Eugenia Vidal de que lo acompañe con un rol preciso. En definitiva, Macri quiere que los ponga a todos adentro y deje de coquetear con los radicales", dijo la misma fuente.

La relación de Rodríguez Larreta con la UCR pasa por un buen momento. Tan bueno que, salvo Facundo Manes, por un tema de personal, y Alfredo Cornejo, de Mendoza, que prefiere quedar del lado de Patricia Bullrich, todos trabajan para encontrar acuerdos con el alcalde y con su candidato en la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli. Las candidaturas cruzadas ya son un hecho que falta confirmar con el anuncio formal.

Esa alianza, que tiene múltiples puntos conectores, es la que más dudas le provoca al expresidente de la Nación, quien en la presentación de su libro dejó en claro que sigue creyendo que fue Hipólito Yrigoyen quien incorporó el populismo en la política argentina. "Pero no lo voy a decir porque no quiero tener problemas con mis socios de la coalición", dijo para que no quedaran dudas.

En las cercanías de la presidenta del PRO reconocen que todo es posible, y que la unidad no es un elemento a descartar, pero que cada día que pasa, y ante el crecimiento exponencial que tiene su figura, "será muy difícil que nos puedan acomodar como hicieron el año pasado", cuando Larreta dispuso su política "de lado a lado" casi sin negociar con nadie.

Esa fortaleza del 2021 "hoy no la tiene. Mauricio lo sabe y trabaja en tándem con Patricia, aunque su candidata pasó a ser Vidal", reconoce uno de sus operadores todo terreno a quien le pidió que empiece a hablar con los formadores de opinión para que no lo pongan "con imagen negativa tan grande que le corte una hipótesis presidencial".

Como todo el mundo sabe, "la hechicera" Juliana Awada no tiene la preponderancia que el expresidente expone cada vez que dice que no sabe si será o no presidente. "Y hasta que todo no quede en orden, forzará a sus amigos para que estén en condiciones de participar en el Gobierno que viene con sus ideas y su preponderancia".

Alejandro Cancelare

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…