Miércoles, 09 Noviembre 2022 11:10

Juntos por el Cambio: una interna en la que todos se sienten con la posibilidad de llegar a la Casa Rosada - Por Carlos Pagni – (Video)

Escrito por

Estamos sufriendo los dolores del mundo. La sociedad está en un momento de gran desasosiego porque venimos de la pandemia, ese sufrimiento misterioso cuyas consecuencias todavía están operando. Además, hay altos niveles de pobreza, inflación, incertidumbre extrema que se cifra en los infinitos dólares con muchísimas distorsiones, crisis energética y una guerra internacional. 

En este paisaje, la gente mira a los representantes y espera racionalidad, organización y una visión del futuro, una salida del laberinto. La gente mira al Gobierno que está en medio de una guerra al estilo Titanes en el Ring, entre grotesca y agresiva. Donde quienes pusieron al Presidente (Alberto Fernández) son los mismos que le hacen bullying.

 


Miramos la crisis económica y pensamos “esto no funciona y no va a funcionar”. Entonces miramos a la oposición, y aparece una escena desarticulada con conductas raras, por eso hablamos de los Locos Adams. Hay gestos agresivos que arrancaron con las vallas en la puerta de la casa de Cristina Kirchner, el juicio público de Patricia Bullrich y reproches cruzados.

La pregunta es: ¿Por qué?, ¿será que piensan tan distinto? No, quieren lo mismo. Ahí está el conflicto. Tienen butacas para pelearse y como no hay un líder nítido, todo el mundo quiere todo. Y en este panorama tienen que encontrar mecanismos para decirnos que entienden el problema y que tienen la racionalidad recuperada que necesitamos de ellos.

¿Qué pasa en Juntos por el Cambio?

Este martes hubo una reunión del PRO, y se pusieron de acuerdo en establecer una alerta temprana de conflicto entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, como si debiera encenderse una alarma cuando se están por agarrar a trompadas.

A la tarde hubo otra reunión de Juntos por el Cambio. La primera rareza es que la hicieron por videoconferencia. Y sabemos que ahí no se puede tratar nada conflictivo importante, desarrollar ideas complejas o medirse emocionalmente.

Patricia Bullrich hablaba desde su auto, María Eugenia Vidal estaba en un taxi hasta que se acomodó en su casa, Mauricio Macri saludó y apagó la pantalla. Las señales que emitieron son más preocupantes que las que los llevaron a hacer ese gesto.

En principio, no hay un candidato nítido. Todos tienen la pretensión de serlo, porque todos se sienten dueños del 30% o del 40% para ser el candidato. Ya no existe la amenaza del 2011 de un kirchnerismo que era una aplanadora sobre las instituciones, sobre la prensa, sobre la justicia y sobre la propiedad privada. El kirchnerismo es esto que hoy estamos viendo. Es el gobierno de Alberto Fernández del que Cristina Kirchner se quiere despegar.

Si no hay cohesión contra otro, la cohesión debe estar dada por un programa y ahí empiezan los matices. ¿Hasta dónde la debacle kirchnerista no va a agudizar las diferencias de criterio dentro de Juntos por el Cambio? Todos estos son factores preocupantes porque probablemente esta familia deberá encargarse de nuestros laberínticos problemas en 2023. Familia muy normal.

Carlos Pagni

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…