Miércoles, 01 Noviembre 2023 13:37

Massa te miente, pero no te engaña - Por Carlos Pagni – (Video)

Escrito por

Ahora, con esta falta de nafta que provoca él mismo, pretende conseguir votos para el balotaje. 

Todo este episodio que tiene que ver con las naftas nos pone frente a algo muy interesante, no necesariamente agradable, que es el método de Massa, cómo funciona el cerebro político de Massa, que nos trae algunas reminiscencias del cerebro político de Néstor Kirchner.
 


¿Qué es lo que pasó para que falte nafta? ¿Qué hizo Massa con lo que pasó? Pasó lo mismo que en muchos sectores de la economía argentina: faltan dólares. Como faltan dólares, hay cosas que hay que importar y no se pueden importar. Esto les pasó a las automotrices, ni qué hablar de todo el sector de la salud, donde faltan insumos de todo tipo.

Este problema de la falta de dólares del Banco Central que hace que las empresas no consigan dólares para importar, ahora lo sufrió el propio Massa. ¿Dónde? En YPF, una empresa que tiene una posición dominante en el mercado de las naftas y, además, tiene un 60% de control estatal, es decir, la pelea es Massa contra Massa. ¿Por qué? Porque si bien se previó, desde el año pasado, bajar el nivel de actividad de dos destilerías, la de Luján de Cuyo y la de La Plata, había que importar combustible para compensar lo que no se iba a producir por esa baja actividad. Y había cuatro barcos esperando en el puerto para desembarcar ese combustible, pero a YPF, el central, como a cualquier otra empresa, no le da los dólares. En plena campaña electoral, es muy importante esto.

Esto que está pasando es el peor “contraacto de campaña” que podía imaginar Massa en vistas del balotaje. Es peor que Sofía Clérici, es peor que Chocolate, porque es muy contundente la restricción, no hay combustible, no se puede usar el auto. ¿Qué hace Massa con esto? Consigue los dólares, aprieta una casa de bolsa de un banco, consigue los dólares del Banco Central, se asegura de que empiece a bajar el combustible el sábado y el domingo, hace el cálculo, “¿cuándo voy a poder restituir el combustible? El martes en la noche”, y acá empieza a funcionar el cerebro político, maravilloso, y dice: “Si el martes en la noche -que es cuando sé que va a haber nafta-, no reaparece la nafta, termino con la exportación de petróleo”.

¿Qué tiene que ver la exportación de petróleo con la nafta, si lo que necesitamos es nafta, no petróleo? ¿Porque hay empresas que ganan más vendiéndolo afuera y no al mercado nacional para la refinación? Eso es mentira, no se puede vender un solo barril de petróleo al exterior si las refinerías no lo autorizan, es decir, por ley está garantizado que el consumo interno se privilegia por sobre las exportaciones.

¿Por qué Massa hace esto? Dice, “aprieto a los productores de petróleo”, que no tienen nada que ver con esto, estaba faltando nafta, no petróleo, porque tiene que empezar una negociación por el precio de los combustibles, que es el precio del barril de petróleo local. Es como una especie de cadena de aprietes muy bien pensados donde, de la falta de combustibles, de la pésima política económica que nos dejó sin nafta, reaparece un Massa que, contra Massa, nos devuelve la nafta, nos pone los precios y, encima, logra algo adicional, decir “esta política es la que nos garantiza un precio más barato en el surtidor. Si fuera Milei, saldría a $800 el litro de nafta”, que es similar, frente al balotaje, a la política que siguió el ministro al poner carteles en las estaciones de tren con el precio imaginario que cobraría un gobierno por el transporte y por el tren. Esto le llevó muchísimos votos en las elecciones generales del 22 de octubre. Ahora, con esta falta de nafta que provoca Massa, pretende conseguir votos para el balotaje.

Carlos Pagni

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…