Martes, 13 Abril 2021 11:43

Guzmán, bajo el ataque de la nueva cepa "Moreno" - Por Guillermo Laborda

Escrito por

Mientras el plomero está tapando filtraciones de agua por doquier, sus propios compañeros le hacen más orificios. Para peor, quien debe aportar soluciones, no es un experto en filtraciones precisamente, sino que está aprendiendo, lentamente, en el barco, los fundamentos de esa profesión. Por un lado, está Martín Guzmán. Del otro, la secretaria de Comercio Interior Paula Español, Federico Bernal del Enargás, Axel Kicillof y más a la distancia, el semillero del Instituto Patria.

Este jueves se dará a conocer la inflación de marzo, lo que derivará en otro mal trago para el gobierno de Alberto Fernández. El capítulo de los alimentos, que luego impacta en los datos de pobreza e indigencia, apunta a superar cómodamente el 4% de incremento en los precios durante el mes pasado.

Al día siguiente, vence el plazo para la presentación de las declaraciones por el "Impuesto a los Ricos", y hasta el viernes solamente se había logrado recaudar el 10% de lo estimado por el ministerio de Economía, alrededor de $30 mil millones. ¿Habrá aluvión de declaraciones juradas ante AFIP o de presentaciones judiciales ante la justicia por la inconstitucionalidad del impuesto?

Ayer, en el atardecer en Berlín, Martín Guzmán se reunió con funcionarios alemanes encabezados por Peter Altmaier. El ministro argentino seguirá su Salvation Tour esta semana en Roma, París y Madrid. Busca lo imposible: que los países con más poder en el FMI acepten un nuevo esquema de acuerdo, con tasas más bajas y plazos más largos. En la concepción del organismo internacional se dispuso que hubiera tasas más elevadas en los préstamos a medida que pasaban los años para evitar deudores crónicos. Recordemos que hoy nadie en el exterior le prestaría un dólar a la Argentina.

Pero existe otro tema que preocupa más al discípulo de Joseph Stiglitz: la utilización de los Derechos Especiales de Giro (DEG), el activo de reserva del FMI que se apresta a distribuir a todos los países miembros en agosto o septiembre. La Argentina y México, la semana pasada, solicitaron a través de un comunicado que la libre disposición de esos DEG llegara a los países de ingresos medios, no sólo a las naciones más pobres del planeta.

Los u$s 4300 millones que representan los DEG a percibir por Argentina por parte del FMI es maná del cielo para Guzmán. Pero puede que no llegue ese maná: el viernes Geoffrey Okamoto, Primer Subdirector Gerente del FMI, señaló a Bloomberg TV que la asignación de esos DEG no es para reemplazar programas con el FMI. Okamoto proviene del Departamento del Tesoro norteamericano. Su titular, Janet Yellen, ya había pedido transparencia y seguimiento de ese maná del cielo a los países integrantes del FMI.

Paula Español sigue a las andadas. Es la variante del virus "Guillermo Moreno". Contagia más y es más peligrosa. La Secretaría de Comercio Interior primero impuso Precios Máximos a las empresas. Cuando las empresas, al aumentar los costos de empaques, logística, paritarias, decidieron reducir las entregas, Español puso en práctica el Sipre, régimen que obliga a presentar a grandes compañías ciertos datos como el margen de ganancias, stock, ventas.

Cuando las empresas empezaron, como mecanismo de supervivencia a lanzar "productos espejo" eludiendo el régimen de controles, Paula Español puso en práctica otro régimen, el Sifire, que obliga a que los nuevos lanzamientos de productos deban contar con su visto bueno previo.

En su cuenta de Twitter, la funcionaria se vanaglorió: "imputamos a Mondelez, Bagley y PepsiCo tras detectar que estas empresas ofrecerían en el mercado productos calificados como nuevos con modificaciones mínimas respecto de los originales y con aumentos significativos en los precios". Nuevamente hay problemas de abastecimiento. Nadie quiere vender a pérdida.

La duda hoy entre empresarios es: ¿cuál será la próxima embestida de Español? La respuesta es simple: la aplicación de la ley de Abastecimiento. La secretaria de Comercio Interior fue incorporada a la función pública en la primera gestión de Cristina Kirchner por el fallecido economista Ivan Heyn, tiene contactos con Víctor Santa María (el sindicalista de los encargados de edificios que con sus aportes se convirtió en dueño de medios entre otros activos) y mantiene buenos vínculos con Augusto Costa, lugarteniente de Axel Kicillof hoy en provincia de Buenos Aires. Se mueve en forma independiente de Matías Kulfas y de Martín Guzmán.

Por el accionar de Paula Español, la Amcham, la cámara que aglutina a las empresas norteamericanas en el país, alertó la semana pasada a través de un duro comunicado las consecuencias que ello iba a traer aparejado en materia de inversiones. El Tesoro de EE.UU. hace varios meses que mantiene distancia del gobierno argentino. Más ahora. Yellen no aceptó siquiera tener un Zoom con Guzmán.

A fin de mayo el país entrará en default con el Club de París, agrupación que integran países acreedores directamente de la Argentina. Una de las posiciones que impulsan Guzmán y Pesce es que se les pague u$s 300 millones de intereses al menos, para mostrar cierta voluntad de cumplimiento. El marketing oficial para el 31 de mayo se focalizará en afirmar que "se sigue negociando", el mismo slogan que usan para el acuerdo con el FMI. La "Paula Español" en materia energética es Federico Bernal, del Enargás. Todos con la genética de Moreno, aunque lo detesten.

Un empresario que viajó hace pocos años a Beijing recordaba que un diplomático de China le comentó: "Vino una vez el ministro argentino a relatarnos su visión de la economía, muy antigua, que era la que nosotros teníamos décadas atrás, antes de los 70'". Se refería a Axel Kicillof. Seguramente ese diplomático chino se sorprendería aún más hoy con Español.

Guillermo Laborda

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…