Jueves, 08 Julio 2021 12:07

Llega la hora de la verdad en la negociación entre Argentina y el FMI - Por Carlos Burgueño

Escrito por

Martín Guzmán y los responsables del caso argentino en el FMI se verán las caras en la cumbre de Venecia del G-20. Allí se hablará, sin vueltas, de las verdades intenciones mutuas de discutir un acuerdo de Facilidades Extendidas.

El momento de la verdad para el futuro de la relación entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se acerca. Desde mañana las partes se verán las caras de manera directa, sin intermediarios ni virtualidades, y deberán resolver si en serio se quiere avanzar en los tramos finales para lograr un acuerdo de Facilidades Extendidas que refinancie la deuda por U$S44.500 millones que el país le debe al organismo.

El escenario del encuentro persona a persona no será ni Buenos Aires ni la sede del Fondo en Washington, sino en Venecia. La hermosa ciudad italiana será sede entre el 9 y el 10 de julio de la cumbre de líderes de finanzas del G-20, donde Martín Guzmán participará de manera presencial como enviado del país. El ministro de Economía argentino viajará al evento para plantear la posición del gobierno de Alberto Fernández de un impuesto a las multinacionales de 25%; y no de 15% como finalmente decidirá el bloque; alícuota que finalmente será la aplicada. Sin embargo, el evento más importante del que participará Guzmán será un encuentro privado con la directora adjunta para el hemisferio occidental Julie Kozac y el encargado del caso argentino Luis Cubeddu.

La norteamericana y el venezolano son los responsables de negociar con el país, y fueron enviados a la cumbre de Venecia con la concreta misión de poner en claro la foto actual de las discusiones y definir sin vueltas los próximos pasos cronológicos a completar para llegar al acuerdo por el Facilidades Extendidas. Si es que Argentina realmente quiere avanzar. De hecho, esta será la primera pregunta que el dúo Kozac- Cubeddu. Y si esta respuesta es positiva, el siguiente capítulo será conocer de boca de Guzmán si todo lo que se habló y acordó hasta ahora, y que en febrero estaba a punto de llegar a una fumata blanca; sigue vigente o si el país ya no acepta lo que en algún momento Guzmán había avalado.

La directora gerente del FMI Kristalina Georgieva y la directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozac estarán presentes en la cumbre de Venecia. Ambas son las encargadas de explicar la posición del Fondo irreductiblemente a favor de la aplicación del tributo a las multinacionales, acompañando a la OCDE en la embestida. Quiso el destino que esta enviada del Fondo sea además la principal responsable del caso argentino; y que coincida con Guzmán en el evento más importante del año para los ministros de Economía y responsables de las finanzas de los países miembros del bloque. Y obviamente habrá algún momento para el encuentro bilateral entre Guzmán y Kozac, las personas que hacia delante tendrán las responsabilidades de negociar y cerrar un acuerdo por la deuda que el país mantiene con el organismo por unos U$S44.500 millones correspondientes al Stand By que el país firmó en 2018 con Mauricio Macri en el gobierno. Y cuyo primer y gran pago será en marzo de 2022 por unos U$S4.040 millones.

Escenarios 

Julie Kozac cuenta con el apoyo total de Georgieva, y es una de las economistas empoderadas desde la llegada de la búlgara al máximo sillón del FMI. Más aún luego de la salida programada de Alejandro Werner, de la dirección general para el hemisferio occidental en abril pasado. Kozac ya manejaba antes el caso argentino, frente al eclipse que Werner había tenido dentro del organismo ante el evidente fracaso del Stand By firmado con el país.

No es que el economista argentino/mexicano sea directamente el culpable. Sucedía que era el único que había negociado en 2018 que aún permanecía en el FMI. Antes que él, la francesa Christine Lagarde y el norteamericano David Lipton habían dejado el organismo. Kozac, por orden de Georgieva, se hizo cargo de las negociaciones con Argentina desde fines del año pasado, y es desde febrero de este año la responsable de discutir los términos técnicos, monetarios, fiscales y macroeconómicos del eventual Facilidades Extendidas que firme el país.

El protagonismo de Kozac no necesariamente es negativo para la Argentina. La economista norteamericana detenta el cargo de directora adjunta del departamento Occidental; y, sin Werner, es la responsable del área con facultades literales de tomar decisiones. Fue designada como parte del equipo que debería fiscalizar al país, desde el primer momento que Alberto Fernández llamó a renegociar el Stand By vigente pero suspendido cuando este llegó al poder.

En sus visitas a Buenos Aires como parte del equipo que dirige el venezolano Luis Cubbedu, mostró buena sintonía con Guzmán, el embajador local ante el FMI, Sergio Chodos, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Carlos Burgueño

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…