Domingo, 01 Agosto 2021 09:24

Mantener la brecha del dólar costará al menos u$s1.000 millones y expertos anticipan más cepo - Por Leandro Gabin

Escrito por

Sigue muy presionado el Banco Central y los analistas creen que indefectiblemente terminará acentuando el cepo cambiario en el corto plazo

Las tensiones cambiarias, a cuatro meses de las elecciones legislativas, le insumirán más dólares al Banco Central. La estrategia oficial es que el tipo de cambio financiero (el contado con liquidación) le ponga tope al más libre del mercado, o sea el blue.

La premisa es "defender" un valor del dólar que usan empresas y grandes inversores para dolarizarse con la idea de que sea "testigo" y no termine golpeando los precios (inflación) y a la economía.

¿Cuánto le saldrá al Gobierno mantener el dólar en "raya"? Según cálculos de Fernando Marull, director de la consultora FMyA, el BCRA tendrá que gastar "al menos" u$s1.000 millones desde ahora y está el 14 de noviembre (elecciones legislativas) para contener el dólar que surge de operar el contado con liquidación con los bonos.

Los costos de mantener a "raya" al dólar

El Gobierno "gasta" dólares para mantener la brecha cambiaria en torno al 80% en el caso del CCL "regulado". El BCRA vende bonos en dólares para bajar el precio del tipo de cambio implícito y luego recompra (utilizando billetes verdes) parte de esos instrumentos. De ahí que la mesa de dinero oficial utiliza divisas de las reservas para que no se escape la brecha.

Estimaciones privadas hablan de que en julio al BCRA le insumió entre u$s300 y u$s400 millones lograr que el CCL oficial se mantenga por debajo de $170. El mes pasado fue uno de los más onerosos para el Central y su necesidad de bajar las expectativas. En lo que va del año, según la consultora de Gabriel Rubinstein (GRA), el Central tuvo que vender u$s2.000 millones para contener el salto del dólar financiero.

El tan mentado segundo semestre, con el riesgo electoral latente, ya llegó e incluso el timing no fue el mejor: ahora el BCRA vende dólares en sus intervenciones en el mercado de cambios ultra regulado. El viernes, según dicen en el mercado, el Central tuvo que vender u$s100 millones en el MULC. Casi toda la semana pasada la autoridad monetaria tuvo un saldo vendedor: se calcula en torno a los u$s400 millones o más.

Parte de la explicación es que tuvo que flexibilizar importaciones, principalmente de energía. Pero el agro siguió liquidando a buen ritmo, en torno a los u$s3.400 millones en julio. "Con la llegada del segundo semestre, el agro bajara el ritmo de ventas de dólares porque pasó la temporada alta y las reservas estarán presionadas por Importadores, ventas en el dólar CCL y pagos de deuda (FMI y otros)", dice Marull. "Por lo que nuestro escenario es más cepo o menor flexibilidad en importaciones en el dólar oficial", agrega.

"Se vienen los meses más difíciles para el Banco Central", dice AdCap Securities. Si bien el Banco Central tuvo que vender u$s70 millones por 3 días consecutivos por primera vez desde abril (y 100 millones el viernes), cierra julio con compras por u$s750 millones.

El dólar y las elecciones, un clásico

"Hacia adelante, se podría debilitar la capacidad de sumar reservas debido a la normalización del ingreso de divisas en los próximos meses, y a la potencial suba de demanda de dólares propia de la estacionalidad electoral. Es más, estimamos que podrían volver las intervenciones en el mercado de Rofex (recuerden que en el primer semestre había llevado la posición a cero)", alerta. 

Por lo tanto, agrega AdCap, "el poder de fuego conseguido en el primer semestre les servirá para capear los meses más difíciles evitando los eventos más disruptivos". 

Nadie cree que el Banco Central vaya a acelerar la suba del dólar oficial. sino más bien todo lo contrario. La tasa de devaluación del 1% mensual seguirá incluso después de las elecciones. ¿No habrá un salto "discreto" del dólar post electoral? Pareciera que no.

Incluso el Gobierno buscará vía el mercado de futuros desactivar esa expectativa. La cuenta de las elecciones dejará seguramente a un BCRA más complicado y no menos dólares. Pero, lo que prima es la política y las elecciones. Con una imagen positiva inferior al 30% para el actual presidente y una economía e inflación "piantavotos", el oficialismo se aferra a lo que puede. El dólar, en la Argentina, es "desestabilizador". Si lo sabrá Mauricio Macri. El kirchnerismo no quiere jugar con fuego.

Leandro Gabin

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…