Lunes, 30 Agosto 2021 10:45

Los mercados ven una vela al final del túnel - Por Guillermo Laborda

Escrito por

Comenzaron la semana pasada a llegar al mercado las primeras apuestas sobre bonos y acciones con miras a las PASO del 12 de septiembre. Lo que los operadores miran son las encuestas que se van recibiendo sobre provincia de Buenos Aires, la madre de todas las batallas financieras: en función de lo que suceda en ese distrito, se moverán los precios de bonos y acciones. 

Hoy está descontado en los precios de los papeles domésticos que el kirchnerismo se alza con una victoria en PBA con 5 puntos de ventaja sobre la sumatoria de los candidatos de Juntos. Un porcentaje menor de ventaja gatillará subas adicionales. Un porcentaje mayor, un nuevo derrumbe para la colección de lunes negros en la plaza local.

Lo que está en juego no es sólo la composición de las dos cámaras sino las expectativas sobre las presidenciales del 2023. Y a ello apuntan las primeras compras de bonos y acciones domésticas. ¿Se repetirá el auge bursátil que hubo tras las elecciones legislativas del 2013, en medio del tercer kirchnerismo? Muy difícil. En primer lugar, hay que confirmar que, dentro de dos domingos, el Gobierno haga una mala elección en PBA. Recuérdese que el propio Mauricio Macri, en las PASO del domingo 11 de agosto de 2019, tras almorzar, se fue a descansar con encuestas que reflejaban una paridad en votos con el entonces candidato Alberto Fernández. El día anterior, sábado al mediodía, el ecuatoriano Jaime Durán Barba acercó encuestas en igual sintonía. Una vez confirmada la derrota por 16 puntos en esas PASO del 2019, fueron cuatro millones de votos de diferencia, tuvo lugar el peor día en la historia de los mercados argentinos.

Pero aún de confirmarse las encuestas y una buena elección de la oposición, no se va a observar un optimismo exacerbado entre inversores con la Argentina. Por ejemplo: ¿Qué pasa si a los 90 días el Gobierno se resiste a ajustar las cuentas públicas y se entra en default con el Fondo Monetario? ¿Cuánto caen los bonos y acciones argentinas en ese escenario?

Por ello, las apuestas que se comenzaron a ver sobre Argentina son mínimas por ahora, y ayudadas por un contexto internacional favorable. Los precios que poseen los activos argentinos ayudan a observar variaciones importantes. Las acciones de Galicia en Nueva York aún se encuentran 40% abajo del cierre que tuvieron el lunes 12 de agosto del 2019, es ese lunes trágico para inversores. Las acciones de YPF están 55% abajo; Edenor, 20%. Es decir que lo que los inversores se imaginaron tras las PASO 2019 quedó corto con lo que ocurrió después.

Paradójicamente, el mejor discurso de la oposición, y el que más votos está acercando a Juntos por el Cambio es el de Alberto Fernández. Ningún otro podría haber generado tantos traspasos a la oposición. Desde el Olivosgate, fue sumando votos con sus frases a la UCR y al PRO: adjudicar la culpa a Fabiola Yáñez, el "no delito" del encuentro, la defensa a la profesora kirchnerista fueron "la más maravillosa música" para los operadores que apuestan a los papeles argentinos en un escenario de derrota en PBA. Adrede no salía mejor.

Lo que hallaron los dirigentes de la oposición en los focus group y encuestas que efectúan en territorio bonaerense es que fue detonante en la caída de imagen presidencial y en la intención de voto del FdT, la falta de clases presenciales en todo el 2020 y gran parte de este año. Incluso hasta en agosto la presencialidad en las clases fue rotativa. Ese perjuicio superó incluso en las encuestas al daño económico por la prolongada cuarentena y la alta inflación. El adoctrinamiento en escuelas y colegios bonaerenses y la defensa presidencial puede traer aparejado el mismo efecto.

¿Por qué lo que ven los inversores en la Argentina es apenas una vela al final del túnel? Simple: todo es muy frágil en el país. Desde ya que un eventual default con el FMI no atrae fondos al país por más que el Gobierno pierda por varios puntos las elecciones en PBA. Hoy los principales tenedores de títulos de la deuda argentina son dos: uno es el FGS del ANSeS, y el otro son los fondos extranjeros. Estos últimos no desean ni siquiera escuchar algo relacionado con la Argentina por los próximos meses. No está en el menú de inversiones. Dos años, hasta las presidenciales del 2023 es una eternidad.

La intención de Cristina Kirchner de convocar a un acuerdo nacional para tratar el acuerdo con el FMI aún es difícil de creer que se cierre con todas las reformas que necesita la economía argentina. Cada vez que el mercado apostó a un giro del kirchnerismo a la racionalidad chocó con una pared. Alberto Fernández precisamente, iba a ser uno de los promotores de ese giro en las expectativas existentes tras las PASO del 2019. Martín Guzmán, con su doctorado en Brown University iba a ser el "golden boy" del kirchnerismo y para complacer al Instituto Patria, defiende el endeudamiento en pesos (como si no hubiera que pagarlos), embiste contra el FMI e inversores extranjeros, y falsea gráficos de deuda pública como en la presentación en una comisión bicameral del Congreso el jueves pasado. Una movida en redes sociales de Cristina Kirchner despertó recelos en el ministro de Economía: felicitó a Cecilia Todesca con un tuit, por la "excelente descripción de lo que pasó con tu salario en los últimos 18 años".

¿Cuánto tiempo puede durar la vela encendida que los mercados ven al final del túnel? ¿Se transformará en luz y será el fin de la pesadilla financiera que se viene viviendo desde el 12 de agosto? Hay mucho viento cruzado. Las ganancias pueden durar poco. El timing, como siempre, manda.

Guillermo Laborda

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…