Lunes, 11 Octubre 2021 10:08

Roberto Feletti designado: la historia oculta y su primera misión - Por Carlos Burgueño

Escrito por

¿Por qué se aceleraron los cambios en la secretaría de Comercio Interior? ¿Cómo piensa el nuevo funcionario? ¿Qué pasó, y pasará, con Paula Español?

Roberto Feletti tendrá una misión concreta: deberá cerrar las bases para que la inflación de la canasta básica familiar, formada especialmente por alimentos y bebidas, sea en el 2022 sensiblemente menor que la de este año.

Sorpresivamente, pasaron cosas. Muy pocos esperaban el repentino cambio en lo que se considera el cuarto funcionario más importante de lo que teóricamente sería el equipo económico argentino. Si se considera que el más importante es el propio presidente Alberto Fernández, seguido por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular del Banco Central, Miguel Pesce; quién ocupe la secretaría de Comercio Interior compartiría cartel con el ministro de Desarrollo Productivo como el siguiente de mayor importancia. Más en un Gobierno de tintes interventores en las relaciones entre la oferta y la demanda. O dicho de otra manera, en los mercados. Y mucho más si se trata de una gestión de cierto nivel alto de tinte kirchnerista.

Roberto Feletti sabía luego de las PASO que podría ocupar un lugar en el Gabinete nacional, y que debía permanecer atento. El aviso se lo dieron de partida doble. Se comunicaron con él desde la jefatura de Gabinete de Juan Manzur y desde las entrañas del kirchnerismo, lugar donde abreva desde su paso por el primer Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Suponía Feletti que, si se daba el llamado a incorporarse al Ejecutivo, sería con los eventuales cambios de Gabinete que seguramente surjan después de las legislativas del 14 de noviembre. Tal era su convicción, que el ahora funcionario se tomó hace sólo semanas unas vacaciones familiares en el sur argentino; donde prometió a sus cercanos que cerraría el celular. Promesa que cumplió. Ya en Buenos Aires, fue convocado por Manzur, quién le avisó que los tiempos se aceleraban y que debía prepararse para sumarse de manera inmediata al Gabinete. Y en un cargo donde las responsabilidades son de alta necesidad. Feletti supo que su tarea sería manejar la política de precios entre el Gobierno y las grandes empresas del país, hace algo más de una semana. E inmediatamente comenzó a desempolvar diferentes estudios propios y cercanos para su nueva tarea.

Su misión inminente, comenzando esta misma semana, será la de convocar a todas las empresas que negocian con la secretaría la continuidad de los acuerdos "Precios Máximos" y "Super Cerca"; discusiones que la semana pasada se estancaron en la posición de las empresas de incrementar los precios un 9,9% (para que no sea de dos dígitos) y hasta después de las elecciones legislativas; mientras que el Gobierno no deja que las alzas superen el 3% y que duren hasta comienzos del 2022.

La tarea de Feletti será que se acepte esta última opción y que se reabran las discusiones más de largo plazo para el próximo ejercicio. El argumento para convencer a las grandes empresas será más político que económico. Y hablará más del futuro de la relación que se quiera tener con el funcionario, que con los Excel que las empresas manejan sobre la evolución de los precios.

Mientras tanto, se tendrá que aceptar entre los privados declaraciones fuertes y duras de Feletti. Incluyendo algunas que hablen de las ganancias de las empresas privadas. Y sus eventuales controles. Se escuchará además de manera constante y firme las frases sobre "abusos de precios" y "formadores de precios". Según los resultados que Feletti y su gente logren en sus negociaciones inmediatas, serán las medidas que se analicen para el futuro. Siempre que Feletti continúe en su cargo de secretario de Comercio Interior y no tenga que dejar el cargo; y no por una disminución de su poder. Todo lo contrario. "Ponelo en la lista", recomendaba este fin de semana un alto dirigente de la coalición gobernante.

Paula Español desembarcará ahora en el ministerio de Interior, donde militará la relación productiva de la cartera que maneja Wado de Pedro y las provincias. Se enteró de su salida de la secretaría de Comercio Interior horas antes de conocerse la designación de Feletti. Y cuando preparaba los argumentos para cerrar esta semana los acuerdos que ahora negociará su sucesor. La primera respuesta que recibió fue una bienvenida a fortalecer las huestes de La Cámpora. Y una crítica más o menos pública de los dirigentes de esa agrupación hacia la conducción de Martín Guzmán.

Carlos Burgueño

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…