Miércoles, 23 Noviembre 2022 07:29

Massa en crisis, deuda en pesos saturada y dólar picante - Por Salvador Di Stefano

Escrito por Salvador Di Stefano

Sergio Massa enfrenta la primera corrida al peso. Dólares lanzados a la suba, mercado con pocas ganas de financiar al Estado. Falta confianza. 

El mercado está empachado de bonos en pesos. Por lo tanto, la estrategia del gobierno es hacerle comprar esos bonos al Banco Central. La consecuencia es que las tasas de los bonos no superan el 8,0% en el año 2023 y el 12,9% en el año 2024. Son tasas muy altas y que denotan que los mercados creen que Argentina no podrá pagarlos y llevaría a los tenedores a un reperfilamiento como hizo Macri en el año 2019. 

¿Puede pagarlo con emisión?

Sí que puede, el problema son las consecuencias, la emisión monetaria sería muy elevada, eso empujaría a la suba a la inflación y la brecha cambiaria.

¿Lo están corriendo al Ministro?

Sergio Massa enfrenta la primera corrida, recibió una herencia pesada, hasta ahora le compraron las promesas de llegada de dólares frescos, parece que de aquí en adelante le están picando el boleto, muchos emigran de Argentina, y la mayoría huye del mercado de pesos.

¿Cuánto es la deuda de Argentina?

Muy fácil, la deuda de la Tesorería más el BCRA (Banco Central República Argentina) es U$S 436.858 millones, nos preocupa que la mayor parte de la deuda tenga un ajuste, ya sea por índice de inflación o esté nominada en moneda extranjera. La deuda en pesos a tasa fija es muy poca, del total solo el 25%, esto implica que una devaluación no resolverá el problema de la deuda.

¿Por qué lo decís?

Si devalúas el signo monetario, automáticamente suben todos los precios de la economía, por ende, sube la deuda en pesos ajustada por CER (16,6% del total) más la deuda en dólares (58,3% del total).

¿Cuál es la salida?

La única salida que tiene Argentina es crecer para diluir el peso de la deuda, lograr superávit fiscal para no incrementar el stock de deuda, y generar la confianza necesaria para poder renovar deuda a plazos más largos.

¿Cuánto se endeudó Alberto Fernández?

La deuda en la gestión de Alberto Fernández creció en U$S 96.655 millones, esto se debe a un déficit muy elevado en igual período que ascendió a U$S 71.315 millones. El resto es capitalización de intereses, y nueva deuda muy poco.

Con estos números la paridad de la deuda seguirá en valores bajos

Correcto, las paridades de los títulos públicos subirán cuando el gobierno demuestre vocación por lograr superávit fiscal, consiga superávit en la balanza de pagos y logre incrementar las reservas. Mientras ello no ocurra los títulos públicos seguirán en precios bajos. 

El futuro de las acciones argentinas

Las acciones argentinas valen muy poco, están a precios de remate, las relaciones precio/utilidad son muy bajas. Las empresas ligadas a las materias primas tienen mayor potencial de suba que los bonos soberanos en dólares, en la medida que el país recupere el superávit fiscal y vuelvan a ingresar capitales.

¿Ahora pueden subir?

Muy poco, sin la credibilidad de un plan serio en el país, los bonos y las acciones estarán realizando recorridos laterales. Estamos con las cotizaciones tan bajas que transitamos el infierno de precios bajos, acostumbrados y solo esperamos un cambio de gobierno, para ver si tenemos una reversión.

¿La deuda en pesos?

Ese es el mayor problema, la deuda en pesos es muy grande. Si sumás la deuda en pesos de la Tesorería en las dos variantes (tasa fija y ajustada por CER) y la deuda del BCRA, entre las 3 suman U$S 182.009 millones. Esto implica un 42% de la deuda total.

¿Cuánto será el déficit fiscal este año?

El déficit fiscal del 4,0% del PBI aproximadamente, mientras que el cuasi fiscal, que está representado por los intereses que paga el BCRA por la deuda el 3,0% del PBI aproximadamente. Esto implica que tenemos un déficit total del 7,0% del PBI aproximadamente.

Una locura

Por eso creemos que será muy difícil que baje la inflación y muy probable que aumente la brecha entre los dólares alternativos y el dólar oficial.

¿Cómo están los números del BCRA?

Muy malos, estos números son extractados del balance del BCRA. Las reservas caen en los últimos 12 meses, mientras que los pasivos monetarios crecen vertiginosamente. El dólar de equilibrio se ubicaba en $ 182,3 hace un año atrás, y el dólar MEP en el mercado valía $ 197,60. En la actualidad el dólar de equilibrio está en $ 362,40 y el dólar MEP a igual fecha valía $ 302,1. El ajuste está a la vuelta de la esquina.

El dólar está regalado

Es una oferta de mercado, el viernes cerró en $ 313,58, lo vemos creciendo a niveles de $ 400 para fin de año, este pronóstico lo venimos sosteniendo hace tiempo.

¿El dólar Qatar?

Está en $ 338,50 y crece todos los días. Para fin de mes al dólar Qatar lo vemos en $ 347,20, esto implica que el dólar MEP debería estar como mínimo a este precio, ya que ambos dólares, tarde o temprano, se arbitran.

Sería interesante que proyectes para fin de diciembre

Con una devaluación del dólar del mayorista del 7,0% para diciembre, proyectamos un dólar Qatar en $ 371,50. Esto implica que el dólar MEP tendría ese piso de precio para fin de año, de allí para arriba puede haber un plus adicional.

¿Qué sucede con el consumo?

En los meses de septiembre, octubre y noviembre vemos una fuerte caída de consumo, que nos lleva a replantearnos el negocio. Cuando las caídas de venta son muy grandes, tenemos que readecuar los stocks a la venta existente.

¿Por ejemplo?

Un corralón que vendía 100.000 bolsas de cemento al mes y tenía 1.000.000 de bolsas, contaba con un stock para 10 meses. Si la caída de ventas hizo que las bolsas de cementos vendidas cayeran a niveles de 90.000 al mes, el comerciante pasaría a tener un stock de 11 meses y algo más. Esto implica que no tiene necesidad de reponer mercadería, la recomendación sería vender sin reponer, financiar los gastos de estructura de la empresa, y los excedentes pasarlos a moneda dura hasta tanto veamos cuál es el piso de la venta mensual.

¿Consecuencias?

La caída de ventas en el comercio minorista comienza a reflejarse en el comercio mayorista, y este con la industria que produce. Pasamos a tener menos ventas y dificultad para financiar los gastos de estructura. Las empresas salen a realizar ofertas para financiar los gastos de estructura con mercadería, mientras piensan cómo readecuar las estructuras ya que la caída de ventas llegó para quedarse. Si logra excedentes con las ofertas que realiza, buscará proteger ese efectivo en moneda dura.

¿Por qué no comprar más mercadería?

Las empresas no compran más mercadería porque están saturadas con stock y esto implica una inmovilización de inversión muy elevada, cuanto más cae la venta, más meses de inventario tienen. Ya no es negocio inmovilizarse en mercadería, las empresas necesitan volver a tener liquidez. Si entramos en un escenario recesivo en esta época del año, será difícil revertirlo en el verano, habrá que esperar a abril de 2023 para ver qué camino toma el consumo.

¿Habrá despidos?

Las empresas van a readecuar todos los gastos de estructura, tratarán de prescindir de la mayor cantidad de gastos posibles. Estamos todos en la bolsa, recursos humanos, servicios y todo lo que no genere productividad o sobre. Se recomienda cuidar al personal, no hay muchos trabajadores calificados en el mercado.

Salvador Di Stefano
SDS Asesor Económico y de Empresas

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…