Lunes, 13 Enero 2020 21:00

Deuda: los tres escenarios que imagina el mercado para la dura reestructuración de Axel Kicillof - Por Leandro Gabin

Escrito por

Podría llegar a haber quitas del 50% en el capital e intereses para los bonistas. Pero Martín Guzmán quiere que la propuesta sea similar a la Nación

 

La Provincia de Buenos Aires (PBA) coquetea con un default de la deuda a finales de mes si no ahorra alrededor de u$s277 millones entre capital e intereses del bono con vencimiento en 2021.

La negativa de Martín Guzmán, el ministro de Economía de la Nación, de salir a auxiliar a Axel Kicillof le pone máxima tensión a las próximas semanas.

Trascendió que el ex Universidad Columbia le bajó el pulgar al rescate de la Provincia porque quiere forzarla a que presente una oferta "similar" a la que está trazando la Nación.

"Martín quiere que presenten una propuesta en sintonía con lo que harán ellos. Ahora el problema es que creo que Axel quiere otra cosa", deslizaban en pasillos oficiales.

¿Podrá el gobernador de la Provincia cerrar una rápida renegociación con los bonistas y evitar el incumplimiento de pagos? Esa es la duda en el mercado que este lunes reaccionó con fuertes caídas para los títulos provinciales de hasta el 7%, movimiento replicó en menor medida la deuda soberana por el temor a un "efecto arrastre".

Por lo pronto, se supo que un comité de acreedores del exterior de la PBA contrató a abogados para que los asesore en la negociación que ya está teniendo lugar con Kicillof. Será el estudio internacional Arnold & Porter, mientras que la pata local será cubierta por Bruchou, Fernández, Madero & Lombardi.

La iniciativa viene a cuento de que, como se estima en el mercado, habrá una importante quita en la deuda de la provincia. Los principales "damnificados" serán los bonistas extranjeros, quienes tienen mayoritaria la deuda emitida en dólares.

Se sabe que a pesar de que PBA pueda pagar este 26 de enero ese vencimiento, el siguiente de peso cae en mayo cuando tendría que cancelar u$s145 millones y otros u$s563 millones en junio.

No se llegará a esa fecha: la Provincia quiere cerrar lo antes posible la negociación para "reperfilar" toda la deuda, incluso con quita.

Sucede que los tenedores de bonos son los principales acreedores de la región gobernada por Kicillof: en el mercado hay títulos emitidos por un total de u$s9.495 millones (88,6% de la deuda total).

De esta cantidad, el 88,8% corresponde a bonos emitidos por la provincia en moneda extranjera y 11,2% a bonos emitidos en moneda local.

En segundo lugar, están las instituciones de crédito internacionales, con un monto de u$s687 millones (6,4% de la deuda total).

Finalmente, al gobierno nacional le deben u$s475 millones y otros acreedores (u$s54 millones) representan el 4,4% restante y el 0,5% de la deuda total, respectivamente.

En el mercado se habla de algunos escenarios posibles que estaría evaluando Kicillof. La idea sería que la PBA reestructure u$s7.354 millones que es el stock de deuda "elegible" ya que hoy otros vencimientos intrasector público que se patean hacia adelante en forma automática.

Se cree que la propuesta de Kicillof contemplará una extensión de plazos en el orden de los 5 años. A saber:

  • -Escenario más agresivo para los acreedores: suponen una reducción de los intereses y el capital del 50%

  • -Segundo escenario, intermedio para los bonistas: podría haber una quita del 33% en los intereses y del 20% en el capital de la deuda elegible

  • -El más optimista (y menos probable) habla de que habría una "reperfilamiento" del capital (sin quita) y una poda del 20% en los intereses.

¿Hay incentivo para aplicar una quita "ejemplar"? En ese escenario, el stock de deuda total de la provincia caería a u$s6.721 millones en comparación con u$s10.711 millones en 2019.

Finalmente, el pago total de intereses sobre la deuda se hundiría a u$s719 millones en comparación con el u$s1.469 millones proyectados para 2019.

Claro que, si bien la motivación de Kicillof podría ser la de salir con los tapones de punta, habrá que estar atentos que eso no despierte malestar en Casa Rosada. Se sabe que Guzmán es cultor de una oferta "amigable" para los bonistas que le permita al país reducir el riesgo país rápidamente para que haya financiamiento a tasas razonables.

El gobernador bonaerense planteó que la negociación tiene que ser de "buena fé", algo que, si bien fue bien tomado por los acreedores, despierta dudas si están sólo una pantalla. Esto se verá en las próximas horas, cuando se avance en la oferta explícita por la deuda provincial.

Leandro Gabin

Visto 369 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…