Miércoles, 21 Octubre 2020 12:04

Lombardía y Campania impondrán el toque de queda a las 11 de la noche para frenar los contagios - Por Antonio Calanni

Escrito por Antonio Calanni

El gobierno italiano achaca el reciente aumento de infecciones a las reuniones de noche y fiestas. 

Lombardía lo hará a partir del próximo jueves, desde las 23.00 a las 5.00 horas. El presidente de Lombardía, Atilio Fontana, explicó que los alcaldes de la región habían solicitado este tipo de medida para evitar que aumenten aún más los contagios y que se ha pedido la autorización al Gobierno para aplicarla.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ya adelantó que el Gobierno aprobará la medida. “Estoy de acuerdo con la hipótesis de medidas más restrictivas en Lombardía y trabajaremos juntos para lograrlo en las próximas horas”, afirmó Speranza.

“Hemos decidido emitir una disposición que desde las 23.00 a las 5.00 se cierran las actividades y la gente esté en casa y que, salvo en caso de emergencias o trabajo o salud, no puedan circular por las calles de Lombardía para intentar frenar una de las causas del contagio que se ha reiniciado y que son las reuniones en la noche, las fiestas y todo aquello que no se puede controlar porque no podemos tener un número suficiente de policías y agentes”, explicó Fontana.

Proyecciones

El 31 de octubre podría haber en Lombardía unos 600 hospitalizados en cuidados intensivos y hasta 4.000 ingresados

También se ha dispuesto cerrar los centros comerciales los sábados y domingos. Fontana agregó “que las proyecciones de los expertos sobre la marcha del virus en la región han resultado ser ciertas y nos invitan a ser muy cautelosos y temer que dentro de 15 días, es decir, para fin de mes, tendremos una situación que, aún no será de colapso en los hospitales, pero que será un desafío”.

El presidente de Lombardía, la primera región europea golpeada por el coronavirus en los inicios de la pandemia, adelantó que también abrirán el hospital que instalaron en los edificios del centro de eventos de Milán. “Esperamos que no haya necesidad de usarlo y que siga siendo una garantía, una seguridad para los ciudadanos”, agregó.

Según algunos informes, el 31 de octubre podría haber en Lombardía unos 600 hospitalizados en cuidados intensivos y hasta 4.000 ingresados. En Lombardía, solo en las últimas 24 horas, se registraron 1.687 nuevos positivos.

El mayor problema está en Milán, donde se detectan la mitad de los nuevos positivos en la región

El mayor problema está en Milán, donde se detectan la mitad de los nuevos positivos en la región (814 casos en el área metropolitana, 436 en la ciudad). “No somos capaces de rastrear todas las infecciones, de aislar activamente a las personas. Quien sospeche haber tenido un contacto de riesgo o síntomas debe quedarse en casa”, fue la alarma lanzada por el director médico de sanidad de Milán, Vittorio Demicheli.

Actualmente hay 134.003 personas positivas por coronavirus en Italia, 7.766 más que el día anterior y de estas 797 en la UCI, 47 más que el domingo.

La región italiana de Campania (sur), con capital en Nápoles, por su parte, solicitará al Gobierno central la aplicación de un toque de queda nocturno desde el viernes para frenar los contagios de coronavirus, anunció hoy su gobernador, Vincenzo De Luca. ”Nos preparamos para pedir hoy el toque de queda, la paralización de todas las actividades y de la movilidad desde este fin de semana en adelante”, informó De Luca durante una visita al Hospital del Mare napolitano, según recogen los medios locales.

El gobernador de esta región, con unos seis millones de habitantes, reconoció que era una idea que planeaba imponer desde finales de mes, pero al final la adelantó. La intención de Lombardía y Campania es confinar a su población durante la noche, entre las 23.00 y las 05.00 horas locales y permitir solo la salida de los domicilios por motivos de salud, de trabajo o emergencias.

Las mismas excepciones que valían durante el confinamiento total del país de la pasada primavera. Campania ha cerrado las escuelas, una decisión criticada por el Gobierno central, y había anunciado un toque de queda en la noche del 31 de octubre para evitar la celebración de Halloween.

Los contagios en Italia llevan varios días disparados después de un verano relativamente apacible. En los últimos días se han superado las 10.000 infecciones diarias y ayer fueron 9.338, aunque se realizaron muchas menos pruebas diagnósticas por el fin de semana.

La mayoría de los casos positivos se localizaron en la próspera Lombardía (1.687), más de la mitad en la ciudad de Milán, mientras que en Campania se confirmaron 1.593, aunque se hicieron tres veces menos pruebas que en la región norteña. Una situación que ha puesto en alerta los sistemas hospitalarios y que se pretende contener con estos confinamientos nocturnos, pues en Italia nadie quiere hablar de un confinamiento total como el de la pasada primavera para no perjudicar el tejido económico.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…