Martes, 15 Junio 2021 13:25

"En búsqueda del sucesor de Rohani" - Por Manuel Carreras

Escrito por Manuel Carreras

Uno de los principales enemigos de los Estados Unidos y de Israel, dirimirá su futuro en sus elecciones presidenciales el próximo 18 de junio, con siete candidatos, pero con un solo favorito en el horizonte. 

La República Islámica de Irán, constituye uno de los focos de conflicto más relevantes en Medio Oriente. Ferviente defensor de los chiitas islámicos en la región, contando con uno de los armamentos más avanzados y sobre todo, con grandes yacimientos de hidrocarburos como gas y petróleo.

Irán es una república presidencialista, eso quiere decir, que cuenta con un poder ejecutivo a cargo de un presidente y un poder legislativo representado por la Asamblea Consultiva Islámica. Ambos organismos se someten al sufragio popular cada cuatro años. Sin embargo, Irán no representa una democracia plena.

Todas las candidaturas para legislador o para presidente, pasan por la rigurosa revisión del Consejo de Guardianes. Dicho consejo es un agente que está al exclusivo servicio del Líder Supremo. Si bien el país persa cuenta con un presidente, este no acapara todo el poder; el real arquitecto de la república islámica es Alí Jamenei, que ostenta el cargo de Lider Supremo desde el año 1989, sucediendo al artífice de la revolución islámica de 1979, Ruhollah Jomeini.

La elección del Líder Supremo es responsabilidad de la Asamblea de los Expertos y solamente ha habido dos líderes hasta el momento. El que ostenta este cargo posee las mayores atribuciones en la república islámica. Tiene la potestad de seleccionar a la mitad de los miembros del anteriormente mencionado, Consejo de Guardianes.

Este consejo posee doce miembros en total. Seis de estos miembros son juristas, elegidos por la Corte Suprema, mientras que los restantes seis clérigos corresponden a la designación a dedo por parte de Alí Jamenei.

El Consejo de Guardianes tiene como misión, velar por el cumplimiento de la Constitución de la República Islámica de Irán (en vigencia desde 1979), con la capacidad de veto de casi cualquier ley. Además, es quien puede negar candidaturas a posibles aspirantes al cargo de presidente o legislador.

El filtro aplicado por el Consejo, dejó afuera a tres pesos pesados de la política iraní: a Alí Lariyani (ex presidente del Parlamento y asesor del Líder Supremo), Eshaq Yahanguiri (actual vicepresidente) y a Mahmud Ahmadineyad (ex presidente).

De los 592 pre candidatos, solamente siete fueron los seleccionados para competir por la presidencia y lograr ser el sucesor de Hasan Rohani, quien no puede presentarse ya que cumplió con dos mandatos consecutivos, como establece la constitución.

Dentro de los siete candidatos, el más influyente y con mayores chances de alzarse con la victoria es Ebrahim Raisi. Actual jefe del poder judicial (nombrado por Jamenei en 2019) y rival de Rohani en las últimas elecciones.

Los otros seis candidatos representan en su mayoría posturas conservadoras y son figuras conocidas en la política iraní: Mohsen Rezaei (Secretario del Consejo de Discernimiento y ex candidato en 2009 y 2013), Saeed Jalili (ex secretario del Consejo de Seguridad de Irán, veterano de la guerra contra Irak y ex candidato en 2013), Amir-Hossein Ghazizadeh Hashemi (vicepresidente del Parlamento), Alireza Zakani (actual jefe del departamento de investigación del Parlamento), Abdol Naser Hemmati (actual director del Banco Central de Irán) y Mohsen Mehralizadeh (ex vicepresidente y ex candidato presidencial en 2005).

Hemmati y Mehralizadeh, son los dos considerados más reformistas, sin embargo cabe aclarar que todos los presidentes de Irán, desde la elección de Mohamed Jatamí en 1997, han seguido las directrices del modelo del régimen islámico comenzado en el año 1979.

Los vetos ejecutados por el Consejo de Guardianes casi que sirve en bandeja la elección a Raisi, ya que tanto Alí Lariyani y Eshaq Yahanguiri eran dos posibles contrincantes dignos para el nacido en Mashhad.

Estas elecciones no dejan espacio para lo inesperado o las proezas imprevisibles. Todo parece claro para el que seguramente sea el próximo presidente de la República Islámica de Irán: Seyed Ebrahim Raisi.

(#) Especialista en Relaciones Internacionales

Fuente: 1000caracteresweb.com.ar

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…