Miércoles, 21 Julio 2021 11:50

Perú y un presidente comunista: ¿y ahora? - Por Martín Higueras

Escrito por Martín Higueras

La incertidumbre se mantiene en Perú tras la proclamación de Pedro Castillo como presidente. Ahora, el país espera moderación en su primer gabinete. 

Desde hace unos días y transcurridos más de 40 días de la segunda vuelta electoral, era ya inminente la proclamación de Pedro Castillo como presidente electo del Perú, conocidas ya las decisiones de la justicia electoral respecto a los pedidos de nulidad de decenas de actas por parte de Fuerza Popular, el partido de Keiko Fujimori, y sus reiteradas denuncias de un fraude.

El gran temor de los peruanos, incluido un porcentaje de los que han votado por él impulsados por el fuerte antifujimorismo que existe en Perú, es que Castillo mantenga su discurso más radical, el mismo que ha sostenido durante gran parte de la campaña, especialmente antes de la primera vuelta en la que ganó con apenas un 19%.

Estas posiciones radicales de extrema izquierda han sido principalmente orientadas por el partido que lo llevó como candidato a la presidencia, Perú Libre, cuyo fundador, Vladimir Cerrón, no oculta su ideología marxista-leninista. Este exgobernador regional fue destituido y condenado por varios delitos de corrupción. Además, los medios informaron en su momento sobre los nexos del partido con el Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), brazo político del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Ya proclamado, ahora se espera el siguiente paso de Castillo: la presentación de los nombres que integrarán su gabinete de ministros. Algunos creen que no incluirá a ningún elemento extremista y que intentará moderar sus posiciones para tener un inicio de gobierno que tranquilice el ambiente. Este martes dijo a la prensa que "estamos haciendo una convocatoria a todos los técnicos, a las personas más distinguidas y comprometidas con el país". Es decir, por ahora lo que más circula son especulaciones y pocos nombres, lo que, a pocos días del cambio de mando el 28 de julio, preocupa.

¿Cuáles con los temas más sensibles en este momento en el Perú? Sin duda, hay dos que son fundamentales: sanidad, y por lo tanto la lucha contra la covid y el proceso de vacunación, y la economía, sector que ha sufrido en este año y medio de pandemia con un mayor desempleo, la quiebra de muchas empresas y el aumento de la pobreza.

Al frente del Ejecutivo, Castillo tendrá también que buscar una buena relación con un renovado Congreso en el que tendrá 37 escaños con Perú Libre —de los 130 totales—, frente a 24 de Fuerza Popular, 16 de Alianza para el Progreso, 15 de Acción Popular, 13 de Renovación Popular, entre otras bancadas minoritarias. En otras palabras, la negociación será fundamental para llegar a acuerdos y sacar adelante iniciativas.

Una de estas iniciativas, y sin duda la más polémica, es la de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución que reemplace la de 1993, en vigencia desde el gobierno de Alberto Fujimori. Pese a la fuerte oposición, Castillo no ha dejado de lado su idea y posiblemente es lo que más problemas le traerá sea cual sea su decisión.

Por un lado, un buen porcentaje de peruanos ha mostrado su rechazo, y por otro, uno de los más entusiastas es justamente Cerrón, el comunista, marxista-leninista, que no desperdiciará la ocasión para tener todo el poder que le sea posible. Y posiblemente, ese sea el mayor peligro para el Perú.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…