Viernes, 14 Enero 2022 10:46

Camino al juicio por abuso sexual, el príncipe Andrés fue despojado de sus cargos militares - Por Darío Silva D'Andrea

Escrito por Perfil.com

El duque de York seguirá "sin desempeñar ninguna función pública" por decisión de su madre, la reina Isabel II. Las Fuerzas Armadas lo acusan de no cumplir con las obligaciones de "probidad, honestidad y comportamiento honorable" que tienen los militares británicos. 

El príncipe Andrés de Inglaterra, que enfrenta a una causa civil en Estados Unidos por agresión sexual, perdió todos sus sus cargos honoríficos en regimientos militares y asociaciones benéficas por decisión de su madre, la reina Isabel II, y bajo presión de las Fuerzas Armadas.

"Con la aprobación y el acuerdo de la reina" Isabel II, su madre, "las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York fueron devueltos", anuncio el Palacio de Buckingham en un breve comunicado.

Horas antes, más de 150 veteranos del ejército británico habían pedido a la monarca que retiraron sus títulos militares a este antiguo piloto de helicópteros, distinguido como héroe de la guerra de las Malvinas (1982) en la que participó con 22 años. Lo acusaban de no cumplir con las obligaciones de "probidad, honestidad y comportamiento honorable" que tienen los militares británicos.

El caso de Andrés, considerado por todos como el "hijo predilecto" de Isabel II, es uno de los múltiples escándalos que dañan la imagen de la monarquía británica con los que ha tenido que lidiar recientemente la soberana a sus 95 años.

"El duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado", precisó el palacio en un breve comunicado que resume el último capítulo en la dramática caída en desgracia de Andrés, de 61 años.

Este último golpe llegó 24 horas después de que juez de Nueva York rechazara su pedido de desestimar la denuncia de agresiones sexuales que interpuso en su contra una mujer estadounidense, Virginia Giuffre, quien lo acusa de haber abusado de ella en 2001, cuando tenía 17 años.

El juez de Nueva York desestimó el pedido de los abogados del príncipe

En su decisión, el juez Lewis Kaplan sostiene que el pedido de los abogados del príncipe de desestimar la demanda presentada por Virginia Giuffre, una de las víctimas de los delitos sexuales del financiero estadounidense Jeffrey Epstein, debe ser "denegada en todos sus aspectos".

Giuffre asegura que el príncipe Andrés la abusó sexualmente de ella en la casa de Epstein en Nueva York y en su isla privada de Islas Vírgenes, en Estados Unidos, así como en la casa londinense de Ghislaine Maxwell, que fue socia y pareja del financiero, y que recientemente fue condenada por tráfico de menores.

La defensa del príncipe, que negó enérgicamente las acusaciones, utilizó un acuerdo extrajudicial que Giuffre firmó en 2009 con Epstein, a cambio de 500.000 dólares, para no perseguirlo en la justicia en el futuro ni a él ni a "otros acusados potenciales".

El duque de York, de 61 años, héroe de la guerra de las Malvinas (1982) en la que participó a los 22 años como piloto de helicóptero, vio su reputación caer en picado por su amistad con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein.

"Tiembla" el príncipe Andrés tras el juicio contra su amiga Ghislaine Maxwell

En su escrito de 44 páginas, Kaplan no entra en valoraciones sobre el fondo de la demanda de Giuffre como pretendían los abogados del príncipe.

Los abogados argumentaron que es "legalmente insuficiente", pero el juez niega que sea "ininteligible", "vaga" o "ambigua" ya que quedan claros "discretos incidentes de abuso sexual en circunstancias particulares en tres lugares identificables", así como "a quién atribuye el abuso sexual".

Para Richard Signorelli, fiscal y antiguo asistente del fiscal general de Estados Unidos, la decisión del juez es "devastadora" para el príncipe ya que no solo tiene "implicaciones en el caso civil", sino que potencialmente puede tenerlas en el "plano criminal".

Culpable: los detalles más oscuros del juicio a Ghislaine Maxwell, la "madama" de Epstein

El príncipe puede apelar la decisión, lo que alargará el proceso. Pero, según expertos, se encuentra entre la espada y la pared: o bien llega a un acuerdo con la denunciante fuera de la justicia o se someterá al escarnio público bajo juramento.

Virginia Giuffre "está encantada de que el juez haya desestimado la demanda" del príncipe y ahora espera una "resolución judicial sobre el fondo de la demanda", dijo su abogado.

Tras la decisión del juez Kaplan, publicada el miércoles, los abogados del príncipe británico pueden apelar. Incluso pueden en teoría recurrir a la Corte Suprema de Estados Unidos, pero los expertos dudan de que el proceso llegue hasta ese punto.

La estadounidense Virginia Guiffre acusa al príncipe Andrés de haberla agredido sexualmente tres veces en 2001, cuando ella tenía 17 años.

¿Cuándo podría celebrarse el proceso civil contra el príncipe?

Si todos los recursos de Andrés contra la queja de Giuffre fracasan, un proceso civil podría darse cuenta "entre septiembre y diciembre" de este año, dijo el juez. Llegado el caso, Andrés deberá entregar su testimonio juramentado en un gabinete de abogados, probablemente en el Reino Unido, y responder a preguntas formuladas por consejeros estadounidenses de la demandante.

"Es un cuadro menos formal que un tribunal, pero puede ser muy largo, durar horas y ser bastante agresivo", explicó el ex fiscal estadounidense Bennett Gershman.

Las respuestas del príncipe serían luego sometidas como pruebas ante un jurado de un proceso civil encargado de deliberar sobre una compensación económica para la demandante. "Si no comparece, será juzgado en rebeldía y el juicio le será desfavorable", advierte el abogado neoyorquino Richard Signorelli.

¿Podría ser procesado penalmente el príncipe Andrés?

La demanda de Giuffre contra el príncipe no puede ser convertida en proceso penal por crímenes sexuales. Pero nada impide que en el futuro fiscales estadounidenses inicien persecuciones penales contra el duque de York si estiman que pudo cometer un crimen.

Pero, para el exfiscal Roger Canaff, eventuales persecuciones penales por "agresión sexual" no tendrían "base jurídica" para la justicia federal estadounidense, y estarían prescritas en el estado de Nueva York. Además, incluso si el príncipe no posee inmunidad diplomática según la prensa, juristas estadounidenses estiman que sería muy difícil extraditarlo hacia Estados Unidos para un juicio.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…