Domingo, 28 Noviembre 2021 01:06

El Gobierno argentino ya es indescriptiblemente impresentable - Por Marcelo Duclos

Escrito por Marcelo Duclos

No hay calificativos para describir una gestión de gobierno plagada de impresentables. Lo del vicepresidente del Banco Nación no tiene descriptivos posibles. 

Normalmente es difícil quedarse sin adjetivos calificativos. Sin embargo, el Gobierno del Frente de Todos suele dejar a uno sin palabras para describir el nivel de impresentabilidad de los representantes de la gestión más improvisada de la historia nacional. Lo del vicepresidente del Banco Nación, el massista Matías Tombolini, es, literalmente, incalificable. Lo que hizo este jueves en su cuenta de Twitter no debería siquiera permitírsele a ningún vocero, así sea de un club de barrio.

 

La noticia de la tarde/noche de ayer, mientras el multicampeón River Plate de Marcelo Gallardo se alzaba con un nuevo título, fue que el Banco Central prohibió a las tarjetas de crédito que ofrezcan cuotas para comprar pasajes al exterior. Aunque a mucha gente le generó indignación, y en las redes sociales se hablaba de un nuevo paso hacia el modelo castrochavista, lo cierto es que la medida no puede tomar a nadie por sorpresa. El BCRA se queda sin dólares, producto de sus pésimas y fracasadas medidas, por lo que las restricciones irán en aumento de manera progresiva hasta que todo estalle.

Sin embargo, las críticas a los empleados del oficialismo por parte de miles de clientes frustrados, que esperaban el Black Friday de hoy para poder emitir un pasaje por las vacaciones de verano, se propagaron por todos lados. Desde su cuenta de Twitter, Tombolini festejaba los goles de River, que consiguió un nuevo campeonato tras golear al Racing Club de Avellaneda por 4 tantos contra 0. En uno de estos comentarios, un usuario lo acusó de “venderse por un sueldo” (ya que el economista era muy crítico del kirchnerismo) y le achacó la imposibilidad de poder utilizar las cuotas para emitir un pasaje.

El funcionario, ante el tercer gol de River, le dijo al hombre que lo criticó: “Si querías cuotas, ahí tenés tres”. Un bochorno desde donde se le mire. En Argentina solamente un impresentable así puede mantener el puesto, como ocurre hoy con Tombolini.

El presidente de River… ¿Quiere ser presidente de Argentina? ¿Intendente porteño?

Rodolfo D’Onofrio ha presidido al Club Atlético River Plate en su período más glorioso. Llegó a lo más alto del poder político del millonario luego del retorno a la primera división y, con Marcelo Gallardo como director técnico, se cansó de salir campeón. En 2013 ganó las elecciones con un 55 % de los votos, pero fue reelecto en 2017 con más del 74 %.

En vísperas de la elección de las nuevas autoridades, y yéndose con 14 títulos al hombro, el dirigente de River ya reconoce sus más altas aspiraciones a nivel político, pero de Argentina.

 “Quiero ayudar a construir un país en serio y si hay un proyecto y un equipo de gente que quiera hacer una transformación en serio, me presentaría a un cargo ejecutivo”, señaló D’Onofrio esta mañana. Cabe recordar que Mauricio Macri, intendente capitalino y luego presidente, llegó a la política luego de una exitosa gestión en Boca Juniors. El paralelismo ilusiona a más de uno.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…