Miércoles, 13 Enero 2021 13:35

Ni jóvenes ni comerciantes: qué hay detrás del cambio de discurso de Kicillof sobre el rebrote de contagios de Covid-19

Escrito por Pablo Vinocur

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires decidió cambiar de idea. Los responsables de la segunda ola de Covid-19 ya no son los jóvenes que se juntan en fiestas clandestinas, según el relato oficial. Tampoco son los comerciantes de la Costa que -de un día para el otro- dejaron de ser empresarios inescrupulosos y pasaron a ser estrictos cumplidores de protocolos. ¿Qué cambió en el medio? 

Kicillof tomó nota de que entramos en el año electoral. "Los años pares son para tratar de gobernar e intentar sumar a algún desencantado. Los años impares son para fidelizar a los propios", describe un operador que trabajó para las distintas tribus del peronismo y sindicatos.

Los jóvenes son la base electoral del Frente de Todos. Según todas las encuestas, son los que más eligen el espacio del kirchnerismo y los destinatarios de muchas de sus políticas. Solo un ejemplo: la ley del aborto era apoyada mayoritariamente por jóvenes. ¿Qué sentido tiene pelearse con sus propios seguidores en este momento?

Por otro lado, Kicillof quedó solo como el malo de la película. Mientras gobernadores de las otras cuatro provincias grandes (CABA, Santa Fe, Córdoba y Mendoza) salieron a diferenciarse de las "recomendaciones" del Gobierno, el mandatario bonaerense se mostraba duro, pidiendo más restricciones. Nada que enamore demasiado en medio de la temporada costera.

Así salió a hablar Axelito:

"Es mentira que los jóvenes no cumplen. Los jóvenes cumplen, aun cuando no se contagian de una manera riesgosa. Abandonar esas actividades que muchas veces son las que más les gustan es, no solamente un acto de responsabilidad, sino de solidaridad".

"Es momento en que, por una cuestión de autoestima, hay que mostrar lo que anda bien. Puede ser que sea más noticia mostrar a los que incumplen. Pero a veces la tapa, tapa la realidad".

"En su gran mayoría se están cumpliendo los protocolos, especialmente los comerciantes".

De paso, ya que estaba, volvió a pelearse con los medios y la oposición. Y también les pegó a los antivacunas:

"Decían que la vacuna no la íbamos a conseguir y ahora dicen que hay pocas".

"La campaña antivacuna fracasó. Hay que cuidarse porque ya estamos vacunando".

También, intentando llevar un mensaje esperanzador, apareció el ministro de Salud, Daniel Gollán. "Está habiendo un mejor comportamiento en las playas. El indicador de llamadas al 148 se ha aplanado", dijo.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…