Viernes, 14 Enero 2022 13:46

Gerardo Milman: “Con los liberales tenemos puntos en común y un diagnóstico compartido del país” - Por Lucila Marin

Escrito por Lucila Marin

En una entrevista con LA NACION el diputado de Juntos por el Cambio referenciado en Patricia Bullrich afirma que deben pensar en una coalición programática y “quienes adhieran tienen que estar adentro”.

El diputado Gerardo Milman reconoce que Juntos por el Cambio necesita encontrar “un mecanismo de organización”. Cree que el liderazgo que quedó vacante luego de la salida de Mauricio Macri del gobierno recién se podrá saldar en 2023. Considera, sin embargo, que la coalición deberá encontrar un “perfil que pueda contener a todos”. Aunque pregona la unidad señala que en muchos aspectos la sociedad no piensa en Juntos por el Cambio sino en “la oposición” por lo que para el 2023 necesitan plantear un programa y “quienes adhieran tienen que estar adentro”, incluido los liberales.

–Teniendo en cuenta las últimas sesiones del Congreso, ¿cree que reflejan la falta de un líder?

–No creo que sea un tema de encontrar un líder sino un mecanismo de organización. El Congreso es el reflejo de lo que ocurrió en las elecciones donde la sociedad nos dio una enorme responsabilidad de tener un equilibrio parlamentario. Venimos de dos años donde el quorum se daba a cualquier lugar, había un diputado que podía darlo y succionarle un pezón a su novia. Lo que hace falta es un espacio de coordinación y creo que de acá a que volvamos a tener sesiones vamos a poder generarlo independientemente de que tengamos un presidente de interbloque.

–Además del voto, ¿refleja las diferencias internas de la coalición?

–Hay tres mecanismos que ocurren al mismo tiempo en paralelo de acá hasta el 2023. Tenemos que proponerle a la sociedad un modelo de Argentina diferente. Mientras damos esa discusión, nosotros tenemos que construir el barco que nos conduzca a la playa del 2023. Ese barco significa la unidad de todos los sectores que componen Juntos por el Cambio. También es cierto que no tenemos un liderazgo y eso se va a definir en las PASO de manera democrática. Cuando uno ve cualquier encuesta de opinión va a encontrar que las primeras personas más valoradas de la Argentina son integrantes de Juntos por el Cambio, eso hace que sea razonable que todos quieran ser capitanes del barco.

–¿Cómo es el perfil que tiene que tener ese barco?

– Es un perfil que tiene que poder contener a todos. La verdad es que en definitiva a nosotros nos unen valores. Y habrá matices de cómo se consigues esos valores y una competencia entre liderazgos que es absolutamente legítima y democrática, pero no son más que matices.

“Nosotros tenemos que construir el barco que nos conduzca a la playa del 2023. Ese barco significa la unidad de todos los sectores que componen Juntos por el Cambio”

–Algunos plantean que el discurso de los “halcones” solo sirve para ganar elecciones, ¿qué piensa de eso?

–La verdad es que yo creo que uno gobierna en sintonía en la sociedad. Nosotros para ganar en el 2023 tenemos que decirle la verdad a la gente, diciendole estos son los problemas de la Argentina y esta es la manera de arreglarlos. Tenemos que aprender que a veces las soluciones no son fáciles. Si le hablamos con la verdad, vamos a poder gobernar con la verdad.

–Emilio Monzó hablo de populistas baratos y Maximiliano Ferraro usó un término parecido “populismo a la inversa” cuando presentaron los proyectos con Milei.

–Me parecen bienvenidas todas las críticas. De ninguna manera yo construí un proyecto con Milei a los efectos de ofender a nadie. Lo hablé con Juan Manuel López que yo no iba a responder el planteo de Ferraro porque me parece legítimo que él pueda pensar lo que quiera.

En definitiva los valores siguen estando unidos, nosotros creemos que tenemos que darle espacio a distintos actores de la sociedad para poder tener una mirada más amplia a Juntos por el Cambio. Mucho se habla del ensanchamiento y no es el momento, hoy estamos a dos años de una elección y acabamos de terminar una. Lo que si tenemos que tomar conocimiento de que hay sectores de la sociedad y nos reclaman que tengamos posiciones y ese es nuestro trabajo, no pelearnos con los que estamos sino sumar a ciudadanos que quieren participar de una Argentina mejor. Respecto de las declaraciones de Emilio, es alguien con una basta experiencia que nosotros no podemos desaprovechar.

Nosotros tenemos muy en claro nuestro mandato popular que es bajar impuestos y si ellos tienen propuestas mejores bienvenidos a que los corrijan y que aporten proyectos mejores. Nuestro lugar hoy es el de oposición y vamos a seguir presentando proyectos quincenalmente porque la ciudadanía necesita que le digamos por qué camino vamos a ir hacia el 2023, ya no nos alcanza con decir que hace mal el gobierno.

–Además del proyecto con Milei esta semana presentó otro con José Luis Espert. ¿Cómo es su vínculo con los liberales?

–Creo que tenemos puntos en común, nuestros votantes también y sobre todo en cuestiones económicas. Me parece que lo que hay es un diagnóstico compartido de lo que le pasa a la Argentina.

–Sin embargo, mencionó que lo más importante es la unidad y tanto la CC como los radicales ya le pusieron un límite a los liberales.

– La verdad es que, si uno mira los límites, Carrió le ponía un límite a Mauricio Macri y terminaron haciendo una alizanza así que me parece que eso es coyuntural y que tampoco los límites son entre personas. Las discusiones en una organización política tienen que ser entre los partidos y llegado el momento de fijar políticas de alianzas, porque hay otros que proponen que tengamos alianzas con sectores del peronismo, habrá que ver quiénes son, no me los imagino. También habrá que ver la voluntad de esos otros sectores de participar de una propuesta común con nosotros.

–¿Cree que van a lograr convencer a Milei?

– Nosotros junto con Patricia Bullrich, Waldo Wolff y otros sectores tenemos un diálogo muy interesante con Javier, no creo que nosotros lo tengamos que convencer, sino que tenemos que ver cuáles son sus propuestas políticas, económicas, sociales y si son compatibles con Juntos por el Cambio. Hay que salir de las coaliciones individuales o de las personales, para pasar a una coalición programática, lo que necesitamos program

–¿Es inevitable una PASO entre “halcones” y “palomas”?

–Hay muchas maneras de pensarlo. Nosotros en la elección pasada usamos en 17 provincias el elemento de las PASO y la verdad es que ha sido muy provechoso, ha permitido que saquemos el dedo de la construcción de las listas para darles el poder a la gente. Yo imagino que puede haber distintas opciones, listas por partido, pero también fórmulas cruzadas. Lo importante va a ser que tengamos un programa de gobierno que todos aceptemos y que después la sociedad puede entender quienes están en mejores condiciones para liderarlo y elegirlo en las PASO.

–¿Quiénes son los candidatos de los “halcones”?

–Entiendo que desde el punto de vista mediático nos pongan en el lugar de “halcones” y “palomas”, yo creo que la sociedad en las últimas elecciones independientemente de lo que pensáramos los candidatos nos llevó a tener un discurso homogéneo porque está harta de un Presidente que a la mañana dice una cosa, otra al mediodía y otra a la tarde, tengo mis dudas de que la semana que viene se produzca la reunión entre el Gobierno y Juntos por el Cambio. Me parece que hablar de candidatos hoy no es la demanda de la sociedad pero como integrante de Pro pueden ser: Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Horacio Rodriguez Larreta y María Eugenia Vidal.

–¿Cuál es el rol de Macri hoy?

–Tiene un rol central que es incentivar a que crezcan otros dirigentes de su partido, mantener un diálogo fluido con otras organizaciones que pertenecen a Juntos por el Cambio y fijar posiciones en una agenda internacional. Después él tomara la decisión de si quiere ser candidato o no, no creo que este desesperado por serlo, en todo caso será una demanda de la ciudadanía. Su rol central es poder garantizar la armonía entre todos los matices que hay en la coalición.

–¿Por qué desconfía de la reunión?

– Nosotros hemos pedido una reunión para que que el ministro [Martin] Guzmán nos diga cuál es la carta de intención que tiene voluntad de firmar con el FMI. Nosotros estamos para el diálogo, para construir, para aportar soluciones, pero queremos saber de qué se trata. Nadie tiene la menor idea, cuando uno ve la exposición de Guzmán ante un grupo, ni siquiera era la totalidad, de los gobernadores del oficialismo, uno ve inconsistencia.

Pedimos una reunión para que realmente se diga las cosas que hay que decir. Hemos dicho que queremos colaborar. Nosotros contrajimos el préstamo con el FMI pero para pagar la deuda que nos dejó Cristina Kirchner y el enorme déficit fiscal que nos dejaron en el Gobierno. Quizás no supimos explicarlo y ganó una imagen cultural pero no nos llevamos los dólares al bolsillo de nadie. Ahora tenemos un Gobierno que cuando uno compara año contra año está endeudando a la Argentina a valores mucho más importantes, casi el doble de lo que lo endeudo el gobierno de Macri.

–¿Tampoco se comunicó bien el tema de las re-relecciones?

– Es muy difícil cuando el debate público se da en 140 caracteres. Hace falta tener fuerzas competitivas y para que esas fuerzas existan no puede haber una fuerza que ponga en la cancha a sus mejores 11 jugadores y nosotros nos autoinhibamos de poner a los mejores, porque el resultado va a ser que vamos a perder. También hay que entender que nosotros tenemos que tener nuestras propias reglas de juego.

Si en el barco no entendemos que puede haber cantantes de opera pero si esos cantantes todos quieren ser Pavarotti, si el barco se hunde se les va a llenar la boca de agua. Tenemos que tener los mejores cantantes y una gran orquesta. Y el gobierno va a tirarnos todas las carnadas posibles, si nosotros somos peces y nos comemos todas las carnadas, seguramente nos vamos a convertir en pescados.

–¿Cómo recibió los videos que se conocieron del caso “Gestapo”?

– Creo que hay que cambiar la ley de inteligencia, hace falta que la inteligencia funcione para los objetivos para los cuales debe funcionar. La actual interventora de la AFI, en un hecho inédito que es que el Poder Ejecutivo se interviene a si mismo, es una ocupa de su cargo porque está sentada en un lugar donde la ley le dice que los mecanismos para quedarse en su lugar son otros y también ha cometido una serie de ineptitudes.

De lo único que se ocupa es de recortar videos que encuentra limpiando computadoras dos años después, lo cual para quien conozca este tema resulta un chiste. Quienes hemos militado en la provincia sabemos que esa reunión se produjo el edificio del Banco Provincia que está en la city porteña y que los agentes de inteligencia son agentes federales.

Por lo tanto, no cabe ninguna duda que esa causa debió hacerse una denuncia, llevarse a sorteo y elegir un juez aleatorio y no un juez como Kreplak de La Plata donde no tiene ninguna competencia, pero es un juez presto a producir allanamientos ridículos al día siguiente que además es el hermano del ministro de Salud del gobierno de Axel Kicillof, es una decisión de elegir el juez para su beneficio. Las declaraciones de Marcelo Villegas que ha tenido que pedir disculpas públicas son inadecuadas. Ningún funcionario público tiene que decir en privado lo que no está dispuesto a bancarse en público.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…