Jueves, 26 Mayo 2022 17:29

Si quieres la paz, prepara la paz – Por Ricardo Gerardi

Escrito por Ricardo Gerardi

Existe una vieja máxima latina (atribuida a Vegecio) que dice “si quieres la paz, prepara la guerra”. Tal vez hoy, desde una perspectiva realista, podríamos hacer una primera afirmación relacionada con “si quieres la paz, prepárate eficazmente para defenderte”. 

Países como Israel han tomado conciencia de que preparar un soldado requiere, al menos, tres años de entrenamiento y luego una actualización anual con las nuevas tecnologías de defensa como las que se están utilizando actualmente en Ucrania. También ha desarrollado un sistema de defensa bastante eficaz contra los ataques de misiles y cibernéticos, más allá de las armas nucleares que posee como posible disuasión final, si fuera el caso.

Lo anterior no lo pueden hacer todos los países dado que no cuentan con las condiciones sociales y con los recursos económicos para afrontar el costo de implementación -especialmente en armas- que se requiere. Tampoco sería deseable seguir incrementando las armas nucleares en el mundo. Ahora bien, ¿se puede preparar la paz de otras maneras?

Una vía sería descartar la carrera para ver quién tiene la hegemonía o la supremacía en el mundo. Lamentablemente en esta carrera parecen estar países como EE.UU. (aunque no solo) que busca expresamente “debilitar” a Rusia, y más estratégicamente a China.

Con la guerra de Ucrania parece ser que el resultado logrado, hasta el momento, es juntar más a estos dos países contra Occidente. Si este enfoque geopolítico no cambia en ese país, así como en otros países del mundo, nunca se logrará prepararnos de manera sustentable para la paz, porque siempre estará “la amenaza del que busca dominar”, sea quien fuere.

Tal vez una manera realista de encararlo sería organizar una Conferencia Mundial similar a la que se realizó hacia finales del año 1945 que permitió crear las Naciones Unidas. En este caso sería para generar un nuevo orden mundial más equilibrado en lo económico-social -por ejemplo siguiendo el ejemplo de la Unión Europea- y, fundamentalmente para desmantelar definitivamente las armas con potencial ofensivo entre países.

Lo anterior permitiría darle un marco internacional adecuado al logro de una paz en Ucrania, evitar un mayor despliegue de misiles de Rusia y de la OTAN, comprometer a China en no utilizar la fuerza para ocupar Taiwán, y la desescalada militar posibilitaría reencauzar recursos para revertir el cambio climático, reducir la desigualdad y terminar con la pobreza.

Implica un cambio cultural importante, y una movilización de las distintas corrientes que la expresan como ser las organizaciones de la sociedad civil, muchas vertientes religiosas (como ha sido el caso del Papa Francisco) y filosóficas, expresiones sociales y políticas afines a la paz en los principales países del mundo que presionen a sus gobiernos.

Está en juego la supervivencia de la especie humana sobre la Tierra, y debería predominar la sensatez o un poco de sabiduría. No es fácil pero tampoco es imposible. Ojalá nos involucremos mayoritariamente con ello.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…