Jueves, 16 Marzo 2023 11:42

El canciller de Ecuador acusó a Gabriel Fuks de liberar la zona para que se fugue la ex funcionaria condenada por corrupción - Por Natasha Niebieskikwiat

Escrito por Natasha Niebieskikwiat

Juan Carlos Holguin declaró ante el Congreso de su país y dijo que desde la Embajada argentina pidieron que se retirara el patrullero que cuida la sede justo días antes de la huida. El llamado de Alberto Fernández a Quito.

Alberto Fernández y Guillermo Lasso se verán el viernes y sábado próximo en el marco de la cumbre Iberoamericana que se va a realizar en República Dominicana.

Pero lejos de aplacarse, la escalada en la que cayeron los dos gobiernos por el escape a Venezuela de María Duarte Pesantes -una ex funcionaria de Rafael Correa condenada por corrupción en Ecuador que estaba como “huésped” de la embajada argentina- se volvió a recalentar.

El canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín, quien el martes expulsó al embajador Gabriel Fuks de ese país al declararlo persona no grata y le dio tres días para salir, acaba de hacer fuertes acusaciones en su contra. Concretamente, insinuó que “liberó” de policías la zona para que Duarte Pesantes se escapara el fin de semana pasado de la sede diplomática argentina. "En el peor de los casos, hubo complicidad", sostuvo.

Por otra parte, altas fuentes del Gobierno argentino -que rechazan lo que viene diciendo Holguin, mientras que Lasso sigue en silencio- confirmaron a Clarín que hubo una conversación telefónica de Alberto Fernández con Holguín luego de que se conociera la noticia del escape.

Según el Gobierno argentino fue el día 5 de marzo, el presidente Alberto Fernández habló con Juan Carlos Holguín, el canciller de Ecuador. Allí habría intentado aplacar el enojo de los ecuatoriano.

Pero en Ecuador sostienen que en ese diálogo el Presidente argentino le habría dicho que venían evaluando sacarle el asilo a Duarte Pesantes. En la Casa Rosada niegan esa versión.

En Ecuador el caso crece. Además de Holguín, también declaró ante el Congreso el ministro del Interior, Juan Zapata.

Sostuvo que el 3 de marzo, antes de la fuga, el ministro consejero de la Embajada argentina en Quito, Adrián Biotti, le pidió a la Policía que la rodea como medida de seguridad que se alejara de la zona.

El argumento que utilizó el argentino es que era una presencia que les resultaba "incómoda”. Siempre siguiendo el testimonio de Zapata, se les pidió además que dejaran de hacer el registro de los autos que ingresan y salen de la Embajada, sean o no diplomáticos.

Una de las líneas de investigación es que la mujer se fue oculta en un auto diplomático y confirmaron, como contó Clarín, que el viernes hubo un asado en la residencia argentina al que entraron y salieron vehículos con chapas que son diplomáticas y no pueden violarse y otros particulares.

Siguiendo el testimonio, el ministro del Interior de Ecuador se comunicó con la Policía para confirmar el traslado de la patrulla, por lo menos a una cuadra de la entrada de la embajada, “para evitar inconvenientes con los diplomáticos”, porque ello perjudicaría la relación con Argentina.

Holguín, como su viceministro, Luis Vayas, acusaron a Fuks de fuertes “incongruencias” y de actitud “arrogante” ante el relato del escape, sobre el que sigue manifiesta no saber nada.

Afirman por ejemplo que primero dijo que no entregaba las cámaras de seguridad porque no había y despues que estaban pero en realidad no funcionaban. Si fuese cierto sería grave ya que esas cámaras cumplen un rol de seguridad en una Embajada. Además, Fuks no quiso entregar los registros de entradas y salidas de la sede.

Los ecuatorianos también afirmaron contradicciones sobre las visitas de Duarte Pesantes..

En el medio de las sospechas del ámbito diplomático en el que afirman que hubo un armado de la inteligencia cubana con complicidad venezolana y correísta en la fuga de la mujer, Holguín apuntó contra el embajador argentino en Caracas, que recibió a Duarte tras su escape. Dijo que Oscar Laborde es director del Instituto de Estudios de América Latina (IDEAL), “refugio de varios correístas exiliados en México”.

En Buenos Aires, entre tanto, siguen negando toda complicidad. “Somos profesionales. Seguimos lamentando como actuaron, no aportaron una prueba que sustente la acción que tomaron. Solo anécdotas. Las relaciones entre países no se construyen con versiones o anécdotas".

La oposición de Juntos por el Cambio pidió la interpelación del ministro Santiago Cafiero ante el Congreso por este escándalo.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…