Miércoles, 16 Noviembre 2022 05:10

Juicio a Cristina Kirchner, el fiscal Diego Luciani rechazó los planteos de la vice y sostuvo que nunca recibió "tantos agravios" - Por Lucía Salinas

Escrito por

El fiscal dijo que las descalificaciones que recibió durante el juicio fue algo que nunca vivió en todos sus años de carrera. Defendió las pruebas y dijo que su alegato "se sostiene, no hay nada que replicar". 

El fiscal del juicio de Vialidad contra Cristina Kirchner, Diego Luciani, defendió este lunes las pruebas que presentó en el juicio y sostuvo que su alegato, en el que pidió 12 años de prisión contra la vice, "se sostiene por sí mismo". Ante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) respondió los planteos de nulidad de los acusados que rechazó en su totalidad. Las defensas, incluida la de la vicepresidenta apuntaron contra las pruebas y argumentos exhibidos en las nueve jornadas de alegato y el pedido de condena formulado por los acusadores. 

Con la instancia de alegatos concluida, el fiscal Luciani volvió a hablar ante el Tribunal para rechazar todos los pedidos de nulidad de sus acusaciones. En ese contexto indicó que los imputados buscan instalar un "clima de ilegalidad" al cuestionar las pruebas.

Los planteos de nulidad se centraron en la incorporación de nueva prueba al referirse a los mensajes del celular del ex secretario de Obras Públicas José López, donde se mencionaba a Cristina y a Máximo Kirchner, como también a Lázaro Báez junto a pagos que se reclamaban para su holding. El fiscal sostuvo que ese informe sobre el dispositivo electrónico "está en el expediente desde 2018."

Desde las 9.30 comenzó la instancia de respuesta a los diferentes planteos de nulidad de los abogados defensores sobre los pedidos de condena de la fiscalía y las diferentes pruebas utilizadas para concluir en la responsabilidad penal de los imputados.

El fiscal Luciani fue categórico al sostener que durante los alegatos de las defensas el Ministerio Público "recibió constantemente agravios, descalificaciones y ataques". Responsabilizó de este accionar a algunos abogados -aunque sin individualizar- de los acusados.

"Los agravios personales que enfrentamos es algo que no viví nunca en todos mis años de fiscal”, sostuvo y agregó: "Elegimos nuestros principios y las buenas formas, con firmeza, hemos defendido la plena legalidad de este expediente. No nos movemos porque no tenemos dobleces, nos hemos mantenido con calma frente a las agresiones porque no hablan de nosotros sino de quienes las pronunciaron”.

El representante del Ministerio Público consideró que los planteos de los abogados defensores y los de Cristina Kirchner “carecen de argumentos jurídicos novedosos”, y que todos los planteos formulados sobre las acusaciones y las pruebas del caso “se encuentran respondidos a lo largo de los alegatos de esta fiscalía”.

En este punto realizó una pública defensa del trabajo durante los tres años y medio que demandó la realización del juicio oral y público. Dijo: “Estamos seguros de lo hecho a lo largo de estos tres años. No tenemos nada que contestar por la solidez de nuestros alegatos”.

Luciani indicó que no responderá "las valoraciones de tinte político” y sostuvo que las pruebas que exhibió eran firmes. "El alegato se sostiene en sí mismo, se mantiene incólume. Luego de tres años y medio de debate el Tribunal se encuentra en condiciones de resolver”.

Al fundamentar el motivo por el cual rechazó todos y cada uno de los planteos de las defensas, dijo que los mismos eran "superfluos” y por eso desistió de la instancia de réplica, sólo se abocó a responder los planteos de nulidad, ya que "replicar los planteos sólo alargaría un proceso que debe concluir y debemos darle la máxima celeridad al proceso para que el Tribunal dicte el veredicto que corresponda”.

Incluso, Luciani sostuvo todos los acusados tuvieron el derecho a defenderse. "No se puede decir que los imputados no pudieron defenderse. Hasta último momento ejercieron su derecho de defensa. Incluso aportaron pruebas sin permiso del tribunal", agregó Luciani.

En el tramo final de su exposición sostuvo que “todas las personas deben someterse al proceso de la ley” y señaló que, en los procesos penales como éstos, “no hay más que abrazarse bien fuerte a la Constitución Nacional y eso lo hicimos durante todo el juicio”.

Continuando con esa línea indicó que el accionar de la fiscalía es en “defensa de los intereses de la sociedad” y dijo que es indispensable que los procesos se realicen en “total libertad y respeto a la independencia judicial”, en medio del enfrentamiento del Gobierno con el Poder Judicial.

La respuesta sobre el celular de López

En cuanto a los planteos de nulidad por la incorporación de prueba nueva -en relación a los mensajes de whatsapp del celular de José López-, el fiscal dijo que las nulidades planteadas por las defensas de Lázaro Báez son inconsistentes, por eso intenta censurarnos porque sabe que no tienen razón y lo vamos a demostrar”.

Al respecto, indicó que en este proceso “nunca avasalló ninguna garantía propia del proceso penal”. Entonces se ocupó de responder la queja del abogado de Báez, que calificó el accionar de la fiscalía de “alevosa y grosera” al exponer los mensajes del celular del ex secretario de Obras Públicas.

“Estas pruebas se encuentran a disposición de todas las partes desde el año 2018. El defensor tuvo a su alcance la prueba hace más de tres años. Por eso el planteo carece de fundamento”, dijo Luciani en respuesta a Juan Villanueva, defensor del empresario K.

Al continuar con su argumento, precisó que “el 3 de septiembre de 2018, el Tribunal notificó a la defensa de Lázaro Báez a compulsar la prueba” ahora criticada. “Como Ministerio Público Fiscal, ante esa notificación fuimos a la causa autorizada a ver las pruebas con la que nos encontramos y expusimos en este juicio, algo que el abogado de Báez también podría haber hecho”. “Se trata de trabajar por la verdad y es lo que hicimos y vamos a seguir haciendo hasta el final de este juicio”, redondeó Luciani.

El juicio

El único juicio que la vicepresidenta tiene en desarrollo por presunta corrupción transita sus horas finales.

Antes de Luciani hablaron los representantes de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), el organismo del Gobierno que jugó a favor de la vicepresidenta en el último tramo del juicio retirándose de la querella.

Gran parte de los planteos de nulidad con que los imputados intentaron una última jugada para reducir el peso de las pruebas en su contra se concentraron en el uso por parte de la fiscalía de los mensajes registrados en el celular de José López, entregado a la Justicia luego de su detención cuando buscó ocultar bolsos con nueve millones de dólares en junio de 2016.

Entre esos mensajes había detalles de lo que el fiscal denominó el “plan limpiar todo OK”, en base al cual explicó cómo el gobierno de Cristina Kirchner contribuyó al cierre de Austral Construcciones, firma insignia de Lázaro Báez, en diciembre de 2015.

Lucía Salinas

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…