Martes, 04 Mayo 2021 12:25

En descenso: volvió a caer el número de nuevos jubilados - Por Silvia Stang

Escrito por Silvia Stang

La merma fue del 18% para el primer trimestre del año en su comparación interanual; la caída es mayor respecto de 2019

En el primer trimestre de este año obtuvieron su jubilación 32.959 personas en el sistema previsional nacional, un 18% menos que en igual período de 2020, cuando los números de altas de beneficios dados por la ANSeS habían comenzado a verse afectados por la pandemia y la cuarentena. Concretamente, la cantidad de prestaciones otorgadas entre enero y marzo de este año está por debajo de las 40.252 del año pasado. Y la diferencia se amplía cuando la comparación se hace con el primer trimestre de 2019; en ese entonces hubo 50.151 jubilaciones nuevas, según datos oficiales.

En todo 2020, en tanto, hubo casi 115.000 nuevas jubilaciones por vejez, una cifra equivalente a algo menos de la mitad del número de beneficios dados de alta, en promedio, en los tres años previos (237.000 casos anuales). En esos años se dio una proporción similar de nuevas prestaciones que incluyeron moratoria para el pago de aportes; concretamente, entre el 54% y el 62% de las altas tuvo ese plan. Las demoras en el inicio del pago de nuevas prestaciones se sumaron al ajuste que sufrieron los haberes de los pasivos como consecuencia de la suspensión de la fórmula de movilidad previsional aprobada en 2017 y su reemplazo, durante todo el año, por subas decididas de manera discrecional por el Poder Ejecutivo. Mientras que el cálculo suspendido determinaba un incremento de 42% para todos por igual, en la práctica hubo subas de entre 24,3% y 35,3%, dependiendo del nivel de ingresos.

Los datos de las prestaciones dadas de alta surgen del boletín estadístico de la Secretaría de Seguridad Social correspondiente al primer trimestre de este año, donde también se consigna que en ese período se pusieron al pago 24.772 pensiones del sistema contributivo, un número en este caso un 5,6% superior al de 2020 (23.454) y un 12% mayor al del año previo (22.103 casos).

Más allá de las cifras de altas de jubilaciones, la abogada previsionalista Elsa Rodríguez Romero señala que una cuestión que marca el problema que hoy tienen muchas personas para acceder a los derechos previsionales es la dificultad para poder iniciar la solicitud de una prestación. Y un dato a tener en cuenta es que el momento en que se consigue un turno, en el caso de la atención presencial, es el punto de partida para el cálculo del beneficio jubilatorio (es decir, el día a partir del cual se obtiene el derecho, más allá de que el pago aún no se haga efectivo por un tiempo). En el mes en el que se otorga efectivamente la jubilación se paga el retroactivo -sin ninguna actualización-, que es el monto de haberes acumulados entre el día que se consiguió el turno y el del primer cobro.

La abogada sostiene que nada mejoró a partir de febrero, cuando desde la Comisión de Seguridad Social de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, se mantuvo una reunión con funcionarios de la ANSeS, en la cual se expuso un documento con 22 problemas que se le encontraron al servicio de atención virtual que ofrece el organismo de la seguridad social para hacer diferentes trámites.

Algunas de esas dificultades son que el operador de la ANSeS no se identifica al comunicarse; que no existen plazos para que alguien ofrezca respuestas a las solicitudes, por lo que suelen pasar hasta meses sin novedades; que no haya canales para hacer reclamos, por ejemplo, ante la falta de contestación; que los tiempos de respuesta dependan de la unidad de atención del organismo donde recaiga el caso; que la obtención de poderes sea compleja, y que no se hayan dispuesto criterios uniformes ni para la atención ni para la resolución de los pedidos ingresados.

“No todos los trámites pueden ser gestionados por la vía virtual -dice la asesora en temas previsionales Ana María Weisz-. Además, si bien se promociona que se trata de una gestión sencilla y que debe hacerse en forma individual, en la práctica se presentan problemas, que resultan obstáculos; hay procedimientos que pueden resultar sencillos para algunas personas, pero casi impracticables para otras”. Además, dice, los pedidos que hacen los operadores del organismo van variando, dependiendo de la unidad de atención a la que pertenecen.

Otra cosa que ocurre, según Weisz, es que hay casos en que los retroactivos se liquidan mal, porque se toma como fecha de inicio para el cálculo el día en que se otorgó un número de expediente y no el que se le dio inicio a la atención virtual. Y agrega que los reclamos deben hacerse en forma presencial.

Con respecto a esa atención en las oficinas de la ANSeS, el abogado Adrián Tróccoli afirma que se suelen conseguir turnos a 60 días y, una vez que el solicitante va a la unidad de atención, en algunos casos el trámite no se inicia por falta de alguna documentación.

“Hay un poco más de turnos presenciales [en comparación con meses atrás], pero sigue siendo difícil conseguirlos –dice Federico Percovich, presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Asociación de Abogados y Abogadas de la Ciudad de Buenos Aires-. Y la atención virtual sigue teniendo los mismos problemas que había en el inicio”. Según el profesional, de las gestiones que se hicieron desde algunas entidades no surgió “nada que haya significado un avance concreto”.

A mediados de marzo de 2020, con la llegada del Covid-19 al país, comenzaron a reprogramarse los turnos que se habían otorgado para la atención en las unidades físicas de la ANSeS; luego, con el decreto del Poder Ejecutivo que dispuso el aislamiento social obligatorio, las oficinas quedaron cerradas durante un tiempo, con lo cual algunos tipos de trámites directamente no pudieron realizarse. La reapertura fue progresiva y se inició a mediados de año, con una cantidad de turnos siempre limitada. Y, a la vez, se fueron habilitando cada vez más trámites de manera virtual, aunque con dificultades y demoras, según abogados y usuarios.

En marzo y según los datos oficiales de la Secretaría de Seguridad Social, el sistema previsional tenía al pago 6.566.509 prestaciones, entre jubilaciones y pensiones, un número que es un 4,3% inferior al consignado en la estadística oficial para ese mismo mes de 2020. Del total de beneficios, el 63% es el haber mínimo, un porcentaje que se eleva significativamente cuando se mira solo el universo de las jubilaciones y pensiones con moratoria.

Silvia Stang

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…