Domingo, 07 Marzo 2021 01:13

Los datos lo demuestran: el teletrabajo ha llegado para quedarse - Por Laura López

Escrito por Laura López

Aumento de productividad, más competitividad, mejora de la economía, oportunidades de crecimiento... Los datos demuestran que el teletrabajo, además de suponer un gran reto para empresas y trabajadores, puede aportar muchos beneficios. 

El coronavirus llegó con la intención de revolucionar nuestra vida por completo. Esto, por supuesto, afecta también a nuestra situación laboral y no hemos tenido otra opción que adaptarnos y hacer frente a infinidad a obstáculos que nunca hubiésemos imaginado. Aun así, también podemos sacar cosas positivas de todo ello.

En 2020, el Banco de España publicó el artículo ‘El teletrabajo en España’. En él se recoge que el 30,6% de los trabajadores podría teletrabajar, al menos ocasionalmente, pudiendo alcanzar el 60% en el caso de las ocupaciones cualificadas: técnicos, profesionales científicos, directores, contables, administrativos... Además, afirma que, tras el inicio de la pandemia, en torno a un 30,2% de los trabajadores han podido beneficiarse de esta opción. Esta cifra indica que hay una enorme posibilidad de crecimiento, ya que en otros países, especialmente en el norte de Europa, es mucho mayor.

Hay que tener en cuenta que el teletrabajo no tiene por qué anular, completamente, la presencia en la oficina o en el lugar de trabajo. Esta modalidad ofrece la oportunidad de acudir a estos espacios, por ejemplo, ciertos días a la semana en los que tengamos una reunión presencial de puesta en común o brainstorming. Morgan Stanley elabora cada mes una encuesta de opinión sobre el teletrabajo y su impacto en los empleados y, según datos recogidos en enero, afirma que los profesionales españoles no esperan volver a su mesa de trabajo, de manera habitual, al menos hasta julio. Atendiendo esta cuestión por sectores, algunos creen que esta fecha puede llegar a retrasarse hasta el último trimestre del año.

Esta consulta asegura, también, que uno de cada cuatro trabajadores disfruta de este modelo de trabajo. De hecho, según estos datos, los trabajadores desean teletrabajar, de media, dos días a la semana y, además, creen que su empresa les dejará hacerlo. Al menos, un día. Todo ello nos lleva a pensar que, en un futuro no muy lejano pero ya más similar al precovid, veremos cambios en la que ha sido la situación laboral habitual de los españoles. Y esta nueva tendencia tendrá, sin duda, implicaciones muy profundas tanto para empresas como para trabajadores.

SACRIFICIOS Y OPORTUNIDADES

Las empresas, por su parte, han tenido que enfrentarse al reto de adaptar por completo sus flujos de actividad al teletrabajo, lo que requiere una cierta inversión, por ejemplo, en equipos informáticos. Sin embargo, a la vez, han podido reducir costes estructurales: alquiler de oficinas, gasto de mantenimiento de los edificios..., lo que también supone una importante oportunidad de crecimiento para ellas. Así, pueden llegar a aumentar su productividad entre un 20% y un 30% gracias al teletrabajo, según el artículo ‘Teletrabajo y productividad: un binomio complejo’, firmado por Claudia Canals y Oriol Carreras e incluido en el informe ‘Teletrabajo, una herencia de la pandemia: desafíos y oportunidades’, realizado por CaixaBank Research. Además, señala que adoptar el teletrabajo de manera generalizada puede incrementar la productividad española, en su conjunto, entre un 1,4% y un 6,2%.

Las empresas podrían llegar a aumentar su productividad entre un 20% y un 30% gracias al teletrabajo, según un informe realizado por CaixaBank Research

Si lo analizamos desde el punto de vista de los trabajadores, hay que destacar la capacidad de reciclarse y actualizarse que han tenido para adaptarse a este nuevo contexto. Y ello puede haber implicado un proceso formativo, con el objetivo de adquirir nuevas capacidades.

También hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, su jornada laboral se ha alargado hasta en dos horas y media, según un análisis de NordVPN, lo que puede acabar provocándoles fatiga, estrés o agotamiento.

En este momento, es fundamental detenerse a valorar, también, los riesgos que aparecen de la mano del trabajo remoto, ante los que no podemos bajar la guardia. El teletrabajo puede provocar una brecha laboral y tecnológica entre los que están preparados para él y los que no, puede perpetuar los roles de género todavía marcados en nuestra sociedad y, a la vez, puede romper la cadena de traspaso de conocimiento de trabajadores más veteranos hacia las nuevas incorporaciones.

Atender a todos estos riesgos es fundamental para que todas las oportunidades que ofrece el teletrabajo se aprovechen al máximo. Se trata de un mecanismo que puede aumentar la productividad de las empresas y, a la vez, la satisfacción de los trabajadores. La deslocalización también favorece la conciliación y el acceso al talento y al consumo internacional, lo que hace que las compañías sean más competitivas, además de ser beneficioso para el medioambiente. En España, todavía tenemos una oportunidad enorme para crecer en este sentido.

AHORA MÁS CERCA

La Covid-19 ha obligado a autónomos y pequeñas empresas a adaptarse al nuevo contexto que ha provocado. Todo esto ha supuesto un reto para ellos, pero también una oportunidad. Para que conozcamos sus historias, Orange ha creado el espacio Ahora más cerca, en el que se comparten testimonios y entrevistas personales con esos emprendedores. Han demostrado un gran poder de adaptación y así se lo han contado a Javier Ruiz, el encargado de darles voz.

Además, el periodista realiza un análisis económico del sector al que pertenecen para ayudarnos a descubrir qué nuevas opciones han aparecido, mientras conocemos sus recomendaciones para sacar el máximo partido a un negocio. Conoce más historias es www.orangecontunegocio.com 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…