Jueves, 03 Junio 2021 11:35

¿Qué dice? - Por Carlos Mira

Escrito por

 

 

El jefe de gabinete Santiago Cafiero, sin que se le mueva un pelo, acaba de decir textualmente “Independientemente de los números, los salarios le van a ganar a la inflación”.

Si hubiera un campeonato mundial de frases voluntaristas esta se llevaría la copa con holgura.

¿Pero qué dice este señor? ¿Está en sus cabales? ¿Sabe de lo que habla?

Moyano acaba de pedir 45% de aumento de salarios para los camioneros y ni siquiera esa guasada emparda el crecimiento de los precios.

Pero Cafiero adhiere a la teoría de la verdad relatada que el presidente también confirmó una vez más ayer al ir a inaugurar un barrio terminado por el gobierno anterior y que ahora el kirchnerismo se apropia. Por suerte estas casas tienen techo y no son su variante “cabrio” como las que se entregaron hace poco en Ensenada con la cara de todos los presentes bañada con anterioridad en convenientes dosis de titanio.

La aproximación del gobierno al problema de la inflación es dramático. Se trata de la preocupación número uno de los argentinos. Si, en efecto: pese a la dramática situación sanitaria, la preocupación número uno de los argentinos es la inflación.

La inflación se ha convertido, además, en una asesina del empleo. Las empresas, aterrorizadas por los aumentos por decreto (bajo la simulación de las paritarias sacadas por el imperio de la fuerza bruta) y las regulaciones que les impiden manejarse con libertad, están expulsando trabajo registrado a una tasa nunca antes vista.

El gobierno alienta organizaciones que destruyen empresas mediante bloqueos sanguinarios y mantiene un orden jurídico laboral que desalienta el trabajo registrado y empuja a más argentinos a la miseria mientras encumbra a una casta gremial privilegiada al goce de una riqueza obscena.

¿De dónde saca Cafiero que los salarios van a superar la inflación?

¿La superarán como las dosis de vacunas iban a superar al número necesario para vacunar a toda la población? Porque eso fue lo que dijeron. Y hoy la Argentina se debate entre los países menos vacunados del mundo.

El nivel de revolución mental que la Argentina precisa para dar vuelta la inercia del rumbo que lleva es de tal magnitud que asusta.

Romper en mil pedazos el corazón de las ideas que sustenta Cafiero y que, entre otras cosas, lo llevan a decir las barbaridades que dice implicaría un esfuerzo nacional sostenido en el tiempo de una dimensión ciclópea.

La cantidad de intereses que hay que remover para que se desaten las fuerzas de la producción y se libere el enorme caudal de energía innovadora de la sociedad es tan profunda, tan enmarañanda y tan entrelazada de unos con otros, que no se puede decir que sea imposible, porque salvo la muerte, imposible no hay nada, pero se trata de una situación que se le parece bastante.

Cafiero nunca trabajó. No tiene la menor idea de cómo se paga una quincena, ni por qué lo precios aumentan.

La sociedad es también responsable, en definitiva, de que un imberbe, iletrado económico, ocupe el lugar que ocupa y se de el lujo de seguir engañando a los argentinos como lo hace el jefe de gabinete.

Carlos Mira
https://thepostarg.com/editoriales/que-dice/#.YLjs-_lKg2w

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…