Lunes, 18 Octubre 2021 09:46

"Si el caballo piensa, se acabó la equitación"* - Por Malú Kikuchi

Escrito por

 

Finalmente, el gobierno lo consiguió, la Argentina está loca.

 

Educar, viene de "educere", latín, y significa conducir, guiar, orientar. La educación es el instrumento imprescindible para conseguir empleo. 
Los empleos de hoy no serán los del futuro. 
Máquinas dotadas de inteligencia artificial harán la mayoría de los trabajos que se hacen ahora.    

Sobrevivirán los trabajos creativos, los innovadores tecnológicos, los que impliquen al comercio internacional.
Los chicos deberían estudiar pocas materias en serio, aprender idiomas, viajar en intercambios estudiantiles y conocer en el lugar cómo viven otras sociedades.
Para ser ciudadanos del mundo.

 El planeta se globaliza, hay que preparar a los chicos para esta globalización, que ya existe. Hoy, la Argentina no puede competir. Nunca se discuten los contenidos que siguen siendo decimonónicos, sólo se discuten los salarios de los docentes.                                                

Los chicos deben aprender a pensar, aprender a aprender y los docentes también.  Casi todas las preguntas tienen respuestas en Google. 
Hay que enseñar a preguntar. Nada de esto sucede. Que los padres consigan que los chicos asistan a la escuela ya tiene categoría de milagro. Año y medio sin clases en clase.

Único país del planeta que dejó a sus niños sin ir a las escuelas por casi 18 meses (salvo CABA que tuvo que recurrir a la Corte Suprema para conseguir aplicar la ley 1420 ¡de 1884, gobierno de Roca!)
La Argentina de los Fernández -ya hay 3, Cristina, Alberto y Aníbal- atrasa rápidamente hacia un ayer muy lejano.

Dicen que un millón ochocientos mil chicos dejaron las escuelas.
¿Hay algún plan para ubicarlos y llevarlos de vuelta al aprendizaje?
Que, aunque sea vetusto siempre es mejor que nada. No. No hay planes, al Presidente no le gustan. Pero lo que sí hay son vacaciones de fin de curso, regaladas.

El brillante plan del Gobernador de la provincia de Buenos Aires, a todos los chicos que terminen en 2021 la primaria o el secundario. De colegios públicos y ¿privados?
¿Por qué los de este año y no a los que terminaron el año pasado? Kicillof discrimina, el INADI debería intervenir. 
Es un disparate.

A ese disparate galáctico se le suma un atropello más al futuro de los chicos, en la provincia de Buenos Aires, todos pasarán de grado y de año sin evaluación previa.
Una delirante fábrica de ignorantes que tendrán un diploma que mostrar.
Pero nada más que un diploma, porque los conocimientos no estarán.

La Argentina sigue teniendo personas que terminaron sus estudios primarios y secundarios sin poder interpretar textos y desconocen una regla de tres simple.
Pero tienen un diploma que los acredita, sin saber muy bien qué créditos tienen ya que no son aptos para conseguir un empleo en una fábrica.

¿Qué está haciendo este gobierno con la educación, perdón, con la deliberada no educación de los argentinitos?
Les están robando el futuro, los dejan sin un horizonte, sin rumbo hacia donde ir.
Los privilegiados cuyos padres pudieron pagar un buen colegio privado bilingüe, con diploma, se van del país.

¿Así se hace la reconstrucción Argentina de la propaganda electoral? ¿Así cumple el Presidente con su promesa electoral 2019 de poner al país de pie?
Mintió, todos los integrantes del gobierno mintieron.
Se permitieron atacar a los niños, que son lo más sagrado que tiene una nación. Los niños son el mañana.

Un mañana que la Argentina está perdiendo y que será muy, pero muy difícil de recuperar. De seguir por este camino lo único que prosperará en la Argentina será la pobreza. Que luego se convertirá en miseria. Salvo que el 14/11 gane la cordura.

*Ezequiel Martínez Estrada en "Las 40", "Si el caballo piensa, se acabó la equitación".  

Malú Kikuchi 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…