Miércoles, 08 Abril 2020 21:00

Convencer a propios y a extraños, la complicada meta que se fijó el Presidente - Por Mariano Spezzapria

Escrito por

En la tarde del martes, antes de conectarse con los gobernadores por videoconferencia, Alberto Fernández recibió a Cristina Kirchner en la quinta de Olivos. La vicepresidenta ingresó, como suele hacerlo, por el túnel que conecta a la residencia con la Avenida del Libertador, donde pasa inadvertida por los vidrios polarizados del auto que la llevó desde su departamento de Recoleta.

 

Cristina no había visitado al Presidente desde su regreso de Cuba. Estuvo dos semanas aislada, aunque muy activa políticamente a través del teléfono. Con Alberto Fernández intercambió opiniones sobre la marcha de la cuarentena y al parecer, le expresó alguna reserva por el impacto negativo sobre la economía.

Según pudo saber EL DIA, la vicepresidenta le dijo a Alberto F. que en Santa Cruz se podría flexibilizar la cuarentena porque se trata de una provincia que no depende del transporte público para la movilidad de los trabajadores. “Se puede ir a trabajar en bicicleta”, fue la reflexión de Cristina. El Presidente lo repitió más tarde en la videoconferencia con los gobernadores.

De todos modos, las reservas de Cristina quedan en privado. La titular del Senado definió que permanecerá en silencio siguiendo una premisa: en tiempos de crisis, la conducción debe ser unipersonal, para que no haya fisuras ante la oposición ni frente al conjunto de la sociedad. Y Alberto F. ejerce ese liderazgo, con especial atención en la estratégica provincia de Buenos Aires.

Una muestra de ello la dio ayer al visitar la Gobernación en La Plata, para un acto junto a Axel Kicillof.

Ni bien terminó ese encuentro protocolar, voló en helicóptero hasta Lanús, en el sur del Conurbano, para reunirse con el intendente Néstor Grindetti (PRO). Y por la tarde, ya en Olivos, recibió al jefe de ese mismo partido en la Provincia, Jorge Macri, jefe comunal de Vicente López.

“Alberto escucha mucho a los intendentes. Le dan su visión de los precios, de cómo marchan los controles en las calles. Se nota que quieren ayudar”, deslizó anoche a este diario una fuente con acceso a la quinta presidencial. Del encuentro con Macri también participó otro intendente, Juan Zabaleta, de Hurlingham. Se trata de uno de los armadores del “albertismo” en la Provincia.

Por supuesto que nadie en el oficialismo reconoce que el Presidente está marcando los contornos de su proyecto político en la Provincia, porque eso significaría una colisión con Cristina –que se considera la dueña de los votos en el Conurbano- y también con Kicillof, la apuesta a futuro del kirchnerismo. Pero lo cierto es que las imágenes de esos encuentros están a la vista de todos.

Por el momento, Alberto F. usa esas reuniones con intendentes de la Provincia de Buenos Aires –y también con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta- para acumular el músculo político que le permita mantener el control sobre la cuarentena, una medida histórica en materia sanitaria pero que tiene un costo económico y que corre el riesgo de desbocarse si el Gobierno no lleva bien las riendas.

Así como tuvo que convencer a Cristina y a los intendentes de la Provincia, el Presidente también tiene “argumentos” para los gobernadores. A ellos los recibió, en la videoconferencia, con el anuncio de que el Estado nacional girará a las Provincias 120.000 millones de pesos –en dos formatos de 60.000 millones- para que puedan hacer frente a la extensión de la cuarentena.

El auxilio, posibilitado por la aceleración de la emisión monetaria, será como el aire para respirar que necesitan los gobernadores. En Jujuy, el Gobierno provincial recauda mensualmente unos 800 millones de pesos y en los últimos 20 días de cuarentena, sólo reunió 300 millones. Los gobernadores, así como los intendentes, tendrán graves problemas para pagar los sueldos de abril.

Mariano Spezzapria
Twitter: @mnspezzapria

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…