Lunes, 01 Junio 2020 21:00

La agenda de Cristina Kirchner para rescatar a Alberto Fernández de la cuarentena - Por Daniel Bilotta

Escrito por

El oficialismo está ingresando en un proceso complejo. Intenta recuperar la iniciativa con una agenda que le permita tomar distancia del desgaste que le provoca la cuarentena. Puede parecer contradictorio.

 

El Gobierno decidió prolongarla hasta el 7 de junio. Pero es la forma que halló para defender su eficacia en la reducción de contagios del Covid-19, puesta en duda por el aumento de casos en la región metropolitana. Hay otra característica de la maniobra concebida para salir de este paradójico encierro político. El inconfundible genio de Cristina aparece en algunos detalles sutiles del itinerario presidencial, lo que hace presumir que la estrategia electoral del Frente de Todos será delegada en la vicepresidenta. Y que el objetivo menos explícito de estas recorridas sean las elecciones del año que viene.

Hay otro objetivo. El repaso del estado de alianzas con los caudillos provinciales. Incluidos los más cercanos. El 21 de mayo, Fernández visitó Santiago del Estero y luego Tucumán. Formosa y Misiones una semana después. El orden elegido para esas actividades es relevante. Prioriza a los gobernadores que mantienen trato privilegiado con Cristina. Zamora e Insfrán son aliados históricos de la vicepresidenta. Su relación con Manzur y Oscar Herrera Ahuad está intermediada por Fernández. Cristina desconfía de los gobernadores de Tucumán y Misiones. El disciplinamiento es otro aparente rasgo de estas recorridas. Fernández incumplió dos veces la promesa de ir a Formosa en campaña.

Una fue antes de las PASO. La otra, como ya presidente electo. Canceló el viaje que iba a compensar aquella falta. Finalmente, lo hizo el 28 de mayo. Una fecha emotiva en el peculiar calendario que toma en cuenta el kirchnerismo para sus efemérides. Tal vez por eso el Presidente dedicó tantos elogios al gobernador. Un día como ese, pero de 2003, Insfrán y Néstor Kirchner firmaron un acta de reparación histórica para Formosa con un significativo paquete de obras públicas, recordatorio al que apeló el gobernador en los días previos a la visita del Presidente. No fueron los más felices. Tuvo que despedir a José Luis Décima y Luis Robles.

El ministro de Salud y el interventor de la obra social de los empleados estatales (Iasep) quedaron ligados al escándalo de supuestos sobreprecios millonarios en prestaciones del hospital público Juan Domingo Perón. Ese episodio coincidió con síntomas de rebelión en el oficialismo. Manuel Celauro puso en dudas que el municipio de Clorinda pague el medio aguinaldo en junio. Clorinda es la ciudad más importante después de la capital. Celauro es su intendente. Los jefes comunales reclaman a Insfrán la distribución de mil millones enviados por la administración central. En una provincia casi sin actividad privada y donde el Estado es la principal fuente de empleo, Insfrán los instó a mejorar la recaudación.

Clima propicio a las versiones. Varios caudillos amenazan con desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales. Hay malestar con la caída de 20 puntos en los fondos coparticipables. Se distribuyó solo un tercio de los 60.000 millones de pesos comprometidos; 10.000 millones más se girarían en junio y el resto, en la segunda mitad del año. Otra de las razones de estas giras es llevar calma a los más inquietos. El Presidente calcula que la economía crecerá el 3% si acuerda con los bonistas. Los gobernadores siguen las proyecciones del FMI. Prevé una caída de 5 puntos del PBI. Hernán Lacunza es más pesimista. Al frente de la consultora Empiria, el exministro de Economía estima el doble. A los mandatarios les cuesta compartir el optimismo de Fernández.

Les preocupa que La Cámpora concentre el manejo de las principales cajas de recaudación. Y que parte de esos recursos sean usados para armar listas que compitan con ellos en las elecciones. O contra Fernández, si promoviese una corriente interna. El Presidente rechazó esas sugestiones. "Con Cristina somos lo mismo", los desalentó. No es la impresión que dejó en Misiones. Debió admitir que Ignacio Barros Arrechea será el titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), el organismo internacional que provee a valor dólar el 60% de la energía eléctrica que consume el país. Ignacio es hijo del exgobernador radical Rodolfo Barros Arrechea. Con ironía, una fuente empresaria recordó los requisitos que recomendó Fernández a Herrera Ahuad para proponer un candidato propio: "Técnicamente competente y moralmente correcto".

Barros Arrechea tiene estudios secundarios completos y un historial en la EBY. Fue empleado sin funciones específicas casi una década. Lo que se denomina vulgarmente "ñoqui." Ignacio fue propuesto por Máximo Kirchner a instancias de su prima Natalia Mercado. La fiscal de El Calafate fue madrina en la boda de Barros Arrechea. Fernando Zamudio y Fabián Ríos integrarían su directorio. Zamudio es el esposo de María Cristina Brítez, diputada nacional de La Cámpora vinculada a Andrés Larroque. Ríos fue intendente de la ciudad de Corrientes y es virtual jefe de campaña de José "Pitu" Ruiz Aragón, elegido por Máximo para competir el año que viene en Corrientes. Lo hará contra el gobernador radical Gustavo Valdés, que buscará un segundo mandato.

La desconfianza de Cristina del Frente Renovador de la Concordia, que gobierna Misiones, se reavivó en 2019. No solo por haber escindido la elección del gobernador de la de presidente. También por el resultado en la categoría de diputados nacionales. El oficialismo quedó tercero (29%), en una elección reñida entre el Frente de Todos (35%) y Juntos por el Cambio (34%). El kirchnerismo sospecha un vínculo subterráneo entre todas las variantes del peronismo misionero y el Grupo Socma, de la familia Macri. Especialmente con Iecsa, vendida en 2017 a Marcelo Mindlin por Ángelo Calcaterra. Iecsa tiene una relación contractual con la EBY desde la gestión de Ramón Puerta. Ganó la licitación para construir más de 50 kilómetros de la avenida Costanera en Posadas y otras obras civiles anexas.

Al expresidente le gustaría una defensa más activa de su gestión y de la de Vidal por parte de Rodríguez Larreta. Una extraña coincidencia con Alfredo Cornejo. Para el exgobernador de Mendoza, la cercanía del jefe del gobierno porteño con el Presidente es un perjuicio para el rol opositor de Juntos por el Cambio. La coalición fracasó en el intento de derogar los superpoderes del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Pero exhibió una notable disciplina. Reunió al total de sus 116 diputados. Una contradicción que despierta prudencia entre los más ansiosos con nuevas aventuras. Emilio Monzó defendió la unidad de la alianza en un Zoom reciente con dirigentes de Pro cordobés.

Rodríguez Larreta insiste en no marcar diferencias con Fernández en un momento delicado. Preferiría que de eso se encargara el curso de la economía. Una posición similar se le atribuye a uno de sus mejores amigos en la política, Sergio Massa. El presidente de la Cámara de Diputados procura mantenerse abstraído de esas especulaciones. "No me involucro en asuntos donde la decisión no depende de mí", es su respuesta de cabecera.

Daniel Bilotta
Ilustración: Sebastián Dufour

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…