Lunes, 15 Junio 2020 21:00

Vicentin y el otro yo de Alberto Fernández - Por Daniel Bilotta

Escrito por

La anunciada expropiación de Vicentin habilita un debate perjudicial para la intención de construir desde el Gobierno un espacio que reúna a sectores del oficialismo y de la oposición, la plataforma de Alberto Fernández para justificar la definición de moderado que desea imponer de sí mismo.

 

El problema es que el modelo elegido para resolver la suerte de esa empresa obliga a los potenciales aliados a examinar esa idea. Algo que no parecía urgente hasta la reacción a esa medida en Avellaneda y Reconquista, localidades del norte de Santa Fe cuya economía depende de la compañía, dedicada principalmente a la molienda de granos. La resistencia de actores involucrados en actividades productivas a los planes para salir de la cuarentena es la moraleja que deja este episodio al Frente de Todos. Pero en especial a Fernández.

Algunos allegados aceptan que el Presidente quedó en una situación incómoda. La expropiación lo dejaría en el umbral de negar el recato que pretende encarnar. Lo que no está claro ni siquiera para ellos es cómo llegó hasta allí, si por voluntad propia o fue inducido, una duda lógica en un escenario confuso. El Presidente comunicó esa decisión con Anabel Fernández Sagasti, la aparente autora del proyecto. La senadora por Mendoza es la mujer de mayor jerarquía en La Cámpora. Pero tiene a la vez una relación personal con Fernández. Cristina delegó en ellos el acuerdo electoral con el peronismo de Santa Fe. Omar Perotti sigue padeciéndolo. Su vacío de poder en la Legislatura es el resultado de haber cedido casi todo para ser gobernador.

No lo obedecen los siete diputados en la Cámara que controla el Frente Progresista con 28 y preside Miguel Lifschitz. Ni en el Senado, donde la mayoría oficialista se alinea con el jefe del bloque, Armando "Pipi" Traferri. Incluida la vicegobernadora, Alejandra Rodenas. Al senador de San Lorenzo se le atribuyen vínculos con Herme "vino caliente" Juárez. El titular del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) fue detenido en 2019 por supuesto lavado de activos y malversación de caudales. Al mes obtuvo prisión domiciliaria. El puerto de San Lorenzo es la base del poder de Juárez. Traferri le exige a Perotti que desplace a Marcelo Saín del Ministerio de Seguridad. Difícil: lo impuso el Instituto Patria.

Más probable es que se vaya Daniel Costamagna. Hasta que Matías Kulfas dejó de atenderle el teléfono, el ministro de la Producción intentó un rescate de Vicentin a través de YPF Agro. El trato de Vicentin con Kulfas comenzó con la suspensión del acuerdo alcanzado el 14 de febrero con el Banco Nación para refinanciar la deuda por 350 millones de dólares. Kulfas les habría reclamado "dos mil millones de dólares para pagarle a la gente". Daniel Nasini se hizo eco del supuesto desvío de fondos. El titular de la Bolsa de Rosario es uno de los 2600 acreedores de Vicentin. El ingreso de Luciano Zarich a su planta fue la condición de Alberto Fernández a Perotti para recibir a Roberto Nardelli y Alberto Padoán.

Los directivos y el gobernador se fueron de la reunión sin expectativas. La intervención deteriora la relación de Perotti con el campo. La Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) le pidió que la rechace. El gobernador no tiene reelección. El consenso del agro puede ser vital para imponer como sucesor a Roberto Mirabella. El senador nacional tiene otro desafío. Ser reelegido el año que viene. Una tensión que podría capitalizar Roberto Gutiérrez. La candidatura a gobernador del titular de la Corte santafesina es una fantasía que aparece con cada crisis. Es el primo de Reutemann, el senador que defendió al agro de la resolución 125.

Vicentin aceptó el ingreso de Zarich para evitar el daño del conflicto a sus activos. El subinterventor no pudo impedir que la firma hiciera reservas contra esa medida en el acta de la Escribanía General de Gobierno. Ni que el juez Fabián Lorenzini lo aceptara como delegado del Banco Nación en el concurso preventivo que lleva adelante. Una situación que provoca inquietud en Córdoba. La Bolsa de Comercio criticó la intervención. Circula la versión de un listado de empresas pasibles de recibir medidas similares. Sancor estaría en esa nómina. El Presidente desmintió esa posibilidad. Pero días antes compartió la visita a Villa La Angostura con Carlos Caserio y Natalia de la Sota. El senador y la hija del exgobernador son opositores a Schiaretti. La economía de Sancor permitiría explorar la relación del gobernador y el socialismo de Santa Fe en los últimos años.

Otra aludida es Impsa, en venta tras reestructurar su deuda. Hasta hace poco, fue la única oferente en Portezuelo del Viento. Techint se sumó con la prórroga al proceso licitatorio y modificaciones al pliego. Con la anulación al laudo a favor de Mendoza en el comité de la cuenca del Río Colorado (Coirco), el Presidente sembró dudas sobre el financiamiento de esa obra. A Fernández (o a Cristina) lo inquieta la debilidad de Rodolfo Suárez. Y el protagonismo de Cornejo en su gobierno. Sobre todo, con la renuncia de Jorge Nanclares a la Corte mendocina. Lo sustituirá María Teresa Day, jefa de los fiscales y ligada al diputado nacional. Fernández Sagasti evita hablar de Portezuelo del Viento. No quiere complicar sus posibilidades de disputar otra vez el cargo de gobernadora.

Para los interesados en ayudarlo, Fernández está en un trance crucial. "Salir de la expropiación para evitar ruido externo, pero sin provocar otro en el interior de la alianza". Liberan de culpa a Cristina. Aseguran que a la vicepresidenta le preocupa que al Tesoro le falten dólares. El lenguaje universal que habla la economía y el centro de este conflicto. Aunque existe otro. El avance del Poder Ejecutivo sobre el Judicial que hoy planteará Vicentin en la Justicia Federal. La interposición con el concurso en marcha es el punto débil del DNU 522, que pone en aprietos a Horacio Rodríguez Larreta. El jefe del gobierno porteño se reunirá mañana con Mario Negri.

Mientras el interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados debe resolver si extiende la resolución para las sesiones virtuales vencida el 13 de junio, Rodríguez Larreta insiste en mantener su alianza con el Gobierno. Su posición es minoritaria. El resto, incluido Cornejo, no está dispuesto a continuar con una Cámara remota. A menos que la pandemia se dispare. Kicillof insiste en que ocurrirá en los próximos días si la ciudad no restringe actividades. Fernández reforzó esa hipótesis. Amenazó con regresar a la fase uno de la cuarentena si no se adopta esa medida. Hay otro respaldo del Presidente al gobernador más efectivo.

La oposición calcula que hasta junio le envío 80.000 millones de pesos en fondos discrecionales. Es decir, no coparticipables con los municipios, a los que este mes girará mil millones menos que el anterior. Si el ritmo de los envíos se mantuviese, no tendría dificultades para conseguir los 50.000 millones que precisa hasta fin de año. Podría prescindir de pedirle autorización a la Legislatura para endeudarse y no tendría urgencias para presentar el presupuesto hasta 2021, lo que esterilizaría la presión opositora para cubrir vacantes en organismos de control y el Banco Provincia. Otro motivo para relativizar la utilidad de la moderación. ¿Se lo habrá advertido Cristina a Fernández? En La condición humana lo dice sin rodeos Hannah Arendt: la acción tiene un comienzo definido, pero un final impredecible.

Daniel Bilotta

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…