Jueves, 05 Noviembre 2020 11:12

La pelea por la Procuración sigue agitando las internas - Por Mariano Spezzapria

Escrito por

Las disputas se centran en la postulación del juez Daniel Rafecas. Las diferencias en la coalición gobernante. En Juntos por el Cambio aún no hay una postura común definida

Los movimientos políticos en torno a la designación del futuro procurador general de la Nación se convirtieron en una pieza determinante de la pelea por espacios de poder, tanto dentro del oficialismo como en la conflictiva relación entre el Gobierno y la oposición.

La disputa central tiene lugar en la coalición gubernamental Frente de Todos. El presidente Alberto Fernández ratificó ayer –a través de su ministra de Justicia, Marcela Losardo- la candidatura del juez Daniel Rafecas. Pero la vicepresidenta Cristina Kirchner aún no hizo lo propio.

La Vice le dio impulso a un incipiente debate en el Senado para modificar la duración del mandato del procurador, así como el método de su elección, de modo tal de relajar las mayorías parlamentarias que se necesitan para aprobar el pliego en la Cámara alta.

La misma discusión se registra, en forma paralela, en la comisión de expertos que en las próximas semanas dará a conocer sus propuestas para la reforma judicial, conocida como “Comisión Beraldi”, por el apellido de uno de los abogados de la presidenta del Senado.

El cristinismo reprocha a Losardo no haber hecho demasiado para avanzar con la designación de Rafecas, en lugar del procurador interino Eduardo Casal, a quien objeta el procedimiento que utilizó para nombrar fiscales en causas que investigan posibles hechos de corrupción.

En ese contexto, lanzó al ruedo los nombres de posibles candidatos a reemplazar la postulación de Rafecas, entre ellos el actual segundo de Casal, Víctor Abramovich. Pero ayer salió al cruce Losardo: “Es el candidato del Presidente”, sentenció en referencia a Rafecas.

La comunicación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner está en pausa desde que la Vice publicó la carta en la que habló, entre otras cosas, de los “funcionarios que no funcionan”. La falta de diálogo entre ambos se comenta en los corrillos políticos del Frente de Todos.

La propuesta de la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, para apoyar el pliego de Rafecas provocó ruido político interno en Juntos por el Cambio. A tal punto, que ayer se hizo un “zoom” con las principales figuras de la mesa nacional y se postergó una definición al respecto.

“En el momento en que el oficialismo en el Senado tome la decisión de avanzar e impulsar al pliego propuesto por el Presidente, Juntos por el Cambio va a expresar su posición”, afirmó la coalición opositora en un escueto comunicado, que evidenció los cortocircuitos internos.

Carrió abona la tesis de que Fernández está siendo debilitado por Cristina y que el apoyo a Rafecas evitará que la Vice coloque un dirigente propio en el Ministerio Público Fiscal. Cuenta con el apoyo del alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta y de la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Pero otro sector de JxC, encarnado por el ex presidente Mauricio Macri y la titular del PRO, Patricia Bullrich, no atiende esa razón de estrategia política, básicamente por un tema de desconfianza con Rafecas. Por eso no pudieron anunciar ayer una postura común.

En una postura intermedia, algunos referentes radicales como Ernesto Sanz serían partidarios de negociar con el oficialismo una modificación a la ley orgánica del MPF, con el objetivo de evitar un daño mayor. La misma línea transita el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales (UCR). A su vez, el sector más duro de la coalición opositora convocó a una marcha el 8 de noviembre, para pedirle a los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli que no renuncien a sus cargos, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia que no conformó a la mesa de JxC.

“No renuncien a sus causas”, reclamó Patricia Bullrich, apuntando directamente a los expedientes que tienen como imputada a Cristina. Pero hay dirigentes de peso en JxC que no siguen la línea de la titular del PRO. Los chispazos saltan también en la cúspide de la coalición oficialista.

Mariano Spezzapria 
Twitter: @mnspezzapria

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…