Miércoles, 02 Diciembre 2020 10:11

El mensaje de Máximo Kirchner que reactivó el "Frente de Todos contra Larreta" - Por Martín Rodríguez Yebra

Escrito por

El mensaje dejó helados a los principales referentes del gobierno porteño. Máximo Kirchner tomó la palabra en la Cámara de Diputados y salió a defender el recorte de fondos a la ciudad de Buenos Aires con un ataque directo a Horacio Rodríguez Larreta, al que caracterizó como candidato presidencial en 2023.

Si quedaba alguna esperanza de abrir un espacio de diálogo interpartidario en la Argentina de la recesión sin fin, el hijo de la vicepresidenta se encargó de dinamitar los puentes con el dirigente de la oposición que se había mostrado más dispuesto a la negociación política. Pero sobre todo mandó una señal a todo el oficialismo: el enemigo es Larreta. Con la simple lógica de que aparece hoy como el dirigente de Juntos por el Cambio con mejores números para la lejanísima y brumosa batalla por la sucesión.

Máximo Kirchner se embanderó con el sablazo a la caja porteña con un énfasis que no exhibió con leyes tan emblemáticas para el gobierno de Alberto Fernández como el presupuesto 2021, para el que ni siquiera se molestó en preparar un discurso. Este martes habló 16 minutos. Ironizó sobre "la bendición" de los jefes de gobierno porteños que "llegan siempre a presidentes" y le apuntó a Larreta: "Yo no sé si el actual jefe de gobierno será presidente de los argentinos. Ojalá sea el primero en hacer algo diferente a Macri y a De la Rúa. Cada vez que nos gobernó un jefe de gobierno de la ciudad, el país terminó endeudado y patas para arriba".

En el entorno de Larreta quedaron perplejos. "Fue una confesión de que estamos ante un ataque político coordinado de todo el kirchnerismo", señaló una fuente que conoce el pensamiento del alcalde porteño.         

La frontera entre dialoguistas e intransigentes se difumina a diario en Juntos por el Cambio. La última semana fue un increscendo demoledor: empezó con la acusación contra la Policía de la Ciudad del ministro del Interior, Wado de Pedro, durante los disturbios en el funeral de Diego Maradona. A instancias de Cristina Kirchner, con quien estaba cuando estalló la violencia, exigió a Larreta que parara la represión en un evento cuya organización recaía en el gobierno nacional. El segundo capítulo fue la denuncia penal que por esas acciones presentó el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, un cuadro de La Cámpora. El viernes siguió con la convocatoria de apuro a la sesión para aprobar el recorte de fondos de coparticipación.

La pinza se activó desde todos los costados del oficialismo. Sergio Massa, en la Cámara de Diputados; el kirchnerismo duro en los tribunales; la Casa Rosada en sus negociaciones febriles para conseguir que el cordobés Juan Schiaretti diera la ayuda final para conseguir un exiguo triunfo en la votación final del amanecer.

En el camino llueven amenazas, como la que pronunció la diputada cristinista Fernanda Vallejos sobre la autonomía porteña: "Terrible error, pero enmendable". ¿Se viene una ofensiva para que la policía vuelva a la órbita de la Casa Rosada? Silencios.

Negociación imposible

El proyecto que pasó con modificaciones al Senado contempla reducir el porcentaje de coparticipación de la ciudad a 1,4%, como era hasta 2015. Mauricio Macri había subido el coeficiente a 3,75% cuando traspasó la Policía Federal a la administración de Larreta, en 2016. Después lo bajó al 3,5% con el pacto fiscal de 2018. Para destrabar la aprobación, se creó una comisión que deberá definir una suma fija anual que se traspasará para financiar los gastos de la seguridad porteña. Se eliminó así el artículo que fijaba ese monto en $24.500 millones anuales.

Larreta duda de participar en esa comisión, en caso de que alguien la convoque una vez aprobada la ley. El texto establece la participación como organismo técnico de la Comisión Federal de Impuestos (CFI), donde influyen sensiblemente los gobernadores (grandes beneficiarios del ajuste a la Ciudad).

"No nos negamos a ningún diálogo. No está definido. Pero lo que está claro es que nada bueno podría salir de ahí -señaló una alta fuente del larretismo-. Te inclinan la cancha, te ponen el árbitro y te dicen cómo va a salir el partido. Difícil ver en eso una negociación".

Mientras tanto, la poda de fondos ocurre a diario. Según los cálculos de la Ciudad, el decreto de Alberto Fernández que impuso el recorte tres meses atrás implica una reducción de $53.000 millones. El proyecto de ley original añadía otros $12.000 millones de pérdidas. Ahora, el monto final surgirá de esa incierta comisión. "Podría incluso ser peor", admiten en Parque Patricios.

La apuesta de Larreta sigue siendo la Corte Suprema, donde presentó una demanda por inconstitucionalidad. Los jueces se tomarán su tiempo: ya avisaron que esperarán a que la ley salga del Congreso y sea promulgada.

La avanzada kirchnerista le levanta el perfil político a Larreta, al ubicarlo como el principal referente de la oposición. "Máximo lo declara candidato cuando todavía no tiene garantizado el apoyo de los propios", señala una fuente del peronismo legislativo. Dudoso beneficio si a cambio le toca gobernar los próximos tres años bajo asedio económico del gobierno nacional.

Larreta sube el tono de su discurso y decidió otra vez poner la cara en público para exhibir su resistencia y exhibir las "decisiones arbitrarias" de la Casa Rosada. Busca exponer el costado político-electoral de la decisión financiera sobre la Ciudad (que Máximo transparentó) y alinear a toda la coalición opositora en el rechazo al recorte. Hasta ahora lo viene logrando. Pero es insuficiente contra un peronismo movilizado. Quedó decepcionado con Schiaretti por la forma en que actuó en la sesión de Diputados. "Tendrá que explicar en Córdoba por qué votó con el kirchnerismo. Porque en definitiva es lo que hizo", dijo, según cuentan fuentes cercanas a él.

Con Alberto Fernández, con quien tantas veces se reunió este año por la pandemia, hace tiempo que no tiene diálogo. El Presidente está en el ring. Y, aunque diga que no es lo suyo, al jefe porteño también lo subieron. Su gran desafío consiste en encontrar el tono justo para no sonar como otro intérprete de la grieta que se propone erradicar.

Martín Rodríguez Yebra

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…