Martes, 05 Enero 2021 11:29

Diez intendentes en la mira de Máximo por su cercanía con María Eugenia Vidal - Por Daniel Bilotta

Escrito por

La Cámpora pretende desplazar de sus cargos a un grupo de intendentes del Conurbano que resiste a Máximo Kirchner como presidente del PJ bonaerense. El plan será puesto en marcha una vez que el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner sea designado en ese cargo. Algo que debería ocurrir en marzo. Desde allí impulsará a candidatos propios a competir contra una lista de jefes comunales. Si bien sus mandatos concluyen en el 2023, el 2021 podría darse la primera etapa de esa disputa.

La lista con los intendentes a los que se presentará batalla tiene al menos dos años de antigüedad. Quienes la integran tienen algo en común. La Cámpora los asocia a la propuesta efectuada a María Eugenia Vidal en septiembre del 2018 para que se postule a presidir el peronismo bonaerense. El paso del tiempo y la conformación del Frente de Todos fue modificando su composición.

Repasada este fin de semana en reuniones que el kirchnerismo duro mantuvo en distintas localidades de la Costa Atlántica, la nómina original está integrada por Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mario Ishii (José C. Paz) y Walter Festa (Moreno), en la Primera Sección Electoral.

Mientras que Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Julio Pereyra (Florencio Varela) y Alejandro Granados (Ezeiza) son los sindicados en la Tercera Sección. Con ligeras variantes, casi los mismos integrantes del grupo Esmeralda que hasta el verano del 2019 alentó la candidatura a gobernador de Insaurralde, convertido ahora en un estrecho aliado de Máximo. Una función donde es asistido por Pereyra desde que dejó de ser intendente y asumió como diputado provincial.

Ishii y Menéndez tuvieron por anticipado indicios de ese malestar. Pese a sostener en la Universidad José C. Paz a los más estrechos colaboradores de Kicillof (Carlos Bianchi, Federico Tea, Augusto Costa y Agustina Vila, entre otros), La Cámpora vetó su acceso al gabinete de ministros.

Impugnación similar a la que pesó contra Menéndez. Gustavo Soos, senador provincial y hombre de su confianza no consiguió ocupar la comisión de Asuntos Constitucionales. Emanuel González Santalla, de la Cámpora, se quedó con ese cargo tras una dura disputa que paralizó el funcionamiento del Senado bonaerense por un par de meses.

El caso de Menéndez es paradójico. Si bien fue el encargado de verbalizar esa propuesta a Vidal, los dirigentes del peronismo bonaerense le siguen atribuyendo esa iniciativa a Insaurralde. Sin embargo, Festa podría ser la muestra del escarmiento que podría aplicarse al resto.

Máximo citó su caso en el almuerzo de mediados de diciembre que organizó Insaurralde y del que se ausentaron sin aviso Zabaleta, Menéndez y Gray. Los dos últimos presidente y vice del PJ bonaerense. Máximo recordó que La Cámpora no compitió en Hurlingham, Merlo y San Martín a pedido de Alberto Fernández. Pero que sí lo hizo en Moreno donde Festa fue vencido por Mariel Fernández y se quedó sin reelección.

Recordó también que Festa es miembro de La Cámpora y Fernández no. Omitió algunos detalles. En esa primaria participaron siete listas. Seis patrocinadas por La Cámpora. La de Festa fue la excepción. A través de la CTEP, Fernández responde a Grabois, otro aliado del hijo de la vicepresidente.

Festa cayó en desgracia por su aparente acercamiento a Vidal. En agosto del 2018 un escape de gas hizo explotar una escuela en Moreno y dio inicio a un largo conflicto entre el gobierno bonaerense y el SUTEBA que reclamó mejores medidas de seguridad con ollas populares.

En septiembre fue condenada por falso testimonio Corina de Bonis, la militante de ese sindicato que dijo ser secuestrada. La Cámpora le reprochó a Festa no haber cedido el Palacio Municipal para que el titular del SUTEBA, Roberto Baradel, diese una conferencia de prensa para criticar a Vidal. La gran diferencia entre aquel momento y este podría hacerla el gobierno bonaerense, ahora en manos del kirchnerismo.

Existe, sin embargo, un defecto de diseño significativo en el plan de Máximo. Su éxito depende de que los intendentes acepten ese tipo de castigo sin resistencia. Una versión insiste en sostener lo contrario. Apelarían a Alternativa Federal para competir en las elecciones de octubre. En 2019, el partido de Juan Manuel Urtubey constituyó la alianza Consenso Federal con el de Roberto Lavagna, Consenso 19.

Otra posibilidad es que participen de la PASO con la que Juntos por el Cambio tienta a los peronistas que rompan con el Frente de Todos. Es probable que, para atraerlos, la coalición opositora se vea forzada a adelantar quién encabezará la lista de diputados nacionales en la provincia de Buenos Aires. Hasta ahora Vidal sigue siendo la figura con mayor posibilidad de obtener una victoria. El destino de la ex gobernadora y de los intendentes bajo sospecha por su cercanía con ella podría volver a cruzarse.

Daniel Bilotta

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…