Viernes, 15 Octubre 2021 11:22

Aníbal o Feletti, el Gobierno no registra el cambio del viento - Por Fernando González

Escrito por

La amenaza a Nik o el congelamiento de precios muestran la desconexión de la gestión Fernández con la demanda social.

La política en la Argentina está llena de episodios en los que sus protagonistas pierden el registro de lo que demanda la sociedad. En 1989, Raúl Alfonsín designó ministro de Economía a Juan Carlos Pugliese, un respetado dirigente radical que intentó resolver la crisis con medidas voluntaristas. El resultado fue desastroso, se aceleró un proceso de hiperinflación y el economista debió renunciar antes de los dos meses. Se fue con una frase que se convirtió en toda una lección sobre el poder.

“Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”. Pugliese hablaba de los mercados, pero pronto se comprobó que aquel Gobierno no registraba el rumbo que estaba tomando la sociedad.

El país que no aprende de sus muchas desgracias parece estar otra vez transitando ese universo de desencuentro entre gobernantes y ciudadanos. Basta citar dos de las últimas decisiones con las que Alberto Fernández intenta hacer pie después de la contundente derrota en las PASO. El escándalo por la amenaza al dibujante Nik es solo la confirmación de lo que podía suceder al nombrar a Aníbal Fernández como ministro de Seguridad. El hábil declarante y polemista temido de hace algunos años resulta hoy un provocador torpe de las redes sociales que enterró al Gobierno en un laberinto político sin salida cuando falta apenas un mes para las elecciones.

Aníbal, como otros dirigentes kirchneristas, no terminan de sintonizar el mensaje que una parte mayoritaria de la sociedad le envió al Gobierno el 12 de septiembre. Hay frecuencias del abuso en el poder que ya no se toleran. Ni las amenazas, ni las provocaciones, ni las ironías al filo de la navaja.

El voto de hace un mes le dijo basta a todos esos excesos. Pero no lo entendieron ninguno de los Fernández. El que lo pronunció (Aníbal), el que lo designó (Alberto) y la que lo promovió (Cristina). Los tres están compartiendo y pagando ese costo.

El mismo fenómeno de funcionarios desorientados atraviesa la economía. El reemplazo en la Secretaría de Comercio de la vehemente pero inoperante Paula Español es otro economista que ya fue parte del pasado kirchnerista. Roberto Feletti había sido viceministro de Amado Boudou en el gobierno de Cristina y venía atacando sin descanso al ministro Martín Guzmán desde una radio militante. Con esos antecedentes, su primera medida importante no podía sorprender. Dispuso un congelamiento de precios para frenar la inflación que en septiembre volvió a subir (3,5%) y que este año va a superar la barrera del 50%. Nafta para apagar el incendio.

Feletti va a utilizar un sistema, el congelamiento, que ya fracasó con Perón en 1973, con Isabel dos años después, y que siguió fracasando cada vez que otro gobierno lo intentó. Ahora se aplicará sobre 1.247 productos, aunque más de la mitad (670) ya estaban en un esquema de precios cuidados que tampoco logró ningún resultado. Un día antes de lanzarlo, el Presidente se había reunido en Casa Rosada con ocho empresarios de primera línea. Y la recomendación que escuchó fue que no insistiera con herramientas perimidas como los cepos al comercio exterior o los precios máximos. Varios de ellos cruzaron mensajes de WhatsApp, 24 horas después, al sorprenderse con la noticia indeseada a través de las pantallas de sus teléfonos. “Nos tomaron de boludos”, fue la reflexión más compartida.

El jueves, Axel Kicillof y la candidata, Victoria Tolosa Paz, quedaron abrumados por una tormenta de viento y tierra que los sorprendió en un acto de campaña en Ezeiza. El pronóstico anunciaba el temporal, pero los dirigentes del oficialismo, no lo habían registrado. Puede ser una alegoría del 14 de noviembre si el Presidente, y la mayoría de sus ministros, siguen sin descifrar las señales de un país con las expectativas rotas.

Fernando González

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…