Miércoles, 01 Junio 2022 10:05

Qué pájaro elegir - Por Sergio Crivelli

Escrito por

El Gobierno fracasó y es irrecuperable, la oposición es poco atractiva y las figuras disruptivas (léase Milei) no tienen chances reales de llegar al poder. Sólo sirven para complicar un panorama que se ha convertido en un rompecabezas para consultores: ¿qué aconsejar a los candidatos? ¿Que presenten un plan económico concreto o prometan vaguedades? ¿Que aprovechen la grieta y polaricen o que privilegien el consenso? ¿Qué arremetan contra el populismo o eludan cuestionar una mentalidad que predomina en el 50% o más de la sociedad? 

La estrategia que aconsejen resultará determinante no sólo porque impactará en el escrutinio, sino porque conformará el discurso de campaña que repetirán día y noche los medios. Será el centro del debate público, excluidos los insultos y ataques personales. 

La única referencia más o menos confiable para políticos y politólogos continúan siendo las encuestas, aunque con frecuencia no hayan resultado un oráculo infalible. La última de #OpinaArgentina, por ejemplo, detectó una amplísima mayoría que está por el cambio. Pero ¿qué tipo de cambio? Rápido y radical: 65%. Gradual y paulatino: 30%.

Si se combina esto con la intención de voto a Javier Milei que no para de crecer, se entiende el giro de Horacio Rodríguez Larreta, portaestandarte de las "palomas", que en los últimos días prometió la reforma nada menos que de la legislación laboral y del sistema previsional, ambas necesarias pero imposibles de llevar a la práctica sin poco menos que la suma del poder público.

En la misma medición ante la pregunta de si en vista de sus últimas declaraciones Rodríguez Larreta viró hacia una postura más confrontativa, el 31% dice que no y un 35% que sí. Conclusión: al alcalde porteño o no lo entienden o no le creen. A Milei eso no le ocurre. Rodríguez Larreta debería preguntarse por qué.

Otra encuesta llamativa es la de M&F que detectó que más del 70% cree que el gobierno de Alberto Fernández es peor que el de Mauricio Macri y, más grave aún para el oficialismo, que las expectativas de que la situación económica cambie son remotas.

El gobierno de Fernández es el de Cristina Kirchner por mucho que ella intente diferenciarse. Sin embargo, el fracaso de la gestión no la daña como podría esperarse en materia de intención de voto. El Frente de Todos sigue manteniendo el primer lugar en el conurbano (le saca casi diez puntos a la oposición) y retrocede en el resto de la Provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, pero sin quedar demasiado lejos. Tiene un voto cautivo inquebrantable. ¿Qué cambio se puede predicar ante esa feligresía?

En suma, la reproducción del peronismo sigue garantizada. Es competitivo a pesar de que a la mayoría de sus votantes los golpeen más duro la inflación y la pobreza. Esa es la cuestión que los consultores no pueden explicar y que tiene a los candidatos sin saber qué pájaro elegir, si el halcón o la paloma.

Sergio Crivelli
Twitter: @CrivelliSergio

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…