Miércoles, 06 Julio 2022 07:58

Batakis y la campaña de CFK - Por Sergio Crivelli

Escrito por

Más allá de la sorpresa, más allá de la disparada del dólar y del pico inflacionario adicional que generará y más allá de la extinción política de Alberto Fernández, el reemplazo de Martín Guzmán por Silvina Batakis encierra por lo menos dos decisiones clave. 

Una, que el gobierno abandonó cualquier intento de combatir la crisis con un plan de estabilización. Otra, que la nueva ministra será la tesorera de campaña del kirchnerismo. De Cristina Kirchner, si decide ser candidata, o de quien ella elija, si su bajo techo electoral la obliga a desistir. 

El gobierno de Alberto Fernández terminó con la renuncia de Guzmán. También el plan de ajuste bajas calorías pactado con el FMI del que quedan retazos a causa del descontrol inflacionario, el emisionismo, la crisis cambiaria y el vaciamiento del Banco Central. Batakis no sabe, no puede ni quiere modificar esto. Tampoco asumió para eso. Su programa es aguantar, que no es otra cosa que lo que hizo Alberto Fernández durante dos años y medio. No quiso pagar el precio político del ajuste y dejó que la situación se deteriorara hasta el punto presente.

Para que el capital electoral no se le volatilice, Cristina Kirchner decidió intervenir. Bombardeó a Guzmán y cuando consiguió echarlo puso a su reemplazante. Ahora la conducción y la responsabilidad es de ella porque es ella la que va a jugar la suerte de su construcción política en las urnas.

En sus declaraciones inaugurales Batakis recitó todo el relato K: no hay atraso cambiario porque ella está "muy cómoda'' con el dólar oficial y el blue es un fenómeno "marginal y mediático''; hay golpes de mercado; la inflación es un fenómeno mundial que se combate con la tasa de interés y nuevos recursos financieros; no va a ser reducida a un dígito en el corto plazo así que vayan armándose de paciencia; las reservas deben ser puestas a disposición del crecimiento; el déficit fiscal es un recurso contracíclico y el camino es "con la gente adentro''.

Al lado de Batakis, Guzmán era von Mises. ¿Acaso no dijo la vice el sábado que el ex ministro pensaba sobre el déficit fiscal lo mismo que Melconian? Batakis llegó para que el manejo de la economía vuelva al `modelo K' del que nunca debería haberse alejado.

Batakis llegó también para resucitar el viejo evangelio peronista. Con eso van a hacer la campaña. ¿La realidad? No afectará la narrativa K; nunca lo hizo. La campaña se radicalizará y el kirchnerismo intentará polarizar para retener por lo menos su electorado incondicional. Al resto lo da por perdido.

Sergio Massa fue excluido de manera inmisericorde de cualquier participación en el gabinete. Pretendía apostar su candidatura del año próximo a un eventual buen desempeño económico, pero sus operaciones de prensa cayeron en el vacío. Su reacción fue el silencio, pero la cristinización extrema del Gobierno abre una incógnita sobre su supervivencia en el Frente de Todos.

Sergio Crivelli 
Twitter: @CrivelliSergio

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…