Martes, 03 Marzo 2020 21:00

Retórica de default - Por Sergio Crivelli

Escrito por

Se le reprocha al Gobierno no haber presentado un programa económico. No se trata de un reproche injustificado, porque los agentes económicos están en pausa a la espera de qué hará el Estado.

 

Pero, si bien el plan es un misterio tanto el ministro de Economía como el presidente de la Nación han concurrido al Congreso donde trazaron un panorama sombrío sobre el futuro. En especial Alberto Fernández usó el domingo al referirse a la deuda pública una retórica populista que deja más dudas que nunca sobre la posibilidad de un nuevo default.

Esa retórica repetida hasta el hartazgo en los recintos del Congreso tiene algunos tropos básicos. Uno, que la deuda es el mayor escollo para el desarrollo del país; dos, que fue tomada subrepticiamente para beneficiar a los prestamistas; y tres, que por lo tanto debe ser investigada. Todo esto justificaría moralmente su desconocimiento y transformaría a quienes incumplen sus obligaciones de tramposos en víctimas.

Las afirmaciones anteriores no sólo son retóricas, sino también falaces. El endeudamiento es consecuencia del déficit fiscal que, según IDESA, Argentina acumula desde hace 60 años, es decir en gobiernos militares y civiles, dictaduras y democracia, en gobiernos populistas y en presuntamente liberales.

Más allá de lo que Fernández dijo ¿qué hizo en esa materia? El domingo aseguró que `mejoramos la situación fiscal', lo que no se condice con los datos de enero, su primer mes completo de gestión. Según cifras del propio gobierno, el déficit primario fue de 3.766 millones de pesos y contrasta con el resultado fiscal de enero de 2019, que cerró con superávit de 16.658 millones de pesos.

El gobierno atribuyó el traspié al `impulso de la inversión social', pero lo real es que la recaudación cayó a pique de 63 mil millones de pesos en diciembre a 23 mil millones en enero. ¿Cómo fue posible después del impuestazo con el que debutó Fernández? Fue posible porque viéndose venir el hachazo de las retenciones el sector anticipó liquidaciones por 2.300 millones de dólares. Así la nueva guerra contra los sojeros empezó mal para el gobierno. Los expertos estiman, además, que el aumento de las retenciones del 30 al 33% le redituará sólo 400 millones de US$ en todo 2020. Algo parecido le pasó como el impuesto del 30% al dólar. Las transacciones en dólares fueron por 4.200 millones en octubre y de sólo 90 millones en diciembre. Lo recaudado por ese impuesto (que en realidad sirvió de supercepo) fue casi nulo.

REALIDAD Y RETORICA

Pero la realidad no hace mella en la retórica sobre la deuda que olvida el déficit para hablar de usureros, de `nunca más' y de intereses antiargentinos. Fernández ensayó en el Congreso el tono épico al exhortar a cada sector a que defina `de qué lado está' y aseguró que él está `del lado del pueblo'. Prometió el fin del ajuste y el tradicional `no pagaremos a costa del hambre'. Hay quienes entienden que las palabras pueden ser duras, pero el ánimo es negociador. Sin embargo, a medida que los números no cierran, reverdece un estilo partisano que evoca los peores fantasmas.

Sergio Crivelli
Twitter: @CrivelliSergio

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…