Viernes, 01 Octubre 2021 11:18

Preocupante: el Banco Central llegaría a las elecciones de noviembre con reservas líquidas negativas - Por Leandro Gabin

Escrito por

Surge de un cálculo de la consultora de Gabriel Rubinstein ante la pérdida de dólares que sufrió el BCRA en septiembre, ¿Se puede evitar?

El Banco Central cerró septiembre con una fuerte pérdida de dólares que exacerba la preocupación en el mercado acerca de una potencial crisis cambiaria luego de las elecciones o para inicios del año que viene. Con las reservas netas líquidas cayendo en forma acelerada, o sea los recursos que en forma instantánea tiene el Central para intervenir, se estaría acortando el margen de maniobra que el Gobierno afirma tener.

GRA Consultora, que lidera Gabriel Rubinstein, alertó que se aceleró la caída de las reservas netas en últimos días y ahora, si se mantuviera el ritmo diario de deterioro de septiembre, ya ni siquiera llegarían al viernes antes de la elección. Para esa fecha el BCRA tendría, a este ritmo, reservas netas líquidas negativas por u$s500 millones.

Preocupación por los dólares que se van

Según los cálculos de la consultora, el BCRA había arrancado septiembre con reservas netas líquidas de u$s5.822 millones (considerando los DEG del FMI pero sin contabilizar la posición en oro que tiene la entidad). Luego, por el efecto del pago al Fondo (el 22 de septiembre se usaron u$s1.900 millones en DEG) las reservas líquidas cayeron para quedar actualmente -según GRA- en u$s2.285 millones.

De continuar la venta de dólares en el mercado, teniendo en cuenta que el Central terminó el mes con un saldo vendedor de casi u$s1.000 millones a lo que se le suma lo que gastó para controlar el contado con liqui (CCL) que se estima en otros 300 millones de dólares, las reservas “líquidas” seguirán cayendo.

Rubinstein advierte que en las próximas semanas hay que pagar intereses al Fondo, lo que provocará una caída adicional de las reservas líquidas ya que se cancelan con DEG. Así, estima, se llegará a ese momento con reservas líquidas por u$s65 millones que luego caerían a terreno negativo: u$s495 millones en rojo.

Atrincherados hasta que pase el vendaval

Si bien es cierto que las reservas netas líquidas llegaron a ser negativas durante el Gobierno de Cristina Fernández, algo que le heredó a Mauricio Macri y pudo recomponer con préstamos del exterior para levantar el cepo, también había sido así el año pasado antes de que el BCRA actual pudiera recuperar sus arcas en el primer semestre del año. De hecho, en noviembre del año pasado llegaron a estar entre 1.000 millones y 2.000 millones en negativo, según estimaciones privadas. 

El Gobierno dice que es intrascendente el nivel de reservas líquidas porque "las reservas son las que están" y que todo se puede utilizar en caso de tener que enfrentar una crisis (que descartan). Pero el mercado mira muy atentamente estos indicadores para visualizar si el BCRA tendrá que limitar más importaciones o acelerar una suba del dólar oficial para disuadir la demanda de divisas.

Por ahora, el foco está puesto en la disponibilidad de dólares que tiene el Gobierno para hacer frente a las presiones. No sólo vende en el MULC y en el mercado bursátil para descomprimir el CCL, sino que también lo hace en los futuros. Se cree que tiene una posición vendedora en ese mercado de u$s1.700 millones. algo que viene creciendo también en forma acelerada. La pregunta del millón es si el Central tiene espalda para contener otra crisis cambiaria con las herramientas que tiene a disposición.

Leandro Gabin

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…