Miércoles, 20 Mayo 2020 21:00

El PBI podría caer hasta 10% este año y se encamina a un derrumbe similar al del 2002 - Por Ismael Bermúdez

Escrito por

Las consultoras recalcularon a partir del desplome del EMAE de marzo, que será peor en abril. La clave: cuánto dura la cuarentena y cómo sigue el mundo.

 

La propagación del COVID-19 encontró a la economía argentina en medio de una recesión prolongada, con la actividad económica en 2019 en un nivel similar al de fines de 2010. Con 10 días de marzo afectados por la pandemia, en el primer trimestre del año, la actividad económica cayó 5,4% respecto del mismo período de 2019, retrocediendo a los niveles de 11 años atrás.

Así, con estos datos más adversos a lo esperados, las consultoras revieron a la baja sus estimaciones anteriores y ahora sostienen que en 2020 la actividad cerraría con una caída de al menos 7%, aunque hay quienes le apuntan al -10%, según cómo evalúan el tiempo que podría prolongarse los efectos de la cuarentena.

Desde ya, en abril, los datos son más adversos porque la cuarentena abarcó todo el mes y si bien mayo arrancó con un mayor número de actividades permitidas, todavía se está lejos de una normalización. Es posible que, con los números de abril, la actividad haya caído por debajo de los niveles de 2002, con el derrumbe de la convertibilidad.

Por ejemplo, el Banco Central dice que “las ventas reales en comercios minoristas del rubro Alimentos y bebidas cayeron en abril 18% en relación con el volumen de febrero mientras que, en el rubro Muebles para el hogar la retracción observada en ese período fue de 65”.

Además, este retroceso histórico se extiende a buena parte del planeta y, según el Banco Central, “la contracción económica que está provocando el COVID-19 a nivel global es la más fuerte desde la Gran Depresión de 1930”.

​Esto significa que a la caída interna del consumo y de la inversión externa, hay que sumar menores ingresos por las exportaciones por la menor demanda externa y menores precios de las materias primas básicas.

Lo que pueda pasar con la actividad en los próximos meses está condicionado a la evolución de la pandemia en el país y en el mundo, en especial con los países que más comercia la Argentina, entre otros Brasil. Y también, no por eso menor, cómo evolucionen otras variables claves de la economía, como el valor del dólar oficial, la brecha con los dólares paralelos, el arreglo de la deuda, la presión inflacionaria y la magnitud del financiamiento del Banco Central al Tesoro Nacional. Esto es el futuro económico sigue siendo incierto.

En abril, las entidades y consultoras pronosticaron que el PBI registraría una disminución de 9% en el segundo trimestre, una recuperación de 2% trimestral en el tercero y el promedio del año caería en 7%, quedando un crecimiento económico de mayor magnitud en el último trimestre del año.

Con el dato oficial de marzo, el piso de caída en 2020 sería del 8% en un escenario de canje acordado con los acreedores de ley extranjera, según la Lorenzo Sigaut, de la consultora Ecolatina. Para Jorge Neyro, de ACM Consultores “caería entre 7 y 8% porque hay muchas incógnitas e incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y del propio canje de la deuda”. Y Guido Lorenzo, de la consultora LCG, dice que por “la extensión de la cuarentena más de lo pensado inicialmente e incluso asumiendo recuperación en el segundo semestre, esperamos una caída en 2020 con un piso del 10% anual”.


Ismael Bermúdez

Visto 2986 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…