Domingo, 04 Octubre 2020 12:12

Una opción para salir del encierro - Por Omar López Mato

Escrito por

 

Veinte años no son nada, pero seis meses son una eternidad

Seis meses de cuarentena es demasiado tiempo. Y, lo peor, es que no vemos una instancia oficial para terminar con esta reclusión masiva.

Si la única expectativa es esperar la vacuna, tenemos para varios meses más, cuando no años, ya que se necesita un tiempo prolongado para tener certeza de su efectividad y conciencia de los daños colaterales que puede producir.

La cuarentena se ha vuelto inviable para muchos y cada vez se respeta menos. No podemos tener a los niños sin estudiar, a las personas sin trabajar, a vivir en conflictos familiares y su cohorte de trastornos psiquiátricos, ¿Alguien sabe cuál será la incidencia de suicidios, alcoholismo, adicción a drogas peligrosas que habrá en un futuro? Acaso no son estas enfermedades también ¿Alguien sigue los casos de violencia familiar que existen o sospecha el aumento que habrá en un futuro no muy lejano?

¿Tenemos idea de las quiebras y su secuela de desocupación (que ya ronda el 15%)? Hay que comprender que la misma naturaleza del virus tiende a su atenuación, que no importa la cantidad de contagios (con los que nos hostigan los medios) porque esa es la forma en que las personas se inmunizan. Los humanos hemos sobrevivido por millones de años creando las defensas inmunológicas contra la rubeola, la gripe, el sarampión, la varicela, viruela, herpes, hepatitis, poliomielitis, y otras.

ANTIPARASITARIO 

Pero además existen otras opciones terapéuticas. Desde abril de este año se sabe que la ivermectina, el más vendido de los antiparasitarios, usado por millones de africanos para el tratamiento de la oncocercosis (la ceguera de los ríos) es también un potente viricida y destructor del virus del COVID-19 in vitro. En el laboratorio este coronavirus no se le resiste.

Hay estudios recientes en distintos centros, pero especialmente uno propuesto por el Dr. Krolewiecki del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de Orán, Salta (el mismo que fue fundado por el Dr. Maza) disminuye la mortandad y el tiempo de evolución cuando se administra la ivermectina en dosis mayores a las usadas como antiparasitario. Los estudios son más que alentadores por ser está una droga tan común y conocida.

Hasta acá es una gran noticia (y una lástima que haya llevado tanto tiempo el descubrimiento de la efectividad de una droga tan común). La noticia que aún falta confirmar es si la ivermectina dada en dosis habituales (2 veces por semana) tiene  capacidad profiláctica, al disminuir la carga viral.

No es muy difícil que la ivermectina sea administrada a las personas expuestas como ser el personal de salud (algunos médicos ya lo están tomando) a fin de realizar estudios a doble ciego para confirmar su efectividad terapéutica y profiláctica. Saber que disponemos de este medicamento, relativamente (se conoce su efecto abortivo y teratogénico por lo que su uso en mujeres fértiles queda bajo criterio individual), no nos exime del uso de barbijo (algo que vino a quedarse) más el distanciamiento y el alcohol. También contamos con todos los recursos que se han manejado hasta ahora y aumentaron el arsenal terapéutico aprendido en estos mese,s como el  suero hiperinmune, corticoides, anticoagulantes, etcétera, además de otras sustancias profilácticas como la carragenina en gotas nasales o el uso de taninos en forma oral, abren las puertas para terminar con este encierro y comenzar a combatir las nefastas consecuencias del mismo.  

Omar López Mato

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…