Jueves, 10 Junio 2021 11:19

Las extrañas “muertes ahorradas” de la ministra Vizzotti - Por Héctor Gambini

Escrito por

 

El Gobierno se lava las manos y razona: los muertos son del virus; los vivos, nuestros.

Argentina es un país particular, también en pandemia. Ocupa el puesto 32 en el mundo por cantidad de habitantes, pero está cuatro veces más arriba en el ránking de contagiados de coronavirus.

Es uno de los apenas 9 países del planeta que superaron los cuatro millones de enfermos por Covid. Los otros 8 tienen una población muchísimo mayor (Italia, el más “cercano”, tiene 15 millones de habitantes más).

En muertes, Argentina está en el puesto 12, pero es el segundo país con menor población que superó la barrera de las 80.000 muertes.

En cantidad de nuevos infectados (27.978 por día desde el 1° al 7 de junio) está tercero, sólo superado por India y Brasil.

India tiene 34 veces más población que Argentina. Brasil, cinco veces más.

Hay otra tabla. Argentina está quinta en el mundo de infectados en proporción a la población, superada únicamente por países que tienen diez veces menos habitantes: Seychelles, Maldivas, Baréin y Uruguay.

En nuevas muertes, Argentina está cuarta, con 550 por día en la última semana. Sólo tuvieron más muertes India, Brasil y México. Otra vez, países con poblaciones enormes.

En este contexto de números cercanos al espanto, el Gobierno hace dos cosas: cita al Congreso a los laboratorios que fabrican vacunas para hablar, entre otras cosas, sobre qué pasó con Pfizer (las negociaciones por un contrato de 13 millones de dosis se interrumpieron justo cuando Rusia ofreció la Sputnik) y pide crear un “observatorio” para “controlar” y dar “transparencia” al tema.

Lo hace seis meses después de recibir vacunas, cuatro meses después del vacunatorio VIP -con dos investigaciones judiciales aún sin avances- y con las terapias intensivas al rojo vivo.

Es el preciso momento que elige la ministra de Salud, Carla Vizzotti, para ir a los bifes y afirmar en un comunicado oficial, sin sonrojarse: “Se evitaron 5.500 muertes”.

Ahí apareció el aleph de la gestión sobre la pandemia. El punto que concentra todos los demás puntos. Los vivos son nuestros; los muertos, del coronavirus, dice la ministra. Es lo que cree y quiere comunicar el Gobierno.

Vizzotti argumenta que ya se está viendo un impacto positivo de la vacunación y que, de acuerdo a las proyecciones, de las muertes que deberían haber ocurrido entre las semanas 16 a la 20, sucedieron 5.500 menos.

El comunicado está acompañado de gráficos agrupados en un documento que lleva como infeliz título: “Muertes ahorradas”.

Si las muertes no ocurridas se “ahorran”, las sucedidas, ¿se “gastan”? ¿Cómo se “gastaron”, entonces, 83.272 muertos, antes de “ahorrar” 5.500?

Para la cuenta se hacen restas de casos fatales sobre lo proyectado. Pero las proyecciones altas provienen de un “piso” alto de muertes para la población argentina en las semanas anteriores, cuando las vacunas faltaban aún más que ahora.

Entonces: se dice que se “evitan” muertes que se esperaban altas porque se proyectó un ritmo de letalidad alto, basado en cifras mucho más altas de muertes que las que  Argentina debería tener de acuerdo a su población, si los tiempos y los volúmenes de vacunación hubiesen sido los apropiados.

Si se hubiese vacunado a mayor ritmo antes, ¿cuántas de aquellas vidas perdidas en las semanas anteriores podrían haberse salvado?

Es como proyectar que la pobreza llegará al 50% y luego festejar porque “sólo” llegó al 46. Y sacar un comunicado explicando cómo se evitó un 4% más de pobres.

En el mismo cuadro de "muertes ahorradas" se ve que entre las semanas 15 y 17 hubo aún más muertes que las esperadas entre los mayores de 50 y de 60 años.

Quién podría explicarle a un hijo, hermana o nieto del fallecido “no esperable” que su familiar murió por encima de las proyecciones debido a la vacunación insuficiente y tardía.

Coronavirus: diez conclusiones que dejan los primeros 4 millones de casos en Argentina

Héctor Gambini

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…