Región Metropolitana

 

Desde ayer miércoles 15 es obligatorio en comercios, oficinas de atención al público y el transporte de pasajeros de la Ciudad.

El gobierno porteño oficializó el uso obligatorio de los "tapabocas" para ingresar y permanecer en comercios y oficinas de atención al público y al circular a bordo del transporte de pasajeros, y anunció el cobro de multas de entre 10.000 y 80.000 pesos para quienes no cumplan con la medida.

La medida, que comenzará a regir desde el miércoles, fija "el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público en el ámbito de la Ciudad". Y recomienda la utilización de este tipo de dispositivos "en cualquier otro ámbito o lugar" diferente a los contemplados en la resolución, por ejemplo, la vía pública.

Por otro lado, la resolución prohíbe "la comercialización, en el ámbito de la Ciudad, de los barbijos N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio". A los comercios que los vendan se los advierte con la clausura y/o inhabilitación.

La resolución fue detallada por Horacio Rodríguez Larreta en una conferencia de prensa en la sede del Ejecutivo de Parque Patricios. "La medida parte de la comprobación que tenemos que dos de cada tres personas que tiene coronavirus son asintomáticos, con lo que puede haber gente que esté en la calle contagiando sin saberlo, por eso es muy importante el uso de los 'tapabocas´", remarcó.

Confirman la idea de extender la cuarentena hasta julio o agosto

Larreta se refirió a la posibilidad de una flexibilización de las medidas de aislamiento, algo que por el momento desestimó. "En la Ciudad no vamos a flexibilizar la cuarentena, hay que quedarse en casa. Cuanto más estrictos seamos hoy, más rápido se va a poder salir después. Especialmente con el tema del cuidado de nuestros adultos mayores", sostuvo.

El Jefe de Gobierno aclaró que "en la Ciudad no se puede salir a correr o hacer ejercicio físico" y explicó que "con la densidad que tiene Buenos Aires es imposible controlar que la gente esté alrededor de su casa".

En ese marco, además, Larreta precisó que los trenes, colectivos y subtes retomaron esta mañana las frecuencias habituales de los días hábiles luego de funcionar desde el 20 de marzo, con el inicio de la cuarentena, con un cronograma de feriados.

Al respecto, el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, precisó que "lo que se está haciendo, en coordinación con el gobierno nacional, es dar lo que se llama ´oferta del día hábil´ para garantizar el distanciamiento social y para que los trabajadores que tengan que realizar una tarea esencial, encuentren en el transporte una alternativa segura para moverse".

En ese marco, dispuso que todos los pasajeros viajen con "tapabocas", vayan sentados respetando la distancia social y en consonancia con las medidas del gobierno nacional en cuando al transporte automotor, se pidió que el ascenso y descenso sea por la puerta posterior de la unidad y no se utilice la primera fila de asientos.

"Se va a controlar que la persona que se suba al colectivo tenga tapaboca, sino no se a a poder subir", remarcó Diego Santilli, vicejefe de Gobierno.

Además, se implementará en unas 500 paradas de colectivos que registran gran afluencia de pasajeros un sistema de "señales y carteles" que indicarán la distancia preventiva entre cada persona y se mostrará el mensaje "mantener distancia al formar la fila" en todos los carteles del sistema predictivo, en los Centros de Trasbordo y en los de la vía pública.


 

El Hospital Central de San Isidro cuenta con un nuevo módulo sanitario de emergencia, donado por la Cooperadora de Acción Social (COAS), con aportes de empresarios de la construcción y desarrollo inmobiliario.

“Buscamos prevenir todo tipo de situaciones como puede ser un aumento exponencial de contagiados, en vistas de lo que sucedió en otros países. Por eso, instalamos aquí y estamos construyendo en el Hospital de Boulogne, estos espacios donados por COAS para poder clasificar, aislar y brindar una mejor atención a los vecinos”, expresó el intendente Gustavo Posse tras recorrer el nuevo módulo.

Y subrayó: “Agradecemos enormemente a COAS por esta gran estructura que representa una gran ayuda para todo el sistema de salud de San Isidro”.

A su lado, la directora del Hospital Central de San Isidro, Susana Guidi Rojo, comentó: “Esta realmente es una maravilla, no sólo por la comodidad sino porque mantiene todas las normas de bioseguridad. Los pacientes que ya pasaron por un primer triage y tienen fiebre y síntomas del coronavirus, vienen a esta sala donde se los clasifican y se les hacen los estudios para determinar un posible aislamiento”.

El módulo, que cuenta con un espacio de 88 metros cuadrados, no sólo sirve de consultorios para muestras de radiología y laboratorio de pacientes con COVID-19, o que se esté analizando si contrajeron el virus, sino que también cuenta con camas especiales que podrán alojar a personas que deban permanecer internadas. De esta manera, se logra aumentar la capacidad de internación de los centros de salud.

Además son re utilizables, esto quiere decir que pasada la pandemia se podrán usar como aulas temporarias, salas de primeros auxilios o depósitos, entre otras opciones.

 

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó hoy la diferencia entre barbijos o tapabocas y máscaras de soldador, a raíz de la obligatoriedad en el uso de estos elementos de protección para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte, a partir del próximo miércoles.

"El tapaboca y nariz evita que la persona esté eliminando y emitiendo gotitas con el potencial virus si estuviera enferma y el uso es muy importante para evitar que la persona enferma contamine las superficies o contagie a las personas sanas", detalló Quirós en una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo de Parque Patricios, que encabezó Horacio Rodríguez Larreta.

En cuanto a la máscara de soldador, manifestó que "es una protección física, sobre todo para los ojos" porque "no es tan eficaz" salvo que esté muy bien estructurada por debajo del mentón, sino es sólo para evitar que "la persona enferma te llegue con las gotitas a tus propios ojos", especificó.

"Si vos querés protegerte de un potencial enfermo la forma más apropiada es tener las dos cosas, pero si vos querés andar por la calle y evitar contagiar la forma más correcta es taparte la boca y la nariz", sostuvo Quirós.

Además se refirió a la falta de elementos de protección en hospitales y recalcó que "no podemos competir entre lo que necesita el hospital para atender a los enfermos a lo que necesitan las personas para circular por la calle para cuidarnos entre nosotros" y recomendó la fabricación casera de tapabocas.

Por eso, el gobierno porteño prohibió la comercialización de barbijos N95 a personas que no acrediten ser profesionales de la salud.

En tanto, alertó sobre el mal uso de esos elementos y mostró preocupación por el proceso de colocación y retirado.

"Es absolutamente indebido tocarse la cara o el tapaboca porque el germen está ahí", remarcó.

Por último, explicó que tanto el tapaboca de fabricación casera como el barbijo se deben retirar de atrás de la oreja, nunca tocar ni afuera ni adentro, cerrarlo y ponerlo a lavar si es de tela o tirarlo si es de otro material.


 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, brindó detalles sobre la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 26 de abril, en el marco del coronavirus, y anunció que los trenes, subtes y colectivos retoman su funcionamiento habitual, que a partir del miércoles el uso de tapabocas será obligatorio en comercios, en dependencias de atención al público públicas o privadas, y en el transporte público, y que no está permitido salir a correr.

“A partir del anuncio del Presidente del otro día, nosotros confirmamos en la Ciudad que no vamos a flexibilizar la cuarentena, que hay que quedarse en casa. Cuanto más estrictos seamos hoy, más rápido se va a poder salir después. Especialmente con el tema del cuidado de nuestros adultos mayores”, sostuvo Rodríguez Larreta.

El Jefe de Gobierno aclaró que “en la Ciudad no se puede salir a correr o hacer ejercicio físico” y explicó que “con la densidad que tiene Buenos Aires es imposible controlar que la gente esté alrededor de su casa”.

A su vez, anunció que “a partir de las 0 del miércoles, va a ser obligatorio el uso de tapabocas para todos los que anden en el transporte público y para todos aquellos que estén en posiciones de atención al público, en las actividades que ya están exceptuadas”.

“Esto parte de la comprobación de que dos de cada tres personas que se contagian el coronavirus no presentan síntomas”, dijo.

Además se recomienda el uso de tapabocas como medida de prevención en cualquier otro ámbito o lugar.

Para esto sirve cualquier elemento que pueda cubrir boca, nariz y mentón de fabricación casera con pañuelos y telas, ni máscaras ni barbijos. No es obligatorio para circular de a pie ni en vehículos particulares, pero sí recomendado.

Para quienes no respetan esta medida habrá sanciones de entre $10.700 a $79.180 y/o clausura y/o inhabilitación.

En esa línea, Rodríguez Larreta comunicó que “la venta de barbijos N95, que es el más tradicional para el uso del sistema de salud, va a estar prohibida para los que no formen parte de ese sistema”.

También anunció que a partir de hoy hay “más frecuencia en el transporte público” y que “el espíritu de esta medida es que la gente que viaja, viaje preservando mejor la distancia social, manteniendo el criterio de que puede entrar en cada vagón tanta gente como quepa sentada”.

Los taxis y remises seguirán funcionando normalmente, y todos los ocupantes deberán usar tapabocas, y los pasajeros deben viajar en el asiento de atrás. Además, se recomienda tener las ventanillas bajas.

En cuanto a los vehículos particulares y motos, sólo pueden circular las personas que cumplan una tarea esencial y tengan su permiso actualizado.

Estuvieron presentes en la conferencia el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez.

Por su parte, Santilli informó que “este fin de semana, salvo el sábado a la mañana, ha sido una semana santa en la que la movilidad ha caído”, y precisó: “Estamos en valores del 1% de utilización del subte y 3 o 4% de utilización de trenes”.

Con respecto al decreto que entrará en vigencia el miércoles, reiteró: "Las personas que van a usar el transporte público tienen que taparse la boca. El que va a comprar o vender en un comercio tiene que taparse la boca".

Por otro lado, Méndez señaló que “lo que estamos haciendo a partir de hoy es dar oferta de día hábil, que es la mayor oferta que puede tener el transporte público para garantizar el distanciamiento social a todos los usuarios y usuarias en estos días”.

Asimismo, informó que “en 500 puntos de la Ciudad, aquellas paradas que en general congregan a la mayor cantidad de pasajeros, hemos demarcado en el piso la distancia social para que sea más fácil interpretarla”.

 

 

En el marco de la cuarentena por el brote de coronavirus, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires instauró el "uso obligatorio" de tapabocas desde el próximo 15 de abril, al tiempo que prohibió la comercialización de "barbijos N95" para aquellos que no sean personal de salud.

Según el documento al que tuvo acceso A24.com, el Gobierno porteño estableció "el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

Asimismo, en respuesta a los reclamos que se desprenden desde distintos servicios de salud, el gobierno que lidera Horacio Rodríguez Larreta prohibió la comercialización de los barbijos N95 a "cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio".

De esta manera, gracias a la resolución que lleva las firmas del ministro de salud porteño, Fernán Quirós, su par de Desarrollo Económico y Producción, José Giusti, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el vicejefe Diego Santilli, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se sumó a media docena de provincias que ya aplicaron esta medida.


 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Salud, Fernán Quirós, visitaron la Unidad Febril de Urgencia (UFU) del Hospital General de Agudos “José María Penna”, un área dedicada a atender de forma segura a los pacientes sospechosos de coronavirus, evitando así las aglomeraciones en las guardias tradicionales.

"La idea es tomar todos los recaudos posibles ante el previsible aumento de casos”, expresó Rodríguez Larreta.

Además, el Jefe de Gobierno porteño destacó el hecho de que "las primeras medidas fueran anunciadas cuando ni siquiera había un caso en la Argentina", y agregó: "Trabajamos para anticiparnos, tomando la experiencia de otros países".

"El objetivo de estas unidades es que no haya ninguna posibilidad de contacto entre los casos sospechosos y el resto de las personas", sostuvo.

Por último, explicó que las UFU “estarán en 18 hospitales de la Ciudad”.

Los establecimientos en los que serán instaladas son el Hospital Tornú, el Hospital Durand, el Hospital Álvarez, el Hospital Santojanni, el Hospital Piñero, el Hospital Penna, el Hospital Muñiz (2), el Hospital Ramos Mejía, el Hospital Rivadavia, el Hospital Pirovano, el Hospital Fernández, el Hospital Gutiérrez, el Hospital Argerich, el Hospital Elizalde, el Hospital Ferrer, el Hospital Zubizarreta, el Hospital Velez Sársfield y el Hospital Cecilia Grierson.

A su vez, Quirós reconoció la importancia de “atender los casos sospechosos en un lugar independiente dentro del hospital”, y remarcó las estrategias de fortalecimiento de camas para atender a los pacientes: “Para los leves ya tenemos más de 2.200 camas de hotel y sumamos otras 200 para terapia intensiva”.

En esa línea, el ministro de Salud porteño afirmó que “para las internaciones generales en hospitales, la Ciudad incorporó otras 400 camas”.

De la actividad también participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio.

Las UFU estarán ubicadas en espacios anexos a hospitales públicos de la Ciudad y ocuparán un promedio de 280 metros cuadrados cada una.

Con éstas se evitará el amontonamiento de gente en las guardias, se va a prevenirla propagación del virus y se atenderá en forma rápida a los posibles portadores.

Quienes deberán ir a las UFU son las personas que tengan síntomas relacionados con elCOVID-19, fiebre de más de 37.5º, tos, mocos y dificultades para respirar. Las personas con síntomas no deberán ir a la guardia tradicional del hospital.

Tendrán que llevar lo esencial por si se determina su aislamiento, ya que hay muchas posibilidades de que el paciente sospechoso de coronavirus no regrese a su casa. De todas formas, una vez en aislamiento, podrán acercarle más pertenencias de forma segura.

Se recomienda no ir a los Centros de Salud, sin embargo allí también se harán las evaluaciones para detectar casos sospechosos. Al identificarlos se tomarán las medidas de aislamiento y se los trasladará a las UFU para poder tomar muestras y hacer un diagnóstico inicial.

En la UFU los pacientes serán recibidos por un orientador que comprueba que quienes ingresen al lugar lo hagan por síntomas de coronavirus. Luego entrarán a un consultorio donde se les evaluarán los signos vitales: frecuencia respiratoria, frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno a aire ambiental, tensión arterial y temperatura, y examen físico respiratorio.

Después de la primera evaluación, en caso de ser descartado como sospechoso, el paciente será derivado a una guardia tradicional. Si resulta un caso sospechoso, se le entregará un barbijo y pasará a ser atendido en un consultorio.

Allí se le realizarán los estudios específicos. Si los resultados indican que se trata de un caso sospechoso, será transferido a la Unidad de Aislamiento Transitorio (UAT), sino será derivado a una guardia tradicional.

En la UAT el paciente esperará a ser trasladado según su caso: si es leve se lo derivará a uno de los hoteles asignados para transitar la cuarentena, si es moderado a la sala de piso de un hospital, y si es grave a una Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI).


 

El Municipio de San Isidro lanzó la plataforma de comercios locales, una red para que cada negocio, sin costo alguno, pueda informar a los vecinos datos de contacto, ubicación, medios de pago y modalidad de entrega de la mercadería.

Se trata de una iniciativa que busca afianzar y estrechar los lazos dentro de la comunidad, para ayudar a que los comerciantes mantengan su actividad y que los vecinos puedan cumplir el aislamiento obligatorio y realizar sus compras de manera más rápida y sencilla.

Para ser parte de la plataforma, los comercios deben seguir los siguientes pasos:

1) Ingresar a: http://comercios.sanisidro.gov.ar/

2) Hacer click en: SUMÁ TU COMERCIO

3) Completar el formulario.

4) Los datos serán revisados por moderadores y, en caso de estar todo correcto, ya estará participando de la red.

Links:

[1]

https://lt.mydplr.com/96d3f9e0bf3a247b9bfa2d0c77113d77-3ba84cda81883f232b07ce3ec98cb551

[2]

https://lt.mydplr.com/c6656d7cf7801bc27f70f4b525538b94-3ba84cda81883f232b07ce3ec98cb551

[3]

https://lt.mydplr.com/9b0f11c6c46ec900d93f63efaff927f0-3ba84cda81883f232b07ce3ec98cb551

[4]
https://lt.mydplr.com/f3ea5854d5fc5fbf5a99cb7de89c8886-3ba84cda81883f232b07ce3ec98cb551

[5]

https://un.mydplr.com/6d144d4c9f55446c9f961d9eadd19f37-3ba84cda81883f232b07ce3ec98cb551-842b1979187904f5


El Banco Ciudad, cumpliendo con lo estipulado por la Comunicación A6958 del Banco Central de la República Argentina, abrirá sus sucursales desde el lunes 13 hasta el viernes 17 de abril, extendiendo en 2 horas su horario habitual, para la atención exclusiva de las personas que hayan solicitado un turno previamente por la web del Banco Ciudad y sólo para trámites que no sean operaciones por caja.

 

 

El gobierno porteño volvió a recomendar el uso de barbijos porque la circulación comunitaria en la ciudad empezó a subir.

El jefe de gobierno porteño lo dio por sentado en la conferencia de prensa que dio esta mañana: " Está probado que dos de cada tres personas que se contagian de Covid-19 no tienen síntomas", sostuvo Horacio Rodríguez Larreta.

Pero, ¿de dónde surge ese dato epidemiológico que sirve para definir cómo tratar de disminuir la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en la comunidad?

Según se precisó a LA NACION tras la conferencia de prensa, se trata del resultado de las pruebas diagnósticas a los repatriados en aislamiento en alguno de los 12 hoteles de la ciudad que se convirtieron en sitios de aislamiento preventivo.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: el minuto a minuto     

A más de 1000 de esos primeros residentes porteños se les hizo un hisopado entre el quinto y el séptimo día. Todos habían estado expuestos al virus en el exterior y no habían tenido contacto social después de llegar al país.

Las pruebas indicaron que el 4-5% había regresado de viaje con Covid-19. Pero el 70% no tenía síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria. Alrededor del 20% restante, tenía algún síntoma leve y en el 10%, los síntomas de la infección fueron más evidentes.

"Vimos que dos de cada tres no tenían síntomas", dijo Fernán Quirós, ministro de Salud porteño. "Por eso, es importante actuar como si se tuviera la enfermedad porque eso salva vidas", insistió en diálogo con LA NACION.

Usar barbijo o tapaboca

En esa línea, y ante la definición de que "la circulación comunitaria del virus está empezando a subir", el funcionario insistió en el uso de un tapaboca o barbijo casero para salir a la calle o estar en contacto con los adultos mayores o personas con algún problema de salud que las haga más vulnerables a sufrir complicaciones si contraen Covid-19.

"En este momento, con esta información, es fundamental el rastreo de los casos asintomáticos y el uso del tapaboca para disminuir la contagiosidad -sostuvo Quirós-. Aún no está claro cuál es exactamente el grado de contagiosidad, pero sí sabemos que el porcentaje de enfermos en la población es mayor que el que identificamos con los síntomas."

El gobierno porteño informó, además, que está adquiriendo pruebas para testear frecuentemente al personal de la salud y el personal policial de la jurisdicción, entre otros grupos considerados de riesgo y con una tarea esencial durante la pandemia.

Ayer, desde la cuenta oficial de Casa Rosada en Twitter, se recomendó el uso social del barbijo y se difundieron recomendaciones para elaborarlo, utilizarlo adecuadamente y limpiarlo, que se pueden consultar aquí

Se sugiere emplear para su confección rectángulos de tela de algodón de 26 por 16 centímetros y dos piezas elásticas (gomas, cuerdas, tiras de tela o cintas para el cabello) de 15 centímetros.

Mediante el plegado de las telas y la costura de las distintas piezas se logra una máscara casera. Es importante, se explica, que se ajusten bien pero cómodamente contra el puente nasal y el costado de la cara, y permitan la respiración sin restricciones. También, que se puedan lavar y secar a máquina sin daños o sin modificar su forma.

Fabiola Czubaj

 

En la primera sesión durante la pandemia, el oficialismo logró el apoyo de toda la oposición, salvo la izquierda.

La Legislatura aprobó un endeudamiento de 150 millones de dólares para la Ciudad con el apoyo de todos los partidos salvo la izquierda. Los diputados capitalinos sesionaron en un salón especialmente acondicionado para que pudieran mantener la distancia social.

Además de la emisión de bonos el parlamento capitalino ratificó cuatro DNU del jefe de gobierno que fueron dictados en medio de la cuarentena y que dispusieron restricciones de circulación, sanciones a infractores y otras medidas transitorias.

Alberto toma al plan de la Ciudad para los ancianos y consolida el eje con Larreta

El titular de la Comisión de finanzas, Claudio Romero, aseguró que los recursos obtenidos se aplicarán de manera "exclusiva" a las inversiones en salud por la pandemia.

Cuando Romero dejó el estrado desde donde se dirigió al resto de los diputados, personal de limpieza legislativo desinfectó el mueble y cambió el micrófono, envuelto dentro de una bolsa de nylon. La ceremonia se repitió durante toda la sesión.

Maria Rosa Muíños, del Frente de Todos, reclamó una comisión especial para controlar en la utilización del dinero del endeudamiento y además resignar presupuesto para combatir la pandemia. Pero también puso énfasis en la epidemia de dengue que ya generó más de 2 mil casos, la mayoría sin antecedentes de viaje.

Desde el radicalismo Patricia Vischi pidió que una vez que termine la epidemia se reconsidere la ley de profesionales de la salud para incluir a los enfermeros. "Hace varias semanas que no sesionamos, no sé por qué no sesionamos. ¿quién dice que no hay nada para legislar? Podemos no estar de acuerdo en todo pero tenemos cosas para discutir", dijo su compañero de bloque Leandro Halperín.

"Hay un estado que te dice que te laves las manos y no da agua potable en las villas", se quejó Gabriel Solano (PO), que también apuntó contra el "chantaje de la clase capitalista al pueblo argentino" ante la amenaza de no pagar los sueldos si no se levantaba la cuarentena.

Myriam Bregman, del PTS, criticó el contenido de las viandas que reparte la Ciudad. "¿Cómo puede ser que manden saquitos de té solo para que los chicos tomen los días hábiles? ¿El resto de los días no pueden tomar té?", se preguntó.


Página 41 de 49

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…