Viernes, 06 Agosto 2021 09:11

Del Ahora Alfonsín al Ahora 30 - Por Mauricio Maronna

Escrito por

Hace casi 40 años se creía que la política daría respuestas a las necesidades. Ahora, la única salida para la clase media parece la cuotificación

Del Ahora Alfonsín, con el que se inició la democracia en 1983, al Ahora 30 como bala de plata para ganar las elecciones. La descripción perfecta, empírica, del fracaso de la política a la hora de resolverle los problemas a la gente, esa frase encantadora que nunca se cumple en la realidad.

En Santa Fe pasa algo puntual con el éxito absoluto de Billetera Santa Fe, que superó las expectativas hasta del gobernador Omar Perotti. Directo al bolsillo es el mensaje habitual del peronismo en cualquiera de sus variantes. Con billetera y con vacunas, el Frente de Todos se despertó de su letargo y va en busca de aumentar su autoestima.

La emboscada

La oposición sigue mostrando sus flaquezas. A Facundo Manes sus socios del PRO lo recibieron como si fuera un enemigo: con minas escondidas y soterradas, tiro al pichón y lo que más sabe y mejor le sale al macrismo residual: la invasión de trolls. Cuando le pregunten sus nietos a Marcos Peña: “¿Qué hiciste tú en la política como jefe de Gabinete, abuelo?”00. Peña podrá responder: “Ejércitos de trolls”.

Además de esa interna con disparos a quemarropa en la provincia de Buenos Aires, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, amenazó con romper la coalición si sigue el maltrato. Para evitar las acciones bélicas de campaña, elaboran un código de convivencia que genera más risa que los mohines desangelados de María Eugenia Vidal, la ex gobernadora bonaerense que no puede volver a pisar ese terruño de lo mal que administró.

Esa guerra de egos en Juntos por el Cambio le sube un poco el precio al oficialismo, que transita por un mal gobierno de Alberto Fernández. En vez de haber foco en el desorden de la gestión, la oposición de JxC le apunta a las madrugadas en Olivos, y a las presuntas acompañantes del presidente, como un revival de los 90, cuando Carlos Menem oficiaba de anfitrión.

En Santa Fe, la realidad está más picante, hasta huele a gas picante. Vayan a explicarle a un analista nórdico cómo es que la indómita Cristina Kirchner termina apoyando a un gobernador “conservador”, como lo cataloga el cenáculo kirchnerista, frente a un dirigente que es más kirchnerista que el kirchnerismo, como Agustín Rossi. A veces parece que el Día de la Lealtad fue instaurado por los peronistas porque el resto del calendario se viven traicionando.

Las primarias del peronismo santafesino son las más subyugantes del país. A todos les dan ganas de votar ahí. Hasta el propio gobernador no tuvo empacho en poner las fotos made in Agulla del 2019 (las de “orden y paz”) para posar junto a sus candidatos. Cómo no va a poner la foto el titular de la Casa Gris si, además, es candidato suplente.

La jugada de Perotti es peligrosísima para el futuro del peronismo pero también de las instituciones. ¿Qué pasaría con su autoridad si pierde? Otra que un pato rengo... Si gana las primarias no habrá demasiado margen para esa frase que aparece en la primera página del manual de la política: el que triunfa conduce y el que pierde acompaña. “Eso es lo grave, el que pierde no va a acompañar. Demasiadas cosas graves han pasado”, le dijo ayer a La Capital una de las figuras de la marquesina política provincial.

En el Frente Amplio Progresista también habrá una compulsa que tendrá su interés. El socialismo lifschizta se juega su continuidad en los primeros planos contra una fórmula lucubrada por el intendente Pablo Javkin, quien salió a hacer campaña por Rubén Giustiniani hasta en el punto norte de la provincia.

Buscando concejales

Las elecciones a concejal en Rosario están subordinadas al estrépito de las nacionales, pero tienen su importancia. El intendente necesita un triunfo de su lista para ganar músculo en el Concejo Municipal y no depender de acuerdos un tanto estrafalarios. JxC deberá consolidarse como oposición tras la muy mala performance en 2019.

Hay que recordar que, tras el triunfo en las intermedias pasadas, se creía que el macrista López Molina sería el futuro intendente, pero tuvo una mala actuación en 2019. Buena parte de sus votos se fueron hacia Javkin. Estas primarias servirán para testear cómo están los animus en el plantel amarillo.

Juntos por el Cambio vive un momento intenso. Cada uno de los protagonistas dice que ganará las elecciones y, de hecho, están todos muy parejos en esa grilla. Deberían aggiornar un poco ese leit motiv de “todos contra Cristina”. La sociedad espera que narren su plan para ejercer influencia en beneficio de La Invencible.

Si es que la sociedad espera algo, entre la depresión de la realidad que importa y el ruido ensordecedor de la campaña. A casi 40 años del Ahora Alfonsín, que era el renacer de la política, se llegó a la promesa del Ahora 30.

La cuotificación de una democracia que no pudo dar de comer, educar y sanar.

Mauricio Maronna
Twitter: @MauricioMaronna

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…