Política

Nadie sabe con certeza con quiénes Fernández contará para iniciar el nuevo derrotero, ni con qué decisión y fortaleza lo encarará; los antecedentes no alimentan el optimismo

El Gobierno, a punto de perder en las elecciones del 14 de noviembre, hace cuentas en Diputados y el Senado.

En Casa Rosada dan por perdida la elección, pero intentan mirar hacia adelante y afirman que Cristina Kirchner no va a tirar de la cuerda. Señales que alarman en el arco peronista.

El Presidente afirmó en una grabación que Córdoba es "tierra hostil" y que tiene la "necesidad de siempre parecer algo distinto". ¿Qué hay detrás de esas expresiones?

A pesar de cepos y controles, la inflación es incontenible, la presión cambiaria no cede y la política no ayuda. El oficialismo al borde de la ruptura y la oposición fragmentada.

Por primera vez desde 2007, Cristina Kirchner no participará del tramo decisivo de los preparativos de las elecciones

Disconforme con la gestión de Alberto Fernández, la vice dedicó el año electoral a sus causas. Logró dos sobreseimientos, evitando juicios, y reclama otro en una causa por lavado de dinero que involucra a sus hijos.

El país discute intensamente en estos días no tanto los resultados del próximo domingo, como lo que vaya a suceder el lunes: si la señora se radicaliza, si fuerza la salida de medio gabinete, si la crisis puede llevarla a renunciar, o a forzar la renuncia de Alberto, pequeñeces como esas. Pero ¿y si no pasa nada?

¿Cree realmente el Presidente que el país puede imponer un debate distinto sobre la deuda o es un intento desesperado ante una negociación que se está complicando?

La división formal del peronismo que puede precipitarse si pierde las elecciones del 14 de noviembre.

Página 6 de 197

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…