Política

Las mayores obligaciones siempre son del Gobierno, pero la oposición nunca está eximida de actuar con responsabilidad y sentido histórico y no mirando solo las demandas de la tribuna propia 

Temor por la paz social y el orden público. Juntos por el Cambio volvió a condicionar al Gobierno en el recinto.

Acusar a opositores, la Justicia y la prensa por incitar al odio no funciona. Por eso, habrá presión K contra la jueza Capuchetti, el fiscal Rívolo y la amenaza para frenar la causa Vialidad 

Hace tiempo que la vice da por perdida las elecciones 2023. Con una inflación sin control, el pedido de condena y el atentado, apuesta al caos. 

Cuando comenzaba a perder la batalla en Tribunales, Cristina Kirchner lanzó una furiosa contraofensiva que le permitió alinear al PJ y llenar la plaza para presionar a la Justicia. 

Con la llegada de Néstor Kirchner al gobierno se instaló una política que convirtió al adversario en un enemigo; la descalificación del otro fue una construcción constante durante casi 20 años de protagonismo 

El repudio al ataque contra Cristina fue unánime. Con marchas masivas. Pero el Gobierno se mostró sectario. Tratando de capitalizar para sí el episodio. La vice tiene una centralidad hegemónica. Se repuso el discurso público K contra los enemigos de siempre. 

Estalló un asombroso fenómeno desde que el fiscal Luciani alegó contra la corrupción de Cristina Fernández: se aceleró el proceso político de la Argentina hacia 2023. Casi una anticipación. Y se empezaron a borronear alternativas: adelantamiento electoral, eventual suspensión de las primarias (PASO). Pocos días después, ese cambiante escenario se trastornó con exagerada velocidad por el intento criminal contra la vicepresidenta, desatando un vértigo violento: la viuda de Kirchner pasó de culpable judicial a víctima de un magnicidio, estrella única de los titulares.

Arenas. Teorías y estrategias frente a la posible suspensión de las internas en 2023. Macri analiza el escenario de posibles adelantamientos, pero no se define respecto de su candidatura. Delegados de Schiaretti se reúnen con peronistas y radicales. La clave es la elección de Marcos Juárez el 11. Efectos potenciales del atentado a Cristina en el armado oficialista. 

El intento de asesinato contra Cristina Kirchner es, para el oficialismo, la prueba que faltaba de que sus enemigos “siembran odio”, así que el Gobierno y sus seguidores reaccionan con un odio justificado, que se tienen merecido. Pero no va a funcionar. 

Página 6 de 257

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…